martes, 11 diciembre 2018
00:07
, última actualización
Local

"Sevilla está empequeñecida y acatetada y hay que darle alas"

Ella dice que siempre hablará de cultura y no de política. Productora y directora de cine, esta vecina del Cerro del Águila lamenta el retroceso que ha vivido la ciudad en los últimos años. Su fórmula para ganar votos es simple: «calle, barrio y personas».

el 17 feb 2015 / 10:00 h.

TAGS:

16/02/2015JOSE LUIS MONTEROPilar TavoraPilar Távora tiene ante sí el guion más difícil de su carrera, aunque no imposible: llevar el PA de nuevo al Ayuntamiento, un partido que actualmente cuenta con 4.000 militantes y que busca (espera) resurgir en las próximas elecciones municipales tras unos años de ostracismo. —¿De número 2 del PA a cabeza visible, ¿qué la ha llevó a dar este paso? —Nunca he tenido pensamiento de estar dentro de la política militante, pero me llamaron en 2011 para participar en el proyecto de renovación del andalucismo. Acepté porque como dice García Lorca hay momentos de la sociedad en los que el artista tiene que saber reír y llorar con su pueblo. Quiero que la sociedad se transforme desde el andalucismo, por eso acudí y ahora lo hago como candidata a esta llamada. —¿Sigue teniendo sentido el andalucismo como oferta electoral en Sevilla? ¿Qué papel juega ahora? —Tenemos que ofrecer algo que no pueden dar ni los partidos nuevos ni de antes: una gestión municipal impecable –ahí están los datos– que llegó a convertir Sevilla en una ciudad internacional. El andalucismo aporta un mensaje, una forma de actuar y de ver Sevilla y Andalucía totalmente distinta. Tenemos conocimiento y experiencia de lo que necesita esta ciudad. Podemos aportar un modelo de ciudad distinto, a la altura de lo que corresponde a Sevilla. Porque últimamente es una ciudad que está absolutamente acatetada y empequeñecida, a la que hay que darle alas y mostrar al mundo su grandeza. Yeso lo sabemos hacer los andalucistas. Conocemos las raíces de la ciudad, que son los barrios. Y no podemos tener una Sevilla de postal en el Centro y tercermundista en los barrios. —¿Cómo piensa el PA no solo hacerse oír sino, aún más, superar tanta oferta como hay ahora de partidos nuevos y antiguos? —A través de calle, calle, calle; barrio, barrio, barrio; y persona, persona, persona. Hay que sentir la calle aunque se llegue a menos personas. No importa, quiero que nuestros votos sean de calidad. Que cada militante se convierta en altavoz. Luego también están las redes sociales, que son muy libres. Sobre la oferta de partidos, no creo que sea tan variada. Lo que es variado son las siglas, no el contenido. Pido a la gente que sea responsable y vote por programa. —¿Cuál es el suyo? —El programa, que se está elaborando poco a poco con reuniones con distintos colectivos, trabaja por una ciudad equilibrada, dinámica, cultural, que proyecte lo que es Sevilla. Que se mire en su cultura y se conozca a la gente creadora de aquí mejor que a un catalán. Donde no existan desequilibros entre Torreblanca y Los Remedios. Con alternativas de ocio para los jóvenes, respetando la tranquilidad de los vecinos y con un buen plan de movilidad. Hay que insistir en la red de Metro, en la limpieza y la seguridad. Hay que barrer también en los barrios, destruyendo toda la tela de araña que han tejido los partidos políticos en los barrios para dejarlos limpios de intereses políticos. Hay que transformar desde abajo, colaborando todos. —En los barrios se juega mucho, ¿qué modelo tiene previsto para ellos? —Ya lo he dicho. Son las raíces de la ciudad. Cada uno tiene sus propias necesidades. Estamos recopilando todas para buscarles una solución. Por ejemplo, Los Bermejales quiere el campo de golf, El Cerro un parking junto a la plaza de abastos y el centro vecinal de Parque Estoril. Torreblanca tiene problemas en el ambulatorio y San Jerónimo reclama un centro vecinal y que se pinten las paredes de su sede... Pero además queremos que los barrios se interrelacionen y que los centros cívicos se abran los fines de semana. —Recientemente la vimos barriendo los Jardines del Guadalquivir en una visita... —Como siempre digo, hay que remangarse y entrar en el Ayuntamiento con la escoba. Que hay que barrer muchas cosas y construir desde lo limpio. —¿Qué meta se ha puesto el PA en las elecciones municipales del 24 de mayo? —Nuestras aspiraciones son las máximas como puede tener cualquier partido, pero somos realistas y sabemos que lo importante ahora es tener representación en el Ayuntamiento. Que Sevilla vuelva a recuperar el andalucismo que siempre tuvo y que tan bien le sienta. Lo importante no es pactar ni negociar sillones. Si te sientas en un sillón engordas y hay que salir a la calle. Desde la oposición se puede hacer un papel excelente. —En el caso de que llegara a al Alcaldía, ¿cuál sería su primera medida? —Nuestra prioridad se llama gente. Son los casi 90.000 parados, los que comen en comedores públicos, los que están al borde del desahucio. Si hay que tirarle de la oreja a los bancos, se le tira. Hay que ayudar a los autónomos, empresarios y pymes.

  • 1