martes, 19 febrero 2019
07:46
, última actualización
Local

Sevilla Este estrena comisaría

El ministro Rubalcaba inaugura en la avenida Emilio Lemos unas modernas dependencias de 3.200 metros con oficinas para expedir DNI y pasaportes.

el 30 jun 2010 / 18:55 h.

TAGS:

El ministro pregunta por la tramitación del DNI y los pasaportes.

Una comisaría moderna, acabada con amplias fachadas de cemento pintado de blanco y láminas de cristal de espejo -de aire similar a la del distrito Centro, la más nueva de Sevilla- y con una extensión de 3.178 metros cuadrados construidos fue inaugurada ayer por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y por el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, representantes de las dos administraciones que han colaborado para construir esta sede.

Como ambos recordaron ayer, las competencias sobre las infraestructuras de la Policía Nacional son propias del Estado, pero sus beneficios repercuten tan directamente sobre los ciudadanos que el alcalde decidió firmar en 2005 un acuerdo con el ministerio para cofinanciar cinco comisarías, en las que el Ayuntamiento aportaba el suelo. La del distrito Este, que tendría que haberse abierto en 2006, es la primera de las cinco. Otras tres están ya en marcha en Macarena, Polígono Sur y Nervión, como también le recordó el alcalde al ministro.

Las nuevas dependencias, que sustituyen a las obsoletas de Torreblanca, están construidas en el cruce de las calles Medicos Mundi y Emilio Lemos, sobre un solar de 5.000 metros cuadrados, han costado unos cuatro millones de euros y en ellas trabajarán 69 policías. Atenderán al distrito Este-Alcosa-Torreblanca, donde viven más de 210.000 vecinos, ya que en los dos últimos años la zona ha visto crecer su población un 25%.

La sede cuenta con un servicio de expedición de DNI y pasaportes que durante este verano asumirá citas ya concedidas en otras comisarías, pero que en septiembre se integrará en el sistema de citas previas implantado ya en todos los equipos de expedición de documentos. También tiene salones de formación y calabozos, con los que hasta ahora no contaba ninguna comisaría de distrito salvo la de Centro. Gracias a eso los detenidos no tendrán que ser trasladados hasta la Jefatura de Blas Infante, como hasta ahora. También tiene espacio para los patrulleros, un aparcamiento del que carecía la vieja sede de Torreblanca, lo que obligaba a los policías a llevar los coches hasta Los Remedios al inicio y al final de cada turno.

El ministro participó en la entrega de diplomas a los policías jubilados este año, y fue crítico con la propia política del Estado hacia sus trabajadores, "acogedora cuando llegas pero fría cuando te vas". Para cambiarlo, Rubalcaba quiere que se institucionalice este tipo de reconocimientos, y ayer los entregó él mismo a los agentes acompañado por altos cargos del ministerio y por el delegado del Gobierno en Andalucía y el subdelegado en Sevilla, Juan José López Garzón y Faustino Valdés.

El ministro destacó el "abnegado servicio público" que prestan los policías y alabó esta nueva hornada de comisarías "modernas y luminosas, en las que los ciudadanos entran confiados", lo que "responde a lo que la Constitución quiso que fuera nuestra Policía". De paso, felicitó a las activas asociaciones de vecinos de la zona, que tanto han peleado por esta comisaría.

El presidente de la federación de entidades de Sevilla Este, Fase, José Guerrero, recordó ayer "el trabajo que costó" lograr el compromiso de que se construyera esta comisaría y lo encima que han estado del proyecto, y se congratuló de que "se nos haya escuchado". Tras visitar las instalaciones, se alegró de saber que se podrán expedir DNI y pasaportes en el barrio, sin tener que desplazarse a otras comisarías, y que los patrulleros dormirán en el recinto.

Protestas. No tan contento se mostró un grupo de policías de la Confederación Española de Policía (CEP) y la Unión Federal (UFP), que aguardaron la llegada del ministro apostados a las puertas de la nueva sede, con pancartas contra el recorte salarial que el ministerio aplicará a las fuerzas de seguridad, en los que podían leerse frases como "No a los recortes" o "Libertad sindical. Con nuestro dinero no se juega".

  • 1