Deportes

Sevilla FC: protagonista con y sin el balón en su poder

Unai Emery insiste en aprovechar la posesión, aunque el Sevilla ha sumado más puntos cuando no la tuvo.

el 07 ene 2014 / 22:48 h.

Celebración del segundo gol del Sevilla. / Paco Puentes (EFE) Emery abraza a Rakitic, su cerebro, tras un gol. (P. Puentes / Efe) El pasado 22 de diciembre, en el inicio del parón liguero, Unai Emery empleó su página web para lanzar un mensaje que sus jugadores saben más que de sobra: “Los resultados están dando confianza, pero necesitamos dar más y mejorar aspectos del juego en los que hemos bajado el nivel;  sobre todo, en lo que se refiere a la posesión. Debemos combinar más para poder defendernos desde la posesión del balón, y en casa es donde nos falta recuperar ese dominio generando juego. Hay jugadores lesionados que cuando estén disponibles podrán aportar mucho en ese sentido”. Dicho y hecho: ante el Getafe, el Sevilla recuperó ese control que el técnico reclamaba a sus pupilos. “Buscábamos una mejoría en casa desde el protagonismo con el balón y lo hemos encontrado sin perder el equilibrio defensivo de los últimos partidos. Hemos dado un paso importante, no sólo por el resultado, sino también por cómo lo hemos logrado”, decía  Emery tras el triunfo logrado este pasado domingo por 3-0 y con una gran superioridad. Ser dueños de la pelota ha sido siempre uno de los grandes objetivos del técnico de Hondarribia. Pero una cosa es defender esa idea e incorporar jugadores específicos que ayuden a conseguirlo y otra muy distinta es verla plasmada sobre el césped. Prueba de ello es que en más de la mitad de los partidos de Liga disputados hasta la fecha el Sevilla tuvo menos posesión que sus rivales. Concretamente, en 10 de los 18 encuentros, aunque esto –números hablan– no significa necesariamente perder. De hecho, el equipo de Emery  ha sumado más puntos (15) en los 10 partidos en los que su adversario tuvo más tiempo la pelota en su poder que en los 8 en los que se impuso en el capítulo de la posesión (14 puntos). Cuatro victorias (Rayo, Espanyol, Granada y Villarreal), tres empates (Real Sociedad, Valladolid y Athletic) y tres derrotas (Barcelona, Valencia y Real Madrid) es el bagaje nervionense en los partidos en los que perdió el pulso por la posesión. Lo que a Emery le preocupa, y con razón, es que eso ocurriese ante rivales de inferior potencial. No obstante, la progresiva mejoría en defensa y el potencial ofensivo han hecho que, teniendo menos tiempo la pelota que sus rivales, el Sevilla haya sumado muchos puntos, como ocurrió en las tres jornadas previas al partido contra el Getafe. TOCÓ ESPERAR. Hubo que esperar hasta la octava jornada (Almería, 2-1) para asistir a la primera victoria del Sevilla en un encuentro con porcentaje de posesión favorable. Luego llegarían los triunfos sobre Osasuna, Betis y Getafe, tras haber cedido dos empates (Levante y Málaga) y dos derrotas (Atlético y Celta) previamente. En el Sánchez-Pizjuán, el Sevilla tuvo más posesión que sus rivales en siete de los nueve partidos disputados.

  • 1