Deportes

Sevilla FC: un proyecto pendiente de sus pilares

Amarrar a futbolistas como Rakitic, Fazio, Alberto Moreno, Bacca, Gameiro o Mbia es el gran objetivo... y el gran reto.

el 21 may 2014 / 00:32 h.

Unai Emery charla con Monchi durante un entrenamiento. Toca prepararse de nuevo (Íñigo Hidalgo) Unai Emery charla con Monchi durante un entrenamiento. Toca prepararse de nuevo (Íñigo Hidalgo) La temporada 2013/14 ha pasado a la historia del Sevilla por ser una de las más brillantes. Conquistar la Europa League es un gran éxito al que hay que añadir el quinto puesto en Liga, donde el equipo de Unai Emery luchó casi hasta el final por una plaza en la Champions. Todo ello se ha conseguido gracias al esfuerzo y al buen trabajo de los distintos estamentos del club y con un plantel que ha demostrado su potencial. Dentro de éste, lógicamente, hay futbolistas que han brillado por encima de otros. Una circunstancia que, como no podía ser de otra forma, los catapulta al mercado. Es el caso de Rakitic, Fazio, Alberto Moreno, Bacca, Gameiro oMbia, aunque no se puede olvidar a Vitolo, Reyes, Beto... Todos ellos tienen contrato en vigor –a excepción del camerunés, cedido– pero el reto es conseguir que continúen a las órdenes de Emery. «No debe darnos miedo otra revolución en la plantilla», avisó el técnico días atrás. RAKITIC, EL GRAN ÍDOLO Capitán del Sevilla, ha firmado su mejor campaña desde que es profesional. Marcar 15 goles y repartir 19 asistencias no está al alcance de muchos jugadores y refleja su excepcional rendimiento. A sus 26 años, Rakitic está en boca de todos. Monchi aseguró el pasado lunes que cuenta con él, aunque el internacional croata no ha rubricado la ampliación de contrato acordada verbalmente con el club meses atrás. La irrupción de equipos como Atlético o Real Madrid –y muy especialmente éste último– ha frenado la firma de dicho acuerdo. Rakitic tiene contrato hasta 2015 y, por tanto, puede marcharse sin dejar un solo euro cuando finalice la temporada que le resta por cumplir. Tiene la sartén por el mango. La cuestión no es ya si dejará dinero sino si el equipo dispondrá de su cerebro en el césped, con lo que eso conlleva. FAZIO: DE REPENTE, UN LÍDER El suyo no fue un camino fácil. Entre lesiones y rendimiento, alternó momentos buenos y malos hasta esta temporada. Hoy en día, el argentino es el líder de la defensa. Su campaña ha sido espectacular y, cuando menos, merecía una llamada de su seleccionador. Tal como ocurre con Rakitic, Fazio es un futbolista codiciado cuya situación contractual también facilita su posible marcha. Y es que, pese a que renovó el pasado verano hasta junio de 2018, su cláusula de rescisión fue rebajada hasta los 10 millones de euros. Una cantidad al alcance de cualquier pretendientes. Uno de ellos es el Barcelona, que le tiene entre sus opciones para la zaga. ALBERTO, PRESENTE Y FUTURO A sus 21 años, está a la espera de la llamada de Vicente del Bosque para ver si disputa el Mundial con la actual campeona. Con este dato está todo dicho. Alberto va camino de ser un futbolista importante, aunque su aportación al Sevilla ya lo es, y esto le ha permitido dar el salto a la selección absoluta. El pasado mes de octubre amplió contrato hasta 2018, con una cláusula de rescisión de 30 millones. Pese a ello, muchos clubes andan tras sus pasos. Nápoles y Real Madrid, entre ellos. BACCA, LLEGAR Y DESPUNTAR Era una de las claves: saber si Bacca podría ayudar a paliar la marcha de Negredo. Pero Bacca, sencillamente, se ha salido. Sus 21 goles hablan por sí solos. No necesitó tiempo de adaptación para convencer. Al Sevilla le costó 7 millones, pero ha pasado a valer más del doble en menos de un año. Próximamente disputará el Mundial. El problema para sus pretendientes es que saben que, con 27 años, seguramente no recuperarían la amortización de su fichaje con una venta posterior. GAMEIRO SE REIVINDICA Parecía que no estaba al nivel de Bacca, pero el francés ha despedido el curso con los mismos goles (21) que su compañero. Dando la sensación a menudo de que podría rendir aún más, Gameiro ha recuperado el nivel que lo convirtió en un futbolista deseado por grandes clubes. Gran año el suyo también. MBIA, BASTIÓN Y ESPÍRITU Se habló incluso de que estaba quitándose de cartel para llegar bien al Mundial, pero el camerunés, una vez superados sus problemas físicos, se convirtió en pieza absolutamente clave para el equipo. Oficio, goles, implicación... Emery le tiene como uno de sus bastiones. El Sevilla se reservó una opción de compra por 4 millones. Mbia tiene contrato con el QPR hasta 2015 y su continuidad sería una garantía.

  • 1