viernes, 16 noviembre 2018
21:03
, última actualización
Local

Sevilla gana una nueva final de la Copa Davis

Valencia no cumplió con los requisitos exigidos y el Estadio de la Cartuja revivirá el sueño de 2004.

el 05 oct 2011 / 14:00 h.

TAGS:

Como Barcelona (2000 y 2009), Sevilla acogerá una segunda final de la Copa Davis, uno de los mayores eventos deportivos que se celebran a nivel mundial, con un impacto económico, según datos de la Federación Internacional de Tenis (ITF) de 30 millones de dólares para la ciudad sede.

Como en 2004, el Estadio de La Cartuja (2 al 4 de diciembre) se convertirá en la pista con el mayor aforo de cuantas existen para el gran duelo entre España y Argentina , puesto que el proyecto que presentó la capital hispalense prevé capacidad para acoger a 25.540 espectadores, una de las grandes bazas de la candidatura que presentó el Ayuntamiento de Sevilla.

La Federación Española de Tenis propuso ayer a la ITF a Sevilla como sede de la final, la octava que va a disputar la selección española en su historia en busca de su quinta Ensaladera de Plata. No hubo lugar a la votación, prevista para mañana, de la junta directiva que preside el sevillano José Luis Escañuela, por cuanto la candidatura de Valencia, que competía con la de Sevilla, no fue admitida como tal al no cumplir con todos los requisitos exigidos. “El proyecto presentado y avalado por el Ayuntamiento de Sevilla, y con el visto bueno de la Federación Andaluza de Tenis, es el único que se ha recibido en la sede de la Real Federación Española de Tenis cumpliendo con los requisitos establecidos para la organización de dicha final. Al ser el único proyecto que cumple con dichos requisitos, la propuesta de Sevilla ha sido elegida automáticamente como sede a proponer a la ITF para la disputa de la final”, rezaba el comunicado hecho público  por la RFET a primera hora de la tarde de ayer.

El proyecto de Valencia surgió por iniciativa de la federación territorial de aquella comunidad y presidida por José Emilio Cervera, que además es vicepresidente de la RFET, que dentro de las condiciones para optar a ser sede, como es habitual para todas las eliminatorias, apunta la obligatoriedad de que los proyectos estén avalados por instituciones públicas, para un evento, que, aunque está muy lejos de los costes extraordinarios de otras muchas competiciones deportivas de primer nivel, necesita de una inversión de algo más de 2 millones de euros.

Cervera admitió a la Agencia EFE que la RFET le comunicó el martes que las garantías presentadas por la candidatura de Valencia no eran suficientes y que les concedió una prórroga hasta el mediodía del miércoles para que pudiesen corresponder con los requisitos, circunstancia que no sucedió. Desde la Generalitat Valenciana señalaron también a Efe que querían que Valencia albergara la final “pero no a cualquier precio”, interpretando que del pliego de condiciones no se deriva la obligación de avalar un proyecto que no presentó la Generalitat sino la Federación Valenciana, que como tal no puede dar unas garantías económicas. Cervera cursó ayer un escrito a la RFET para recurrir la  inadmisión de la candidatura de Valencia, aunque la Federación Internacional ya tiene la propuesta de Sevilla, trasladada por la RFET, para ser declarada sede oficial de la final, algo que ocurrirá en los próximos días.

El estadio. El dossier que presentó Juan Ignacio Zoido, alcalde de Sevilla, en la Federación Andaluza de Tenis plantea, en lo que se refiere a la pista, un plan prácticamente igual al de la final de 2004, que sigue siendo la de mayor audiencia y la que más espectadores acogió en directo (27.000) de toda la historia de la Copa Davis. Aquel proyecto fue una idea de Escañuela, entonces presidente de la Andaluza y hoy día de la Federación Española.  El rectángulo de tierra batida se ubicará en el gol norte del Estadio de La Cartuja, cuya gradería, ya cubierta, acogerá a la mayor parte de los espectadores (se deberá, instalar una grada efímera de fondo para 7.000 espectadores y dos laterales de 1.600 cada una)  y necesitará de la construcción, como entonces y sobre pilares, de una cubierta para cumplir con el reglamento de la ITF, para evitar la incidencia de la lluvia. Según el dossier se cubrirán 5.000 metros cuadrados (la pista central y las tres gradas efímeras) y del montaje se ocupará la firma Layher. Además,  junto a la pista central se construirán dos pistas de tierra batida (descubiertas), también obligatorias, para los entrenamientos.

Según anunció el Ayuntamiento de Sevilla, a diferencia del plan de 2004, en esta ocasión el Consistorio alquilará en vez de comprar la cubierta, que a posteriori fue objeto de gran polémica por el robo de gran parte de la estructura depositada en unos terrenos municipales, cuando, en principio, iba a ser reutilizada para cubrir un pabellón. Según fuentes municipales, el coste será, en esta ocasión, de unos 400.000 euros, frente a los 1,2 millones de 2004, por lo que, según figura en el dossier, el coste estimado de toda la inversión será de aproximadamente 2,5 millones de euros. En el equipo español que el capitán Albert Costa seleccione para afrontar la final ante Argentina, presumiblemente, estará uno de los integrantes del cuarteto que levantó la Ensaladera en La Cartuja en 2004, Rafael Nadal, protagonista junto a Carlos Moyá, Robredo y Juan Carlos Ferrero.

 


  • 1