Local

Sevilla Global reclama 574.000 euros en "daños" a su ex gerente

La Fiscalía pide la declaración como testigo del ex delegado Jon Ander Sánchez

el 25 ene 2011 / 20:45 h.

TAGS:

El ex delegado Jon Ander el día que dimitió, acompañado del ex gerente de Sevilla Global.
Desde septiembre de 2010, el Juzgado de Instrucción número 15 de Sevilla tiene abierta una investigación por la querella criminal interpuesta por los actuales gestores de la sociedad municipal, Sevilla Global, dependiente de la Delegación de Empleo, contra el ex gerente José Ramírez. Se le acusa de "administración desleal" por adoptar "una modificación de la situación laboral de la plantilla de la empresa" que hizo indefinidas a 34 personas y ascendió de categoría laboral a otros 18 días antes de que se formalizara su cese.

En el marco de este proceso ya ha pasado por el Juzgado el propio Ramírez, que declaró como imputado el pasado día 4 de noviembre, y están citados miembros del comité de empresa y trabajadores. La Fiscalía ya ha solicitado, además, que la Policía Judicial identifique a las personas que ocupaban los cargos de delegado de Economía y Empleo -Jon Ander Sánchez- y de coordinador general de Empleo -Ana Vignerón- para que acudan a declarar como testigos; así como que se identifique al entonces jefe de Recursos Humanos. En su auto advierte de que quiere aclarar "si es cierto que estaban al corriente de las modificaciones laborales" como se puede inferir de la declaración en el Juzgado del ex gerente: "El jefe de Recursos Humanos lo sabía porque colaboró en la elaboración del documento (...) El declarante se asesoró [en alusión a Ramírez] mediante consultas verbales con el delegado de Economía y la responsable de coordinación de la Delegación". Ramírez negó que esta operación tuviera coste alguno y señaló que se trató de cumplir "un compromiso adquirido" y no de "una venganza".

En juego, además de la posible comisión del delito que se le imputa al ex gerente, están las cantidades que ha desembolsado la empresa desde septiembre de 2009 con diferentes medidas, que en muchos casos han acabado en el Juzgado. En total, según un informe del 3 de noviembre, se han abonado 574.826 euros, el 14,5% del gasto de la sociedad en 2010.

Sevilla Global, que en su querella inicial aludió a reclamar 209.942 euros por responsabilidad civil al ex gerente, actualizó su informe de daños a finales de 2010. Y en él incluyó todos los gastos que se han podido producir durante este tiempo y que se vinculan a las últimas decisiones adoptadas por José Ramírez hasta alcanzar los 574.826 euros. En estas cantidades se incluyen desde los 20.700 euros que costó el cese del propio Ramírez hasta 66.834 euros para contratar una asesoría laboral interna.

Pero las cantidades más relevantes denunciadas en el informe de Sevilla Global derivan del proceso de conversión de los contratos en indefinidos que la empresa atribuye a una decisión "injustificable" con el objetivo de "perjudicar" a la sociedad adoptada cuando, según la querella de la Delegación de Empleo, Ramírez ya conocía que iba a ser cesado de forma inminente, y sin previa aprobación por parte del consejo de administración.

Según el informe, la subida de nivel, que duró entre septiembre y noviembre de 2009, costó a la empresa sólo 1.089 euros; pero la conversión en indefinidos de los contratos de los talleres prelaborales puede elevar los gastos en 160.506 euros. Para volver a la situación inicial, Sevilla Global inició por un lado un proceso de reversión de los contratos, y, por otro, de destituciones. Cesó a tres altos cargos. En total, 96.542 euros, a la espera de las dos sentencias que faltan. Sólo hay de momento una, la del ex jefe de Recursos Humanos, cuyo contrato se convirtió en indefinido y que ha sido readmitido con una sentencia ratificada por el TSJA.

No es la única sentencia contraria para Sevilla Global. Los siete trabajadores de los talleres de Zona Norte fueron cesados tras cerrarlos. Supuso 14.101 euros en indemnizaciones, pero en julio una sentencia ordenó la readmisión de todos como indefinidos aunque no hubiera talleres en marcha. La empresa calcula un coste de 215.058 euros.

La defensa de la gestión de Ramírez

Desde la defensa de José Ramírez, representado por el ex delegado Jon Ander Sánchez, se subrayó que el Juzgado ha solicitado "reserva" en la difusión de las actuaciones judiciales y que se iba a respetar. Al mismo tiempo, se incidió en que la querella "tiene poco sustento" para pedir responsabilidades a José Ramírez, cuya gestión "sólo ha sido beneficiosa para Sevilla Global". Desde la defensa se incide además en que las medidas adoptadas antes de su cese y denunciadas por la dirección de Sevilla Global "causaron un beneficio" a la sociedad municipal.

  • 1