Local

Sevilla hace piña por Mariluz

El dolor de la familia Cortés por la desaparición en Huelva de la pequeña Mariluz, de cinco años, después de 29 días sin pista alguna, se vio arropado en una manifestación en Sevilla, a la que acudieron 1.500 personas. Foto: Paco Cazalla.

el 15 sep 2009 / 00:00 h.

TAGS:

El dolor de la familia Cortés por la desaparición en Huelva de la pequeña Mariluz, de cinco años, después de 29 días sin pista alguna, se vio arropado y respaldado por los gritos de ánimo que entonaban las cerca de 1.500 personas -según fuentes policiales- que secundaron ayer la concentración que partió de la estación de Santa Justa para buscar por José Laguillo y la Ronda de Capuchinos el Parlamento andaluz, "símbolo de la unidad de toda Andalucía", afirmó el padre de la niña, Juan José Cortés, al inicio de la marcha.

La explanada delantera de la estación de trenes iba cobrando vida poco a poco. Los primeros en llegar fueron los familiares de la pequeña alrededor de las 16.00 horas. En cuestión de minutos, la parada de taxis se llenó de autobuses procedentes de las iglesias evangelistas de Cádiz, Málaga, Córdoba y Huelva, provincia que aportó el mayor número de asistentes.

La tarde, nublada, no abrió hasta las 17.20, momento que coincidió con el arranque de la marcha, encabezada por los padres, en todo momento respaldados por el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez; el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo; el delegado del Gobierno en Sevilla, Demetrio Pérez; y la delegada de Justicia en Sevilla de la Junta, María Amador. "Queremos mostrar que toda Sevilla y Andalucía entera se une en estos momentos tan difíciles para nosotros", aseguró el padre.

La madre, Irene Suárez, no se separó en ningún momento de una fotografía de Mariluz -donde aparece sonriendo- que ilustraba el cartel de cabecera con el lema Ayúdanos a encontrar a Mariluz. Los padres de la pequeña siguen dando ejemplo de templanza.

"Si querían hacernos daño desde luego que lo han conseguido. Mi marido y yo seguimos con la esperanza de que esté con vida. Es más, si no ha aparecido es porque está viva", sentenció llorando Irene. A los trabajos que están llevando a cabo las Fuerzas de Seguridad del Estado se unió desde ayer un grupo de detectives contratados por la familia que, según Cortés, "van a reforzar las investigaciones en una labor conjunta", declaró.

Cuando la cabecera de la marcha llegó a la altura del Colegio de la Trinidad, una multitud de personas ocupaban el carril en sentido hacia el Parlamento hasta el ambulatorio de María Auxiliadora. Los autobuses y coches que circulaban en la otra dirección frenaban para recoger carteles y folletos con la cara de la pequeña, dos teléfonos de contacto y una cuenta corriente para todo el que quiera colaborar con la familia en la búsqueda de Mariluz, y todo ello junto a los gritos -algunos de auténtica desesperación- que se entonaban al unísono: "¡No paren de buscarla!", "¡No estamos todos, falta Mariluz!", "¡José, Irene, la niña vuelve!". A las 18.30 horas la manifestación llegó al Parlamento de Andalucía donde Juan José Cortés agradeció el apoyo que están recibiendo. Tres minutos de silencio rotos por los gritos "Que vuelva Mariluz!" pusieron el broche final.

  • 1