Cultura

Sevilla, historia de un expolio

Existe un elevado porcentaje de obras expoliadas. Al calor de la reciente recuperación de un Murillo robado durante la ocupación napoleónica, la Fundación Focus inaugura el lunes la IV edición de su Escuela del Barroco bajo el título Expolios artísticos en Occidente.

el 14 sep 2009 / 20:16 h.

Dentro del incontable número de piezas sevillanas de altísimo valor artístico y patrimonial que se encuentra dispersa por el mundo, existe un elevado porcentaje de obras expoliadas. Al calor de la reciente recuperación de un Murillo robado durante la ocupación napoleónica, la Fundación Focus inaugura el lunes la IV edición de su Escuela del Barroco bajo el título Expolios artísticos en Occidente. El patrimonio sevillano irredento.

Sevilla, 1810. Las tropas napoleónicas atraviesan la ciudad arrasando todo lo que encuentran a su paso. Lo más codiciado, cómo no, el patrimonio artístico de la ciudad, en su mayoría, obras de arte del Barroco sevillano repartidas por conventos e iglesias del centro histórico. Uno de los principales protagonistas de este saqueo masivo fue el Mariscal Soult, quien traslada todas las pinturas de mérito de la ciudad al Real Alcázar -usado en esos años como almacén- para catalogarlas, realizar un inventario y, finalmente, proceder a su traslado fuera de España.

En este grupo de pinturas se encontraba la Santa Catalina de Murillo que decoraba el frontal de la iglesia sevillana del mismo nombre y que, desde hace un mes, la Fundación Focus ha rescatado de una colección privada en Inglaterra para su exposición permanente en Sevilla. Este hito patrimonial de devolver a la ciudad una obra "que nunca debió salir" sirve de punto de partida para la celebración de la IV edición de la Escuela del Barroco que organiza la Fundación Focus-Abengoa -junto a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo- en su sede del Hospital de los Venerables.

Bajo el epígrafe Expolios artísticos en Occidente. El patrimonio sevillano irredento, Focus inaugura el lunes un congreso -que se prolongará hasta el viernes- coordinado por Ignacio Cano, ex director del Museo de Bellas Artes de Sevilla, que contará con la presencia de nombres fundamentales en el panorama artístico internacional. Tal es el caso de Sarah Jackson, directora de investigación de la agencia inglesa The art lost register, especializada en la recuperación de obras de arte robadas, que centrará su ponencia en los bienes incautados a los judíos durante la II Guerra Mundial.

También enmarcará su conferencia en la Alemania nazi Inge Reist, directora del Centro de Colección Histórica de América. Gary Tinterow, del Museo de Arte Moderno de Nueva York (Moma), analizará la pintura española en Francia; mientras que el director adjunto de Conservación e Investigación del Museo del Prado, Gabriele Finaldi, hará lo propio con La obra de Murillo en torno a la figura de Justino Neve, quien fuera canónigo de la Catedral de Sevilla. La nómina la completa el catedrático de la Hispalense Enrique Valdivieso, que vertebrará su ponencia en torno a El Patrimonio expoliado en Sevilla, ejemplificado en el caso del Hospital de la Caridad.

"Los expolios artísticos pueden considerarse desde diversos puntos de vista que impliquen una apropiación ilícita o un daño sobre la obra cultura", explica el coordinador de las jornadas en una nota. Sin embargo, "solamente hemos querido tratar con mayor detenimiento algunos de ellos pertenecientes a la historia contemporánea europea, y que tienen en común una guerra internacional como escenario histórico y las apropiaciones a otras naciones de un modo traumático o violento".

Estos episodios son las campañas napoleónicas en Europa y la Alemania nazi. "Somos conscientes -añade Cano- de que esta elección deja sin tratar otras cuestiones de interés que deberían ser abordadas en otro foro. Ello, no obstante, nos permitirá tratar con más detenimiento los asuntos que afectan a la historia reciente de Europa por un lado, y a la internacionalización de la historia del arte en español, por otro".

  • 1