Local

Sevilla, la que más bicis ofrece a los ciudadanos, Córdoba la que menos y Madrid, la única que no tiene este servicio

CECU alerta sobre posibles cláusulas abusivas en la prestación de  alquiler de bicicletas a cargo de los ayuntamientos.

el 22 jun 2011 / 11:42 h.

TAGS:

La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) ha publicado un  informe sobre los servicios públicos de alquiler de bicicletas en  diez de las principales capitales españolas en el que se destaca que  Madrid es la única gran ciudad que no ofrece esta posibilidad a sus  ciudadanos y, del resto, Sevilla es la que tiene una mejor proporción  de bicicletas por habitante y Córdoba, la que menos.  

El informe analiza las condiciones de cada servicio municipal y  concluye que los precios oscilan entre la gratuidad y los 30 euros al  año, con "importantes diferencias en servicio, horarios y  condiciones" en función de las ciudades, donde se han encontrado  incluso "posibles cláusulas abusivas".  

Así, aunque todas las ciudades que tienen de este servicio  disponen de abonos anuales, cae a la mitad la cifra de las que  ofrecen abonos semanales y sólo son tres las que permiten contratar  un abono diario (Santander, Sevilla y Valencia). Una de las ciudades,  Zaragoza, tiene una modalidad de tres días.  

Los abonos anuales oscilan entre la gratuidad total de Córdoba y  Gijón hasta y los 30 euros al año que pide el Ayuntamiento de Coruña.  Los abonos semanales llegan a costar 10 euros. Por este importe, se  puede circular sin sobrecoste hasta un máximo de dos horas, en el  caso Coruña, Bilbao, Córdoba y Gijón; una hora en San Sebastián y  Santander y 30 minutos si se contrata en Sevilla, Valencia o  Zaragoza.  

En cuanto a disponibilidad, Barcelona es la ciudad española con  mayor implantación de este sistema al contemplar un total de 6.000  bicicletas y 420 puestos de recogida o entrega. Sin embargo, Sevilla  es la ciudad con mejor proporción de bicicletas por habitante, ya  que, con 2.900 cuenta con una por cada 242 habitantes, y Córdoba es  la que menos posibilidades ofrece en su servicio al poner a  disposición de los ciudadanos 35 bicicletas distribuidas en 4  puestos.

Por otra parte, sólo Santander, Sevilla y Valencia ofrecen un  servicio ininterrumpido 24 horas. Además, la mayoría de las ciudades  establecen fianzas de 150 euros con los que se responde en caso de no  devolver la bicicleta o por sus desperfectos y en lugares como  Sevilla o Valencia podrían comenzar a ofrecer, adicionalmente, un  seguro de responsabilidad frente a terceros.

En comparación con otros países, los precios son similares y el  servicio varía en función de la ciudad. Mientras que por 29 euros al  año, París ofrece 20.000 bicicletas y 1.800 puestos, en Bruselas hay  que pagar 30 euros por contar con 2.500 bicis y 180 puestos. Al otro  lado del Atlántico, Washington D.C. tiene precios algo más caros, 53  euros, disponiendo sólo 1.100 vehículos y 110 puestos.

POSIBLES ABUSOS

La organización alerta de "posibles cláusulas abusivas" detectadas  en algunos de los servicios analizados. Para CECU, "no es oportuno  que en alguno de los servicios el teléfono para notificar incidencias  sea un número 902 y no un número gratuito".

Además, señala que en buena parte de los contratos se hace al  usuario responsable total y único de los daños que se puedan causar  en la bicicleta, lo que puede plantear complicaciones cuando éstos se  han producido estando el vehículo aparcado correctamente, por la  dificultad de probar quién ha tenido la responsabilidad.  

En esta línea, advierte de que el usuario también es responsable  en muchos casos de sus daños y los que pueda producir a terceros en  caso de ser culpable de un accidente, por lo que CECU considera  "importante" contar con un seguro de responsabilidad que corra con  estas posibles incidencias.

CECU ha detectado también que en algunos ayuntamientos se imponen  "sanciones que son excesivas en relación a incumplimientos que pueden  considerarse de menor entidad", como cobrar la fianza por un uso  superior a las 24 horas, medida que no tiene en cuenta el nivel de  incumplimiento ya que, conforme recuerda la organización, "no es lo  mismo sobrepasar el plazo un minuto que seis horas".  

Por todo ello, la organización recomienda que los condicionados de  uso del servicio sean sencillos, claros, equitativos y transparentes;  que los municipios doten de carriles bici y lugares adecuados para  circular, que se establezca un "breve test" previo a la obtención del  abono para informar y educar al ciclista sobre las normas básicas y  que se ofrezca al usuario un lugar al que acudir para resolver un  conflicto o plantear una reclamación.

  • 1