Local

Sevilla lidera un proyecto contra la transmisión del VIH a través de la lactancia

La iniciativa, dirigida por el hospital Virgen del Rocío, consiste en facilitar de manera gratuita leche maternizada a las enfermas de sida.

el 10 nov 2011 / 08:39 h.

TAGS:

Estar infectada por VIH ya no implica que los hijos adquieran la enfermedad. A día de hoy, al menos en el primer mundo, gracias a los antirretrovirales y al uso de leches artificiales las afectadas pueden tener un embarazo y maternidad "prácticamente normales", en palabras de los expertos que desde el lunes se reúnen en el III Congreso Nacional GeSida celebrado en Fibes. Sin embargo existe un problema: la leche maternizada es cara y la lactancia puede transmitir el VIH. Para dar respuesta a esta dificultad ayer fue presentado un proyecto piloto de escala nacional que está liderando el hospital Virgen del Rocío, a través del cual se está entregando esta leche de forma gratuita a las afectadas.

Con el nombre de Cortesía, el proyecto es una iniciativa del doctor Luis López Cortés, de la unidad clínica de enfermedades infecciosas del hospital sevillano. Además del citado centro, otros cuatro hospitales españoles (dos de ellos andaluces) están poniendo en práctica la iniciativa, que según se anunció ayer se va a llevar a cabo a nivel nacional. Tal y como explicó el especialista, la transmisión madre-hijo representa entre el 15 y el 30% de los casos de infección por VIH en el mundo, siendo la lactancia materna una de las primeras vías de transmisión en los países sin recursos económicos (entre el 5 y el 15% en el continente africano).

En los países desarrollados y concretamente en España, a todas las embarazadas se les practica la prueba del VIH de forma rutinaria, tal y como subrayan los especialistas de GeSida. De esta forma si se detecta el virus se inicia el tratamiento antirretroviral desde los tres meses de embarazo. Esto, unido a las medidas profilácticas, anula casi por completo el riesgo de transmisión de la enfermedad al niño antes del parto.

No obstante, las madres con VIH tienen entre un 7 y un 15% de posibilidades de transmisión a través de la lactancia, motivo por el cual ésta está totalmente desaconsejada para ellas. Según explicó el doctor López Cortés, no todos los niños alimentados por lactancia materna adquirirán la infección, pues esto depende de "múltiples factores" como la carga viral de la madre, presencia de grietas en el pezón, mastitis (inflamación de la mama) o grado de madurez del sistema inmune del recién nacido, entre otros. En cualquier caso, en todos los casos los especialistas recomiendan la lactancia artificial.

Aquí es donde aparece el problema: la leche maternizada tiene un coste que muchas enfermas no pueden asumir, por lo que terminan empleando la lactancia natural. Ante esta dificultad, que puede derivar en la transmisión del VIH al recién nacido, el Virgen del Rocío inició en mayo el proyecto Cortesía junto a los otros cuatro hospitales. Con la colaboración de la farmacéutica Abbott, que está suministrando la leche de forma gratuita, una decena de mujeres se han beneficiado ya de este programa en nuestra ciudad.

A largo plazo. Los expertos de GeSida recordaron además que esta estrategia socio-sanitaria es del tipo "costo-eficiente", es decir, que evitar el contagio del recién nacido es a la larga mucho más barato para las arcas públicas que tratar a un futuro afectado por VIH. De esta forma durante los primeros seis meses de vida se facilitará la leche maternizada "como un fármaco más" a las madres, unas 150-200 al año en España según los especialistas.Subrayaron también estos expertos que, en cuatro años, no se ha producido ninguna transmisión de VIH madre-hijo en nuestra ciudad, motivo por el cual un número cada vez mayor de estas enfermas se está planteando la maternidad.

  • 1