martes, 18 diciembre 2018
16:09
, última actualización
Local

Sevilla mantiene sus dos estrellas Michelin: Abantal y Santo

Desaparece por cierre La Alquería del hotel Benazuza, en Sanlúcar la Mayor

el 24 nov 2011 / 22:55 h.

TAGS:

Los dos restaurantes de Sevilla capital que ya disfrutaban de una estrella Michelin, quizá el más importante reconocimiento gastronómico mundial y si duda el más mediático, han mantenido el nivel y reeditarán su galardón en la guía para el próximo año 2012. Abantal y el chef Julio Fernández conservan por cuarto año la distinción que alcanzaron en 2009, mientras que Santo, el joven resturante abierto por Martín Berasategui en el hotel Eme, mantiene la que consiguió el año pasado gracias a la labor entre los fogones de Baltasar Díaz.

Las que han desaparecido del panorama gastronómico de la provincia son las dos estrellas de La Alquería, el restaurante de Ferran Adrià en la Hacienda Benazuza de Sanlúcar la Mayor, que ha cerrado sus puertas.

Los restaurantes sevillanos Abantal y Santo confirmaron anoche su permanencia en esta prestigiosa lista y su alegría al conocer la noticia, que en los dos establecimientos se había estado aguardando a lo largo de todo el día, puesto que Michelin dio a conocer el listado cerca de las nueve de la noche durante una rueda de prensa celebrada en el hotel Palace de Barcelona.

Baltasar Díaz logró la estrella Michelin para Santo sólo nueve meses después de la apertura del restaurante, situado en pleno Centro de Sevilla, a pocos metros de la Catedral y la Giralda. El chef, que lleva más de una década trabajando con Martín Berasategui, se formó previamente en la sevillana Taberna del Alabardero, como destaca en sus credenciales. Fuentes del establecimiento trasladaron ayer su contento por una noticia cuyo mérito, ya desde que el año pasado lograra la estrella, ampliaron a todo el equipo de cocineros de Santo.

Por su parte Julio Fernánez, chef del restaurante Abantal que anoche agradecía las felicitaciones mientras cogía las reservas telefónicas para el restaurante, se mostró "satisfecho y contento" por renovar la distinción, que también atribuyó a la labor de equipo de los cocineros de un local que define su carta como de "cocina andaluza contemporánea", y que se encuentra situado en la calle Alcalde José de la Bandera, junto a La Florida. "Lo mejor es la sensación de atender en el día a día a los clientes", insistía el chef, que bromeaba con que, el día del anuncio de las estrellas Michelin, "la mejor noticia puede ser que no haya noticia", en alusión a que lo más temido es encontrarse entre los locales que pierden la distinción.

Entre las novedades de la guía Michelin en Andalucía para 2012 hay precisamente una de estas malas noticias, puesto que del listado gastronómico desaparece el malagueño Café de París. A cambio, entre los resturantes que obtienen por primera vez una estrella aparece el cordobés Choco, de Kisco García.

En esta edición de la guía Michelin ningún local ha ganado una tercera estrella, la máxima calificación, que en España ostentan cinco restaurantes: El Celler de Can Roca de Joa Roca (Girona), Sant Pau de Carme Rusacalelda (San Pol de Mar, Barcelona), Arzak (San Sebastián), Martín Berasategui (Lasarte, Guipúzcoa) y Akelarre de Pedro Subijana (San Sebastián). El cierre de El Bulli de Adrià y la pérdida de una estrella en Can Fabes, tras fallecer Santi Santamaría, han reducido la lista de siete a cinco.

Los que suben a dos estrellas son Àbac, de Jordi Cruz, en Barcelona; y en Madrid El Club Allard, de Diego Guerero; y Diverxo, liderado por David Muñoz.

  • 1