viernes, 15 febrero 2019
20:13
, última actualización
Local

Sevilla no deja de fumar

Hoy, 31 de mayo, es el Día Mundial sin Tabaco. La Organización Mundial de la Salud ha elegido como tema de este año, ‘Género y tabaco: la promoción del tabaco dirigida a las mujeres'.

el 31 may 2010 / 15:58 h.

TAGS:

-->--> -->

Muchas Comunidades Autónomas españoles han realizado distintas jornadas para erradicar el tabaco y concienciar a la ciudadanía de los peligros que tiene fumar.

En Sevilla, en la Facultad de Medicina, se ha realizado una jornada con una serie de actividades que llevan a los fumadores a conocer todo cuanto el tabaco afecta en ellos. Desde el grado de dióxido de carbono en los pulmones, las sustancias nocivas del cigarrillo, un ‘pasapalabra' relacionado también con el tabaco y, por supuesto, los beneficios que trae consigo el dejar de fumar.

Estas actividades han sido organizadas por el Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía (PITA) con la colaboración del SACU.

Juan Manuel Saez, técnico de PITA, además de explicar todos los peligros que implica fumar, ha dejado bien claro que la mejor medida para dejar este mal vicio es "fuerza de voluntad". Igual que Juan Manuel opinaban muchos de los asistentes que habían asistido a esta jornada y que habían dejado de fumar, lo primordial no son pastillas, chicles, entre otras, sino la voluntad o la intención de dejarlo.

Muchos eran los jóvenes, tanto niños como niñas, que se atrevían a participar en las actividades y a someterse a pruebas. La mayor parte de ellos eran estudiantes de enfermería o medicina que aun conociendo los riesgos no dejan de fumar, ni tan si quieran lo intentan, comentaban mientras se reían. Aunque casi todos, afirmaban que solo fumaban cuando salían por la noche y bebían.

La mayoría confesaron que habían empezado a fumar cuando eran jóvenes, con tan solo 15 o 16 años por eso de los ‘colegas'.

Otros, no tan jóvenes, hacían cálculos de los gastos que le supone comprar, y sumaron hasta la cifra de 1.000 euros al año en tabaco para un fumador asiduo.

Todos los allí presentes estaban muy concienciados con la causa y con la intención de dejar de fumar lo antes posible. Pero, en todos los encuentros hay excepciones y aquí también la había, concretamente un caballero que ante el día mundial del no fumador replicaba en tono irónico, "de algo hay que morir".

Ni en el Día Mundial sin Tabaco los fumadores se toman un descanso.

  • 1