Local

Sevilla perderá dos ediles si sigue por debajo de los 700.000 habitantes

La pérdida de población de Sevilla puede tener una importante repercusión en la Corporación municipal. Por debajo de 700.000 habitantes, límite que ha rebasado la ciudad este año, le corresponden dos concejales menos.

el 14 sep 2009 / 22:17 h.

TAGS:

La pérdida de población de Sevilla puede tener una importante repercusión en la Corporación municipal. Por debajo de 700.000 habitantes, límite que ha rebasado la ciudad este año, le corresponden dos concejales menos. La reducción se aplicará si se mantienen estos datos en 2010.

La Corporación municipal de Sevilla cuenta con 33 concejales desde las elecciones de 1995. Pero esta situación cambiará en los próximos comicios locales si se mantiene la tendencia descendente de los últimos ejercicios. El límite para una Corporación de este tamaño está situado en los 700.000 habitantes. Por debajo de esta cifra se pierden dos ediles, puesto que la suma de los escaños debe ser siempre impar y, por tanto, se ganan o se pierden de dos en dos.

La Ley Orgánica del Régimen Electoral fija los criterios para el reparto de concejales en los distintos municipios. Todos aquellos que tengan más de 100.000 habitantes parten con 25 ediles, cifra que aumenta en dos unidades por cada 100.000 habitantes o fracción -basta con tener uno más para pasar a la siguiente horquilla-. Sevilla lleva varios años al límite, pero el último descenso recogido en el informe del Instituto Nacional de Estadística publicado el pasado 28 de diciembre, rompe esta tendencia. La capital baja de 700.000 habitantes y por tanto pasa a disponer de 31 concejales en la Corporación.

La pérdida de población no tendrá un reflejo electoral hasta 2011, cuando están previstos los próximos comicios municipales. Aún hay, por tanto, posibilidades de mantener el actual número de concejales -no es la primera vez que se logra una remontada antes de las elecciones, puesto que ya ocurrió entre 1996 y 1999-. Pero en esta ocasión hay una tendencia descendente que ha quedado plasmada en los últimos informes demográficos. La capital andaluza ha perdido 10.000 habitantes en cuatro años y su peso en la comunidad autónoma ha bajado un punto porcentual en los últimos cinco años.

Debe, por tanto, producirse un cambio de tendencia para que Sevilla siga entre las capitales con 33 concejales. Su caída deja sola en esta categoría a Valencia que, con 797.694 habitantes, está muy lejos de perder ediles. Muy por encima de estas ciudades se sitúan Barcelona y Madrid, con corporaciones de 41 y 57 componentes, respectivamente.

El descenso de población y el sistema electoral actual provoca que ahora Sevilla pase a formar parte de otro grupo y que comparta espacio con otra capital andaluza. Málaga con 561.250 habitantes tendrá una Corporación del mismo tamaño. Zaragoza, con 561.250 habitantes, está también por encima del límite de los 31 concejales.

Si se mantiene esta tendencia descendente en el número de habitantes -marcado por las migraciones, sobre todo, a los municipios del área metropolitana- en 2011 se repetirá el mismo escenario electoral que 20 años antes. Fue en 1991 la última vez que en unos comicios sólo se distribuyeron 31 concejales.

La pérdida de habitantes de la capital no tiene por qué tener reflejo en la distribución de los escaños del Parlamento andaluz y del Congreso, ya que en ambos casos el reparto se realiza según los habitantes de la provincia.

  • 1