Local

Sevilla pierde casi 20.000 votantes respecto al año 2007

Entre europeos y extracomunitarios sólo podrán votar 1.457 extranjeros

el 31 mar 2011 / 19:00 h.

TAGS:

Elecciones en el Instituto Provincial de Formación de Adultos, en Clara de Jesús Montero.

Los partidos deben rehacer sus cuentas. Si todo apunta a que los comicios del 22 de mayo se disputarán en un estrecho margen de votos, el que separa en estos momentos al PP de la mayoría absoluta, cada sufragio tendrá en 2011 un valor superior al que tuvo hace sólo cuatro años. La oficina del censo electoral ya ha cerrado los datos municipales. Y el resultado es que en Sevilla hay 545.393 españoles con derecho a voto y 1.457 extranjeros tanto europeos como no comunitarios. La cifra supone casi 20.000 electores menos que en 2007 cuando hubo 565.792 posibles votantes.

Desde el censo de 2006 -que fue el que tuvo validez para los comicios- al de 2010 apenas ha habido variaciones en las cifras de población. Vuelve a haber 704.000 habitantes, ya que aunque el número de residentes bajó en 2007 hasta situarse por debajo de los 700.000 habitantes, luego remontó en 2009. Para ello, se realizó una importante campaña de empadronamiento de inmigrantes. Se trataba de regularizar a los extranjeros que residían en Sevilla para que los datos oficiales de población se ajustasen a la realidad de la ciudad y que se mantuviesen las ventajas que tiene la capital por rebasar la barrera de los 700.000 habitantes, entre ellas que haya 33 concejales.

Este crecimiento de la población gracias a los inmigrantes ha provocado que la distancia entre la población real de la capital y su censo electoral sea ahora más alta. Si en mayo de 2007 pudo votar el 80% de la población residente en la ciudad, para los próximos comicios el índice se reduce tres puntos, hasta el 77%. Si en el reparto de edades de la ciudad apenas ha habido variaciones -apenas hay 1.000 menores más en estos momentos que hace cuatro años, según el Instituto Nacional de Estadística-, sólo un factor puede justificar estas cifras: el descenso de la población española y el aumento del peso de los residentes extranjeros.

Según los datos de la oficina del censo electoral , en Sevilla sólo podrán votar 1.457 extranjeros, incluyendo aquí todos las personas de nacionalidad europea que ya tuvieron derecho a voto en 2007. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística , en la ciudad residen en estos momentos 37.352 inmigrantes registrados de forma oficial -de los que por tanto sólo el 4% podrá votar-, una cifra que refleja la transformación demográfica de la ciudad: hay 12.000 inmigrantes más que hace sólo cuatro años y su peso dentro de la población sevillana es ahora muy superior.

Esta situación, que en Sevilla es incluso inferior a otras grandes capitales -ya que el peso de la población inmigrante es muy inferior-, se intentó atajar con el nuevo marco legal que permite a las personas de nacionalidades con acuerdos de reciprocidad con el país votar en las municipales. Ocho países suscribieron estos acuerdos, lo que hizo a los partidos replantearse el escenario electoral. Podía haber hasta 11.000 votantes potenciales nuevos y casi 8.000 comunitarios. Es decir, que con la distribución de los votos de 2007 un concejal podía estar en sus manos.

La previsión ha resultado ser más que errónea . Sólo 440 inmigrantes en toda la provincia de las nacionalidades que tienen convenios en vigor han superado los requisitos que les exige el Gobierno central -al menos cinco años de residencia en la ciudad y la realización de trámites para solicitar el voto meses antes de los comicios-. El resto se han quedado fuera de las elecciones.

La consecuencia es el desplome del censo electoral para los próximos comicios. Y el mayor peso que, por tanto, tendrá cada uno de los sufragios, sobre todo teniendo en cuenta que todas las estimaciones apuntan a que la abstención puede ser incluso superior a la registrada en 2007. En aquellos comicios votó el 54% del censo electoral -308.999 personas-, un índice que, de mantenerse, dejaría el número de votos a repartir en torno a las 290.000 personas.

Queda por ver en qué barrios, qué partidos han perdido votantes potenciales en estas elecciones y cómo alterará esta cifra los cálculos que tienen encima de la mesa las principales formaciones. Hasta ahora, el cálculo era claro: si IU se mantiene en torno a los 25.000 votos y sigue con tres concejales, el PP debe lograr al menos una diferencia de 20.000 votos con los socialistas para rebasar la barrera de los 17 concejales.

  • 1