martes, 18 diciembre 2018
20:20
, última actualización

Sevilla, provincia de infantes

La Diputación renueva su convenio con Unicef, con el que lleva una década de colaboración que permite que Sevilla sea la que ostenta más ciudades amigas de la infancia

el 09 dic 2014 / 13:44 h.

Una ciudad amiga de la infancia no lo es sin más, sino que se lo gana día a día, año a año y, en el caso de la provincia de Sevilla, ya se puede contar por décadas. La Diputación de Sevilla y Unicef renovaron esta mañana su vínculo, forjado desde 2004 en el congreso Solidaria, donde quedó meridianamente claro que la experiencia, en eso de dar voz -y voto- a los niños, es un grado: Sevilla es la provincia que ostenta más ciudades amigas de la infancia de todo el territorio nacional, junto al Principado de Asturias. La capital hispalense se ha sumado este año, pero no está sola. Antes ya se encontraban Alcalá de Guadaíra, Umbrete, Carrión de los Céspedes, Lora del Río, Olivares, La Puebla de Cazalla, Guillena y Bollullos de la Mitación. Y, de ese apoyo, además del empuje municipal, se encuentra este tipo de convenios, “que han reforzado y abre puentes hacia los derechos de la infancia”. “La Diputación está realizando un trabajo muy importante, con su aportación en la formación y para la puesta en marcha de iniciativas como los plenos infantiles”, ha recalcado esta mañana el presidente de Unicef Comité Andalucía, Ricardo García Pérez, durante la firma del convenio con el presidente de la institución provincial, Fernando Rodríguez Villalobos. García Pérez ensalzó la labor de los ayuntamientos sevillanos, sobre todo los que ya cuentan con la catalogación de ciudades amigas de la infancia, una distinción que no se limita al día a día, sino que exige un esfuerzo continuo y “una evaluación para saber si se han producido cambios” en la vida de los niños de esos territorios. Y es que no se trata de celebrar un pleno infantil al año, sino de una estrategia a medio plazo para De esta manera, ha reivindicado que no sólo son estos municipios sevillanos los que se vuelcan con los niños, sino que los cimientos ya están en gran parte de los 104 pueblos de la provincia. “Más de dos tercios de los consistorios se han formado para ser ciudades amigas de la infancia”, manifestó el representante de Unicef, que recordó que no va a más porque requiere de un compromiso presupuestario y eso, en estos tiempos de crisis, resulta complejo. “El deseo existe y el interés es altísimo, pero no siempre hay disponibilidad presupuestaria”, manifestó.

  • 1