sábado, 15 diciembre 2018
09:58
, última actualización
Local

Sevilla registra un centenar menos de despidos al mes en 2014

Las reclamaciones por salarios que no han sido abonados también han bajado, situándose en cifras de 2008. Más de 11.000 trabajadores sevillanos están a la espera de que se resuelva su expediente y poder cobrar lo adeudado

el 16 jun 2014 / 09:16 h.

TAGS:

Hay menos despidos, un centenar menos por mes en lo que va de año, según las estadísticas judiciales. Las reclamaciones de cantidad, es decir, los salarios impagados también han experimentado un descenso importante, hasta el punto de que las cifras se sitúan en parámetros similares a los del año 2008. Sin embargo, estos buenos datos aún no tienen su reflejo en los juzgados de lo Social de Sevilla, donde en algunos casos se llegan a fijar juicios para «bien avanzado 2018». No es el único retraso que tienen que soportar los trabajadores despedidos, pues aquellos que tienen que acudir al Fondo de Garantía Salarial tienen que esperar entre uno y dos años más. Hay más de 11.000 sevillanos esperando para poder cobrar. El dato es esperanzador con los tiempos que corren: 524 despidos menos hasta finales de mayo. Según las estadísticas del Decanato de los Juzgados, en Sevilla se han contabilizado en los órganos judiciales 1.991 despidos frente a los 2.515 que a estas alturas del año se registraron en 2013. La cifra sigue siendo muy elevada, pero si se compara con años anteriores supone una bajada tan importante que nos lleva a cifras de 2011. Así se puede extraer de los datos del primer trimestre del año que esta misma semana ha proporcionado el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Según estas estadísticas en los tres primeros meses de 2014, los juzgados de lo Social recibieron 1.229 demandas por despidos. Hay que remontarse hasta el cuarto trimestre de 2011 para encontrar una cifra similar, 1.179. Lo mismo ocurre con las reclamaciones de cantidad, aquellas demandas que se presentan cuando la empresa deja a deber los salarios a los trabajadores. Hasta finales de mayo en estos órganos judiciales se recibieron 1.371 frente a las 1.825 del año anterior. Si nos vamos a las estadísticas del primer trimestre, la tendencia es la misma, incluso mayor. Así, en los tres primeros meses de 2014 se contabilizaron 1.069 demandas por este asunto, una cifra muy similar a las 987 del primer trimestre de 2008. Una bajada en la que también acompañan los concursos de acreedores. Sin embargo, aunque las cifras son muy positivas no tienen el mismo reflejo en el día a día de los once juzgados sevillanos dedicados a la jurisdicción laboral. Así al menos lo ven los abogados especializados en esta materia. «Los juzgados están atascados como siempre y en nuestro despacho no hemos notado un descenso de asuntos», asegura el letrado Enrique Henares. «En Sevilla los despidos no se han estabilizado, ni tampoco el recorte en las plantillas», explica. Él cree que «en todo caso, con lo que nos encontramos es con asuntos menos complejos, pero porque las empresas han prescindido ya del personal con más antigüedad y cuyas indemnizaciones y ceses resultan más complejos por las cuantías», señala. En la misma línea se expresa el abogado José Manuel Herrera, quien cree que «lo que puede estar ocurriendo es que las demandas se reparten, pero luego no se incoan, es decir, no se inicia el procedimiento porque los juzgados de lo Social están desbordados». Ambos letrados coinciden en señalar que el tiempo medio de espera para un despido, que debe ser tratado como una causa prioritaria, «es de un año. Hay juzgados que los señalan antes, pero a excepción de dos o tres, el resto se va al año o más». Para los casos de reclamaciones de cantidad la espera es aún mayor. «Entonces nos vamos a dos y tres años. A mí por ejemplo me señalaron un juicio para 2015 tres años antes», indica Herrera. «Una Justicia lenta no es justicia», añade Henares, quien ve como «una auténtica barbaridad» que la media es que se estén señalando vistas para 2016. «Hay una carencia evidente de medios y de personal, porque en Sevilla no se crean juzgados de lo Social desde hace 20 años. Seguimos teniendo los mismos 11 juzgados, cuando hay ciudades como Málaga, que sin tener más volumen de asuntos que Sevilla cuentan con más juzgados de este tipo». Otro de los aspectos que inquieta a los abogados laboralistas es el retraso que lleva el Fondo de Garantía Salarial, Fogasa, al que tienen que acudir los trabajadores cuando su empresa no tiene capacidad de pagar sus despidos o los salarios sin abonar. Según los últimos datos aportados por el Ministerio de Empleo en una respuesta parlamentaria, y a los que tuvo acceso Europa Press, en Sevilla el Fogasa tiene a la espera 7.417, lo que supone que hay 11.273 trabajadores esperando para poder cobrar. «No se puede tolerar que los políticos digan que estamos saliendo de la crisis, cuando hay personas que llevan años para poder cobrar. Es inadmisible», afirma Henares, quien recuerda que detrás de todos estos números hay «verdaderas situaciones dramáticas de personas que tienen que malvivir durante cuatro años o más hasta que se soluciona su pleito, tiempo en el que a lo mejor no tienen ni ingresos, como puede ser el caso de las reclamaciones por una incapacidad. Es una vergüenza», afirma vehemente.

  • 1