jueves, 15 noviembre 2018
08:51
, última actualización
Local

Sevilla registró el año pasado 62 muertes en la carretera, la mitad que hace una década

La mayoría de los fallecidos iba en un turismo por una carretera convencional.

el 29 ene 2012 / 21:40 h.

TAGS:

Los muertos en las carreteras sevillanas se han reducido a la mitad en una década, pasando de 125 fallecidos en 2001 a 62 el año pasado. Es exactamente un 50,4% menos de víctimas mortales y supone una muerte cada 5,88 días. El descenso es más significativo si se tiene en cuenta que el número de vehículos no ha dejado de crecer, aunque tiene su parte negativa: es inferior a la media de Andalucía, donde los muertos se redujeron un 62% en la última década, 12 puntos por encima de las cifras de Sevilla. Los datos han sido recogidos en un balance facilitado a este periódico por la Dirección General de Tráfico sobre la siniestralidad en la provincia de Sevilla en el periodo 2001-2011.

Según este balance, el perfil de las muertes en la carretera es similar al de hace diez años: el grueso se sigue produciendo en el horario laboral matutino (de 7 de la mañana a dos de la tarde), en accidentes en los que están implicados turismos, en carreteras convencionales y en la mayoría de los casos por salidas de la vía. La principal diferencia puede encontrarse en la edad de las víctimas: si en 2001 el mayor número de fallecidos tenía entre 25 y 34 años (el 28,8% del total), diez años después el grupo más numerosos de víctimas oscila entre 45 y 54 años (un 21% del total).

Tras el cambio en la edad de las víctimas pueden vislumbrarse las campañas de prevención que la Dirección General de Tráfico ha realizado en los últimos años, en las que ha insistido a los más jóvenes en la precaución al volante. Anuncios y campañas a pie de calle en los que también ha conminado a no coger el coche tras una noche de marcha podrían explicar la disminución de los accidentes de madrugada: en esta década, la franja en la que más se han reducido los siniestros fatales va de la medianoche a las 7 de la mañana, con un 57% menos de fallecidos.

En 2011, 24 de las 62 muertes se produjeron entre las 7 y las 14 horas, un 39% del total, dato que ha variado poco en los últimos diez años: en 2001 esas horas también registraron el 37,6% de los muertos en las carreteras, si bien el año pasado los fallecidos fueron casi la mitad (48,9% menos).

En la edad sí ha habido un giro: hace diez años la mayor parte de las personas muertas en accidente tenían de 25 a 34 años: 36 de las 125 fallecidas en 2001, lo que suponía el 28,8%. Hoy esa franja de edad supone el 19,4% del total (el descenso ha sido de un 67%), la misma cifra que de 15 a 24 años, con 12 fallecidos en cada caso. El primer lugar lo ocupan ahora los fallecidos de entre 45 y 54 años con 13 casos (21%). La diferencia principal, destaca Tráfico, está entre los más jóvenes: los muertos menores de 14 años han descendido un 75%, durante esta década, pasando de ocho a dos, con un fuerte descenso de la mortalidad desde la implantación en 2006 de medidas de seguridad como la sillita obligatoria para los bebés.

En cuanto a los vehículos implicados, 42 fallecidos eran ocupantes de un turismo (el 68%), seguidos a distancia por motoristas, en siete casos (11%) y peatones, en cinco (8%) . El turismo sigue estando implicado en la mayor parte de los accidentes fatales, mientras que han disminuido mucho los vinculados a camiones. Tráfico destaca el descenso en los motoristas fallecidos en el último año, que se han reducido más del 50% pasando de 15 a siete, "consolidando la tendencia a la baja" a pesar de que en 2009 hubo un pico de 19 víctimas mortales. El dato tiene especial importancia por el incremento del parque de motos, que ha pasado de 65.430 en 2005 a 110.930 el año pasado, por lo que la tasa que vincula el número de motos al de motoristas fallecidos también se ha reducido a la mitad (de 153 por millón de motos a 63).

Tráfico destaca además que todos los motoristas fallecidos llevaban casco, lo que "posiblemente ha permitido que se produzca un importante descenso en el número de fallecidos". Hace diez años, entre las víctimas mortales el 14% no lo llevaba.

Los tipos de accidente imperantes son la salida de la vía en el 40% de los casos y la colisión frontal en el 34%; esta última, "el accidente típico en las carreteras convencionales", aumentó mucho el último año (un 40%). Es lo que ocurrió, por ejemplo, en el siniestro entre el torero José Ortega Cano y un vecino de Castilblanco de los Arroyos que falleció en el acto. En las carreteras convencionales se producen tres cuartas partes de los accidentes con fallecidos (74%).

  • 1