jueves, 21 febrero 2019
20:02
, última actualización
Deportes

Sevilla reina en el mediofondo español

Los sevillanos Manolo Olmedo y Kevin López lograron ayer los títulos de campeones de España absolutos de 1.500 y 800 metros, respectivamente, en Avilés, triunfos que, salvo sorpresa, les dan plaza en el inminente Europeo de Barcelona. Luis Alberto Marco fue también plata en el 800.

el 18 jul 2010 / 21:43 h.

El sevillano Manuel Olmedo conquistó con una marca de 3:39.06 el título de campeón de España de 1.500 metros en su primer año en la distancia, batiendo a especialistas consumados como Arturo Casado, Reyes Estévez, Álvaro Rodríguez y Juan Carlos Higuero.

Cuatro meses después de no ser seleccionado para los Mundiales en pista cubierta de Doha, pese a haber sido subcampeón de España, Olmedo vuelve a llamar a las puertas de la selección española con el argumento irrebatible del título nacional.La final de 1.500 más abierta de los últimos años se resolvió en apenas 200 metros, ya que ninguno de los favoritos se movió hasta ese punto. Higuero tomó resueltamente la cabeza en la primera vuelta y nadie le discutió la posición. Pasó el 800 en 2:00.17, el mil en 2:30, y las hostilidades se aplazaron hasta los últimos 200 metros. Olmedo, discípulo del Enrique Pascual, el técnico de Fermín Cacho, salió del centro del grupo para imponer su punta de velocidad en la recta, mientras que Estévez, defensor del título, tropezó al iniciar su esprint y no tuvo tiempo de alcanzar a Olmedo.

El sevillano Kevin López, de 19 años, campeón de Europa júnior de 800, batió a su paisano y compañero de entrenamientos Luis Alberto Marco y le arrebató el título con un formidable esprint que le condujo victorioso a la meta en 1:47.48. Marco, que había hecho 700 metros al frente del grupo, fue segundo con 1:47.83 y el balear David Bustos tercero con 1:48.13. Fuera del podio, y probablemente de la selección para los Europeos de Barcelona, quedó el plusmarquista español, el ursaonense Antonio Reina, cuarto con 1:48.23.

En la final femenina de 800 Irene Alfonso deleitó a sus paisanos avilesinos con una agónica victoria sobre la defensora del título, Elian Périz. La asturiana controló en cabeza y mantuvo a raya a la aragonesa para ganar en 2:04.31.

La final femenina de 400 tuvo entre sus contendientes a Mayte Martínez, ocho veces campeona de 800 metros. La vallisoletana sólo quería probarse y se alzó con su primer título de 400 con una espectacular progresión en la recta final (54.24).

La final de 3.000 m. obstáculos discurrió al ritmo que marcó Eliseo Martín hasta que faltaron dos vueltas. Ahí aparecieron dos gerundenses de Lloret, José Luis Blanco y Víctor Mullera. La foto de llegada dio la victoria, por una centésima, a Blanco, que se arrojó sobre la línea (8:33.12). El sevillano Antonio Jiménez Pentinel fue séptimo con 8:39.57.
Ángel David Rodríguez repitió doblete en velocidad. El sábado ganó los 100 metros y ayer se impuso en los 200 metros con igual autoridad (21.01).

La cántabra Ruth Beitia recuperó su buena forma para ganar con un salto de dos metros su sexto título de campeona de España de altura, que la iguala con la histórica Sagrario Aguado.

El extremeño Javier Cienfuegos, plusmarquista mundial júnior de martillo, revalidó su título de campeón de España absoluto con un tiro de 71,21, casi tres metros más que el segundo, Isaac Vicente (68,41). 

  • 1