Cultura

Sevilla rescata a Juan de Roelas, padre del Barroco

El propio Francisco Pacheco (suegro de Velázquez) evidenciaba en los documentos que ha legado a la Historia la envidia que sintió por Juan de Roelas, ese "recién llegado" de Flandes que se instaló en Sevilla para enmendar su pintura inexpresiva. El Museo de Bellas Artes reivindica ahora la obra de Roelas, calificada sin tapujos, como el germen del Barroco sevillano.

el 15 sep 2009 / 18:54 h.

El propio Francisco Pacheco (suegro de Velázquez) evidenciaba en los documentos que ha legado a la Historia la envidia que sintió por Juan de Roelas, ese "recién llegado" de Flandes que se instaló en Sevilla para enmendar su pintura inexpresiva. El Museo de Bellas Artes reivindica ahora la obra de Roelas, calificada sin tapujos, como el germen del Barroco sevillano.

Juan de Roelas fue el artista que creó el camino que siguieron posteriormente artistas de la talla de Zurbarán, Valdés Leal o incluso Murillo, al introducir en la pintura sevillana "la vida y el sentimiento". Así lo aseguró ayer el catedrático de la Universidad de Sevilla Enrique Valdivieso, máxima autoridad del país en el Barroco y comisario de esta exposición, quien definió a Roelas como el padre de la pintura naturalista barroca sevilla y subrayó que su obra es "un magnífico libro donde los jóvenes pintores sevillanos del XVII pudieron aprender lo que era el camino de la vida, la naturaleza, la alegría, la tristeza y el gozo".

"Imagino la cara de rencor de Pacheco (primera autoridad pictórica de la época en Sevilla) ante ese recién llegado, cuya sensibilidad y primicias creativas nunca antes se habían visto en la ciudad: esa emoción en los ojos, esas bocas abiertas de estupor, esas expresiones en los rostros eran nuevas en la pintura sevillana y se enfrentaban a las representaciones estáticas e inexpresivas de Pacheco", explicaba ayer un emocionado Valdivieso ante la oportunidad única de contemplar en su conjunto la obra casi al completo de este "inteligente pintor flamenco" que fue, sin lugar a dudas para este estudioso, "el padre de la pintura barroca sevillana".

De este modo, la exposición del que fuera en vida "el primer pintor de la ciudad" ha reunido el mayor número de obras de Roelas conseguidas hasta la fecha (una treintena), entre las que destacan algunas aportaciones que se muestran públicamente por primera vez, como la serie que representa seis santas inglesas procedentes de Valladolid -que estaban en unas condiciones "ruinosas" y cuya autoría se ha descubierto con motivo de la exposición- o La Virgen con el niño, cedida por el Alcázar de Sevilla.

Asimismo, la muestra exhibe la Virgen con niño, que nunca antes había participado en una exposición; San Juan y la dolorosa, procedente de la hermandad de la Veracruz de Sanlúcar de Barrameda, "un documento que certifica que Juan de Roelas estuvo al servicio del duque de Medina Sidonia", explicó Valdivieso; y El martirio de San Serapio, "uno de los escasísimos cuadros que están firmados por el autor" procedente de los fondos del Bellas Artes.

  • 1