miércoles, 23 enero 2019
12:57
, última actualización
Economía

Sevilla revela los últimos coletazos del ‘pinchazo’ de los precios de la vivienda

Quien ahora se compre un piso en Sevilla paga un 40% menos que hace siete años. La tendencia aún es a la baja, aunque el mercado ya está tocando suelo.

el 22 jul 2014 / 23:21 h.

TAGS:

El precio de la vivienda siguió cayendo en Sevilla en el segundo trimestre del año. No es novedad. Sin embargo, el ritmo del abaratamiento se atenúa y esto, sumado al incipiente optimismo económico y al hecho de que dos provincias limítrofes, Badajoz y Córdoba, registran subidas, invita a pensar que nos encontramos ya ante los coletazos del pinchazo de la burbuja inmobiliaria. El informe trimestral de la sociedad de tasación Tinsa detalla que las casas se depreciaron un 5,2 por ciento en Sevilla entre abril y junio pasados en comparación con el mismo periodo de 2013. Tras este nuevo recorte, el descenso acumulado desde que en el último trimestre de 2007 se alcanzaran los valores máximos se sitúa en un 39,9 por ciento. El promedio de la comunidad andaluza ha menguado un 5,3 por ciento en el segundo trimestre, y el 41,1 por ciento en lo que va de esta ya larga crisis económica. La media para el conjunto del Estado: un 3,9 por ciento trimestral, y el 39,6 por ciento acumulado en el casi septenio, según detallan los índices propios de la sociedad de tasación inmobiliaria –que no equivalen exactamente a valores medidos en euros–. «En 2013 se produjo una moderación progresiva en la variación del índice general, que ha continuado en 2014». Sin embargo, y por término medio, esa tijera para el segundo trimestre es prácticamente la mitad que para el primero. «La tendencia general sigue siendo de ajuste negativo, aunque a un ritmo más moderado», dice el documento. ¿Cómo se comportó la vivienda en el resto de Andalucía? La de Córdoba fue la única provincia en la que bajaron los precios. Poco, pero lo hicieron: 0,9 por ciento. Poco, pero significativo: se trata del primer recorte, también aflorado en otras cuatro provincias españolas: Huesca (7,1 por ciento), Badajoz (5,5 por ciento), La Coruña (2,9 por ciento) y Ávila (1,5  por ciento). Mientras, la caída más pronunciada del segundo trimestre correspondió a Almería (-5,9 por ciento), seguida del 5,8 por ciento que compartieron Jaén y Granada, el 5 por ciento de Huelva, el 4,8 por ciento de Cádiz y el 2,9 por ciento de Málaga. En el acumulado, el principal desplome aparece en la costera Málaga: 48,6 por ciento. Después, en Almería (46 por ciento); Huelva (43,2 por ciento); Cádiz (39,4 por ciento); Córdoba (36 por ciento); Granada (35,1 por ciento), y cierra la provincia de Jaén (33,7 por ciento). Por tanto, entre un tercio y casi la mitad es lo que se ha depreciado la vivienda desde el arranque de la crisis. El valor de las casas disminuyó en todas las comunidades autónomas, salvo en Extremadura y Galicia, donde se apreció el 2,8 y el 0,1 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, marcando así las primeras mejoras desde el último tramo del año 2007. Los técnicos de Tinsa, sin embargo, explican que estos aumentos deben encuadrarse «en un proceso de estabilización de precios», de ahí que no descartan futuros descensos «antes de que el valor toque definitivamente el suelo». Así, la tendencia general continuó siendo negativa, siendo los descensos más elevados los revelados en Madrid (9,9 por ciento), seguida de La Rioja (8,2 por ciento), Castilla-La Mancha (7,8 por ciento) y Comunidad Valenciana (7,6 por ciento). A continuación se colocaron los recortes de Castilla y León (5,9 por ciento), Canarias (5,9), Navarra (5,5), Murcia (5,4), Andalucía (5,3), Asturias (5,1), Cantabria (4,2), Cataluña (4), Melilla (3,3) y Aragón (2). Y desde los máximos históricos, el mayor ajuste afloró en Castilla-La Mancha (51,5 por ciento) y Cataluña (50,6 por ciento), siendo las dos únicas comunidades donde el descenso superó el 50 por ciento. Es decir, hoy vale un piso la mitad que hace siete años.

  • 1