lunes, 22 abril 2019
21:35
, última actualización
Economía

Sevilla roza los 150.000 parados, la cifra más alta de los últimos diez años

Una de las primeras víctimas de la crisis económica es el empleo, que se resintió una vez más en septiembre. Esta vez, la sangría laboral no llegó vía construcción -que también sumó nuevos parados- sino por la de los servicios. En España, son ya más de 2,6 millones los inscritos en las listas del Inem.

el 15 sep 2009 / 16:08 h.

Una de las primeras víctimas de la crisis económica es el empleo, que se resintió una vez más en septiembre. Esta vez, la sangría laboral no llegó vía construcción -que también sumó nuevos parados- sino por la de los servicios. En España, son ya más de 2,6 millones los inscritos en las listas del Inem.

No pudo ser. Septiembre, sin ser un mes tradicionalmente bueno para el empleo, vio cómo se engrosaban las listas del paro, que crecieron en 95.367 personas, un 3,77% más, para sumar más de 2,62 millones de desempleados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo, la cifra más alta desde 1997. Se convierte, así, en el sexto mes consecutivo en el que sube el paro.

El final de la temporada estival hizo disparar el desempleo en el sector servicios, aunque en esta ocasión, la construcción no pudo amortiguar esta pérdida de puestos de trabajo. Más de la mitad de los nuevos parados procedió de los servicios (el 59,6%).

Malas noticias, no obstante, desde todos los sectores de actividad frente a las cifras de agosto. Construcción siguió añadiendo parados (14.241, el 3,32% más), servicios 56.897 (3,89%), en la industria 7.002 (2,17%) y 2.067 en la agricultura (2,47%). El colectivo sin empleo anterior (sobre todo jóvenes que se incorporaron al mercado laboral) fue el que más creció, un 6,48%, hasta las 15.160 personas.

La Seguridad Social no pudo aportar la buena noticia del día, porque el número medio de afiliados bajó en septiembre en 117.197 personas, hasta situarse en 19.020.360 trabajadores, lo que supone la mayor caída en un mes de septiembre desde 2001. Menos cotizantes para más parados.

Al mirar la evolución del desempleo en los últimos doce meses (de septiembre de 2007 a ese mes de 2008), éste creció por encima del 30%. El ladrillo es el que más paro aportó, con un alza del 85,5%, seguido de agricultura (31,3%), servicios (24%), industria (22%) y sin empleo anterior (12,2%).

El desempleo afectó en septiembre a ambos géneros, con 56.541 hombres parados más que en agosto y 38.826 mujeres, así como a los más jóvenes (30.111) y a los mayores de 25 años (65.256). También aumentó entre los extranjeros, con 18.572 desempleados más, al ser servicios y construcción los más que más lo sufrieron.

Andalucía fue la comunidad en la que más aumentó el paro el mes pasado, con una subida del 4,5% (en 27.522 personas) respecto a agosto, con lo que ya hay más de 641.000 personas en las listas del paro. Sin embargo, el mayor incremento relativo, del 10%, correspondió a Aragón.

En el caso andaluz, el desempleo creció con más intensidad en Huelva (6,85%), seguida de Cádiz (6,62%), Granada (5,9%), Málaga (4,11%), Córdoba (3,84%), Sevilla (3,4%, en 4.856 personas), Jaén (3,23%) y Almería, donde sólo aumentó un 1,47%. Pero es el comportamiento del último año el que mejor refleja el impacto de la crisis. Almería, la peor evolución interanual (41,77%) y Córdoba (21,13%), la menos mala. En Sevilla, el paro aumentó un 24,57% en un año, hasta 147.472 parados.

Ante estos datos, a la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, no le quedó más remedio que asumir que es "un dato malo" pero aseguró que el Gobierno está adoptando medidas y situó el inicio de la recuperación económica en el segundo semestre de 2009. Sin embargo, el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, pronosticó que tanto septiembre como octubre serán "especialmente duros" porque vencerán muchos de los contratos temporales.

El portavoz de Economía del PP en el Congreso, Cristóbal Montoro, calificó al Gobierno de "desnortado y desconcertado" y criticó su falta de seriedad ante la "sangría" que produce el aumento del desempleo, que consideró el primer problema de la crisis económica.

Montoro, además, advirtió de que los partidos que apoyen los Presupuestos serán "cómplices" de llevar a España a su "mayor deterioro de la actividad y del paro de la historia reciente". En este sentido, IU pedirá que se modifiquen los Presupuestos para que recojan medidas concretas que relancen la economía y mejoren las prestaciones por desempleo.

Por su parte, la CEOE consideró que las medidas del Gobierno son insuficientes y le acusó de mantener políticas centradas en el gasto, en lugar de concentrar los esfuerzos en la reactivación de la economía y en la flexibilización de las condiciones laborales.

  • 1