Economía

Sevilla se abona al ‘boom’ de la fibra óptica y aún tiene empuje en telefonía

¿Crisis? Sólo la televisión de pago redujo clientela en un año, 2013, de impulso al despliegue de la fibra óptica en la provincia y de aumento hasta de las líneas de telefonía fija.

el 23 oct 2014 / 12:00 h.

TAGS:

Ni la crisis económica ha podido con la telefonía móvil, ni con las líneas de internet de banda ancha ni con la fibra óptica, aunque sí se sacrifica –un poco sólo– la televisión de pago. Es, grosso modo, el comportamiento de las telecomunicaciones en la provincia de Sevilla durante el año pasado, según el informe publicado ayer de la Comisión Nacional del Mercado de las Comunicaciones. Un operario realizando la instalación de fibra óptica de Movistar en un edificio. / EL CORREO Un operario realizando la instalación de fibra óptica de Movistar en un edificio. / EL CORREO En concreto, el número de líneas de móvil pospago –es decir, sin tarjetas prepago– ascendía a 1.383.716 en 2013, con un incremento del 3,94 por ciento respecto al ejercicio anterior, y con una tasa de penetración del 71,4 por ciento –esto es, de cada 100 habitantes, 71 tenían ese servicio–. Este porcentaje era el más elevado en Andalucía, pero distante aún del máximo que se alcanzaba en Madrid, 94,9 por ciento, y aumentó desde el 68,9 de 2012. 653.597 eran, por su parte, las líneas de telefonía fija (el teléfono en casa) en 2013, también con una leve subida del 0,36 por ciento respecto a 2012. Un repunte que aflora tras años y años de caídas al compás de la progresiva sustitución de la telefonía fija por la móvil. Entre las razones del nuevo empuje estaría la oferta de paquetes conjuntos (telefonía fija, móvil internet) por parte de las principales operadoras. 33,7 de cada 100 sevillanos disponen en sus hogares del clásico auricular, cifra igual a la arrojada en 2012, y muy similar a la de la mitad sur de España. Vayamos a las conexiones de banda ancha fija (o internet a alta velocidad). Por cada 100 sevillanos, 23,2 las tenían el año pasado, y 21,6 en el anterior, hasta 449.770. Un crecimiento asociado, lógicamente, a los nuevos servicios asociados y al aumento de la clientela entre las zonas rurales de la provincia. En cambio, y por aquello de ahorrar pero también por la posibilidad de ver series y películas por internet directamente en la pantalla del televisor, las líneas contratadas bajan para la televisión de pago (abonados a canales): de 152.249 a las 149.608 contabilizadas en 2013. La tasa de penetración, pues, se redujo al 7,9 por ciento, dos décimas menos que la registrada en 2012. Pero, sin duda alguna, la estrella del informe de la CNMC es la tecnología FTTH o fibra óptica, el principal campo de batalla de las operadoras y vivida particularmente en Andalucía, donde las compañías están echando el resto para desplegar la red, con inversiones multimillonarias. Así, el número de accesos en Sevilla ascendió el año pasado a 243.596, septuplicando el de 2012. De hecho, fue la tercera provincia en abonados a la fibra óptica hasta el hogar, tan sólo superada por la valenciana (331.134), la barcelonesa (1,59 millones) y la madrileña (2,71 millones de accesos). Mientras, la cifra de accesos a través de cable (HFC) creció de 357.090 a 405.232 –la fibra óptica llega hasta un nodo principal y de aquí va por cable hasta el hogar, mientras que la FTTH es directa a casa–. En cambio, la red por cobre mantuvo su tendencia a la baja: de 582.904 a 546.673, según el informe del órgano regulador de las telecomunicaciones. El estudio también recoge los datos sobre las infraestructuras de telefonía: las antenas. Sumando todas las tecnologías y el alcance de radio (distancia), eran 4.485 en la provincia sevillana en 2013, frente a las 4.087 del ejercicio precedente, y ello pese a las reticencias de no pocos ayuntamientos y comunidades de vecinos para su instalación. Ese incremento se atribuye principalmente a aquellos tipos que permiten la prestación de servicios de datos a teléfonos inteligentes y tabletas –la tecnología 3G y, sobre todo, la 4G, que facilitan la conexión a internet de alta capacidad en los terminales móviles y que, además, son la alternativa a los territorios rurales donde el despliegue de la red de fibra óptica es difícil por falta de rentabilidad–. EN DETALLE Deflacionista. La enorme competencia que existe entre las operadoras de telefonía y servicios de internet ha hecho que las comunicaciones constituyan un sector deflacionista dentro de las estadísticas del Índice de Precios de Consumo, gracias a sus permanentes ofertas. Por ejemplo, en el caso de la provincia de Sevilla, las comunicaciones acumulan un descenso del 6 por ciento en un año, y del 4,2 por ciento entre enero y septiembre. Andalucía. Andalucía es una de las comunidades autónomas que figura por debajo de la media de penetración de banda ancha fija, con 22 por cada cien habitantes, y de implantación de televisión de pago, con 7,6 abonados por cada cien habitantes, inferior a la media de 26,2 y 8,4, respectivamente. En el caso de la fibra óptica hasta el hogar, eran 526.709 los accesos contabilizados en 2013, de los que algo menos de la mitad radicaban en la provincia sevillana. . Operadoras. El informe oficial de la CNMC ofrece también datos de las cuotas de mercado de las distintas compañías españolas. Así, en el caso de la provincia de Sevilla, en telefonía fija Movistar tenía el 51,8 por ciento del mercado, frente al 13,4 por ciento de las operadoras de cable y el 34,8 por ciento del resto. En telefonía móvil pospago el liderazgo lo ejercía Orange con el 30,3 por ciento de penetración, mientras que Vodafone absorbía el 29,1 por ciento, Movistar, el 25,1 por ciento, y el resto de empresas (incluidos los llamados operadores virtuales), el 15,5 por ciento. En banda ancha fija, 39,5 por ciento del mercado provincial para Movistar, 14,9 por ciento para las operadoras de cable y 45,6 por ciento, para el resto de operadoras.

  • 1