Local

Sevilla se desmarca del frente de consistorios contra el plan de Solbes

El Gobierno local de Sevilla seguirá las directrices definidas por la ejecutiva del PSOE. No participará en el frente impulsado desde Zaragoza -también gobernada por socialistas- contra la reducción presupuestaria a las administraciones locales planeada por el Ministerio de Hacienda de Pedro Solbes. Foto: Antonio Acedo.

el 15 sep 2009 / 11:13 h.

TAGS:

El Gobierno local de Sevilla seguirá las directrices definidas por la ejecutiva del PSOE. No participará en el frente impulsado desde Zaragoza -también gobernada por socialistas- contra la reducción presupuestaria a las administraciones locales planeada por el Ministerio de Hacienda de Pedro Solbes.

La situación de las arcas del Ayuntamiento de Sevilla, al igual que en el resto de capitales, es muy delicada. Aunque se ha conseguido eludir el plan de saneamiento -por apenas 50.000 euros- y se ha rebajado el endeudamiento, los ingresos se han reducido, los gastos corrientes siguen subiendo y las competencias impropias -aquéllas que la administración local asume pese a que legalmente no le corresponde- representan el 30% del presupuesto. El Ministerio de Hacienda ha dado una nueva vuelta de tuerca al plantear por primera vez en un lustro una reducción de la aportación estatal a los ayuntamientos. El motivo, la crisis económica. Ante esta decisión, el Consistorio de Zaragoza, regido por Juan Antonio Belloch -con buenas relaciones con Monteseirín, pero desmarcado de la línea oficial de los socialistas- ha promovido la configuración de un frente de alcaldes para pedir más dinero.

Los delegados de Hacienda de las principales capitales españolas han sido convocados a una reunión en Zaragoza. Sevilla ya ha declinado la invitación. El aún delegado de Hacienda -a la espera de su relevo por Nieves Hernández- y portavoz del grupo socialista, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, apostó por realizar las medidas y lanzar todas las propuestas en el marco de la Federación Española de Municipios.

O lo que es lo mismo, rebajar el tono de las protestas y ajustarse a los criterios de la ejecutiva federal, expresados ayer a través del portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, José Antonio Alonso: "Todos deben ajustarse y fomentar la austeridad". El Gobierno considera que no es el momento para abrir este debate ante la situación económica del país y ante el posible uso político que puede tener la configuración de un frente de estas características. De hecho, ayer sólo dos grandes capitales respondieron afirmativamente al llamamiento de la capital aragonesa, las dos del PP: Málaga y Madrid.

El alcalde y el grupo socialista -que antes del verano exigieron públicamente un aumento de las transferencias autonómicas y estatales- asumen ahora el llamamiento a la calma. No respaldarán la iniciativa de Francisco Toscano -alcalde de Dos Hermanas- de subir los tributos locales. Ni la propuesta de Zaragoza. Tampoco, como ya anunciaron, harán huelga de competencias impropias como reclamaba la FEMP y como defiende su socio de gobierno, IU.

  • 1