Local

Sevilla se doctora en el Falla

El cuarteto Un, dos, tres y la comparsa Don Tormento y sus inventos cautivaron al patio de butacas del Gran Teatro Falla en una noche de carnaval eclipsada por la actuación de la chirigota de Antonio Pedro Serrano, El Canijo. (Foto: El Correo)

el 14 sep 2009 / 22:49 h.

TAGS:

El cuarteto Un, dos, tres y la comparsa Don Tormento y sus inventos cautivaron al patio de butacas del Gran Teatro Falla en una noche, la del miércoles, eclipsada por la actuación de la chirigota de Antonio Pedro Serrano, El Canijo. Las dos agrupaciones, con una marcada personalidad desde la presentación hasta la despedida, fueron capaces de involucrar al público durante sus representaciones.

El cuarteto Un, dos, tres, un quinteto en esta ocasión, revolucionó el sosiego inicial del abarrotado paraíso con un preámbulo espectacular. Durante su parodia, basada en una hipnosis, la tropa de Agustín Peña Fernández hilvanó escena a escena con una capacidad de sorpresa sobresaliente. Trama cuidada y relato sugerente. En ambos cuplés, con un estribillo medido al milímetro, asumió el papel reivindicativo con una crítica feroz a las instituciones gaditanas. Y en el tema libre final parodió la serie de dibujos animados de Willy Fog. Fueron despedidos al grito de "cuarteto, cuarteto". Clasificados virtualmente. Un lujo.

Y la otra agrupación en liza fue la comparsa Don Tormento y sus inventos. Catapultados por la calidad de sus letras, los de San Jerónimo ofrecieron un recital de sensaciones positivas. Sin recurrir a las estridencias firmaron un pasodoble, el segundo, de órdago crítico con la monarquía y la actuación del Rey en la pasada cumbre iberoamericana de Chile.

Tuvieron un retroceso de calidad en ambos cuplés, y remontaron en el popurrí, dedicado a la mujer. A priori, pasaporte sellado hacia los cuartos de final.

  • 1