Local

Sevilla se hace un hueco en el grupo de campus excelentes

Su proyecto ‘Andalucía Tech’, con Málaga, logra el máximo reconocimiento

el 21 oct 2010 / 09:58 h.

TAGS:

El rector de la Hispalense conversa con el consejero Ávila ante Adelaida de la Calle, en Madrid.

"Yo estudié hace ya 30 años en una buena Universidad. Mis hijos lo han hecho en una muy buena Universidad. Y vamos a trabajar para que nuestros nietos lo hagan en una Universidad excelente".

El rector de la Universidad de Sevilla se quitó ayer la espina clavada el año pasado cuando el Ministerio de Educación ninguneó la propuesta de Sevilla, dejándola sin el sello de campus de excelencia. Desde ayer, y tal y como adelantó este periódico, el proyecto Andalucía Tech, liderado por la Hispalense con la Universidad de Málaga, es oficialmente un campus de excelencia internacional, la máxima distinción que concede el ministerio para situar a un selecto grupo de universidades españolas entre las primeras del mundo.

El jurado de expertos que evaluó las propuestas finalistas ha premiado los más de 150 apoyos con los que contaba Andalucía Tech (entre ellos los parques tecnológicos de Cartuja 93 y el PTA), las medidas encaminadas a la captación de talentos y la definición clara de los ámbitos en los que se van a especializar las dos universidades (aeroespacial, biotecnología, comunicaciones, energía y medio ambiente, transporte y turismo).

Sevilla, en la primera convocatoria (en la que concurría sola), pagó la novatada. Andalucía Tech es un proyecto muy madurado en lo académico y con el que, en esta ocasión sí, el Gobierno andaluz se ha volcado. De hecho, Joaquín Luque se felicitó por el resultado de la convocatoria, ya que el campus BioTic de Granada se ha alzado con la mención de campus internacional regional. En resumen: de los tres proyectos finalistas, dos han pasado el corte (tan sólo la Olavide con la propuesta CamBio se ha quedado con las manos vacías). "La posición de las universidades andaluzas es muy satisfactoria. Yo me atrevería a decir que brillante", afirmó Luque.

Pero después de los agradecimientos, felicitaciones y celebraciones, ¿cómo se va a empezar a materializar Andalucía Tech? Para echar a andar, el proyecto contará este año con 5,3 millones de euros. Para el próximo lustro, las universidades han solicitado al ministerio 70 millones de financiación para un programa que valoran en 143. La rectora de Málaga, Adelaida de la Calle, precisó que los fondos no se repartirán entre las universidades sino que se asignarán a proyectos concretos. El campus de excelencia pasará cada año por una evaluación y cada año también tendrá que presentarse para lograr financiación del Estado. El rector de la Hispalense se mostró "convencido" de que el Gobierno andaluz mantendrá su "apoyo firme" al proyecto destinándole el dinero que sea necesario. "Es ineludible", apostilló.

Lo primero que se visualizará será la oferta de grados conjuntos entre Sevilla y Málaga. Serán tres: Estudios de Asia Oriental, Ingeniería Energética e Informática Biomédica (esta denominación es provisional). Además, ya se está trabajando en una escuela de doctorado.

¿Y cómo se gestionará todo este entramado de Andalucía Tech? El rector explicó que, antes de final de año, se constituirá una fundación en el que las dos universidades tendrán la mayoría. La presidencia se baraja que sea rotatoria y para la dirección se convocará un concurso público con el fin de fichar a un experto internacional con perfil de gestor y conocedor del mundo universitario. "La fundación no supone necesariamente un apoyo financiero adicional", subrayó Luque, que, sobre la sede física de la misma, dejó claro el espíritu que impregna el campus de excelencia internacional Andalucía Tech: "Sevilla no la reclamará para sí porque la sede estará en Andalucía. La sede no es un problema", sentenció.

En este punto, las universidades y el Gobierno andaluz han logrado lo que parecía imposible: que Sevilla y Málaga vayan "de la mano". "Andalucía Tech es un proyecto que rompe tópicos, que salta la hipotética brecha que existe entre ambos territorios y que pone de manifiesto que podemos llegar más lejos cuando Málaga y Sevilla se dan la mano y no la espalda", afirmó Luque.

La Junta tiene en este caso un buen ejemplo -"me gustaría creer que es así", dijo Luque- que poner a los directivos de Cajasol y Unicaja, inmersas en un proceso de fusión en stand by. Las universidades contribuyen así a la "vertebración" de Andalucía, como pregona insistentemente el Ejecutivo de Griñán.

"El campus de excelencia internacional es una muy buena noticia para los estudiantes", resumió el rector de la Hispalense, para el que Andalucía Tech "muestra una cara de la Universidad de Sevilla, la más tecnológica", sin que por ello la institución reniegue de sus raíces más humanistas.

El Ministerio de Educación resolvió ayer conceder 14 proyectos de campus de excelencia, ocho de carácter internacional (Sevilla y Málaga, Cataluña volvió a hacer pleno y logró tres de tres, Zaragoza, Politécnica de Madrid, País Vasco y Valencia) y seis regionales (Granada, Tarragona, Vigo, Murcia, Las Palmas y Salamanca, el único de letras de toda la convocatoria).

  • 1