Local

Sevilla suma en solo dos meses casi tantos parados como en todo 2011

Febrero deja 242.428 desempleados en la provincia, tras aumentar en 6.622 las personas inscritas en las oficinas del SAE

el 02 mar 2012 / 21:44 h.

TAGS:

Imagen que presentaba una de las oficinas de empleo de Sevilla, ayer a primera hora de la mañana.

Más allá de un déficit público disparado o de la inminente entrada en recesión, la economía española sigue demostrando mes a mes que su principal caballo de batalla, el paro, sigue desbocado y sin control. Y ello, a pesar de una reforma laboral que, aunque reciente -fue aprobada el pasado 10 de febrero-, tampoco se ha mostrado capaz de mitigar la caída libre del desempleo aunque el empresario haya ganado importantes herramientas de flexibilidad para no despedir.

El Ministerio de Empleo dio ayer a conocer los datos del paro registrado en febrero, que dejó en España 112.269 nuevos inscritos en los Servicios Públicos de Empleo (el 2,44% más que en enero) y un saldo de 4.712.098 desempleados, enésimo récord. Suma y sigue.

Llama la atención, no obstante, que lejos de ir menguando, las cifras siguen acrecentándose. Y es que el mes pasado engrosaron las listas del paro un 40% más de quienes lo hicieron en ese mismo mes de 2011 (68.260). No en vano se convierte en el segundo peor febrero de la serie histórica tras el de 2009, en el que se contabilizaron 154.058. Y las perspectivas no dejan lugar al optimismo de un cambio de tendencia. En el último año el paro creció en 412.835 personas, el 9,6% más.

En la provincia de Sevilla, las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) recibieron en febrero a 6.622 parados más, lo que representa un incremento mensual del 2,81%, y sitúa la cifra de desempleados registrados en 242.428, de los que el 12% son menores de 25 años. Encadena así su séptimo mes consecutivo de aumento del desempleo.

Baste como muestra de la virulencia de la destrucción de empleo un dato. Solo en lo que llevamos de año -en enero y febrero- Sevilla ha registrado 14.697 nuevos desempleados, cifra que supone casi el 80% del total de parados que la provincia cosechó en todo el conjunto de 2011 (18.662). Y qué decir respecto a 2010, que dejó un saldo de 10.056. Un respiro que se aleja y nos acerca más hacia los dos primeros años de crisis, que fueron especialmente sangrantes, con 50.150 y 30.293 desempleados nuevos en 2008 y 2009, respectivamente.

En febrero, al igual que ocurrió en el conjunto nacional, todos los sectores de actividad aumentaron la cifra de parados. En Sevilla lo hicieron con más fuerza los servicios, que acaparó la mitad de los nuevos desempleados (3.374, un 2,66% más), seguido de la construcción (1.238, el 2,7% más), el colectivo sin empleo anterior (1.157 y un aumento del 3,7%), industria (502, un 2,2% más) y agricultura (351 y un incremento del 3,6%).

Andalucía no esquivó la coyuntura y sumó en el último mes 36.404 desempleados, un 3,61% más, de manera que el total de inscritos asciende a 1.044.606. En los últimos doce meses pasaron a engrosar las listas del antiguo INEM casi 100.000 andaluces, lo que supone un aumento del 10,57%. En este caso, Jaén sufrió el fin de la campaña de la aceituna y aportó 8.402 parados, con lo que se convirtió en la segunda provincia española con peor comportamiento en un contexto en el que solo dos comunidades, Baleares y Extremadura, se anotaron un respiro con leves descensos algo por encima del medio millar de personas.

A la pésima noticia de nuevos demandantes de empleo en los registros oficiales se sumó la caída de afiliados a la Seguridad Social en casi 50.000 personas el mes pasado -lo que se tradujo en una destrucción diaria de 1.714 puestos de trabajo- y 450.000 ocupados menos que un año antes, lo que deja una media de 16.897.112 cotizantes, sobre cuyos hombros se sustentan el sistema de protección por desempleo y de las pensiones.

La única nota positiva llegó de la incorporación de 4.635 afiliados al régimen de autónomos y las 51.999 altas frente a las 11.398 de enero en el nuevo sistema de empleados de hogar.
El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, garantizó que, aunque siga cayendo la afiliación, se pagarán las pensiones "sí o sí", a pesar de que el sistema cerró 2011 con un déficit de 2.593 millones (0,24% del PIB), los Servicios Públicos de Empleo con un superávit de 2.520 millones ( 0,23%) y el Fogasa con un saldo negativo de 922 millones (0,09% del PIB).

Sin embargo, aseguró que "el Gobierno no se ha planteado hasta ahora" recurrir al Fondo de Reserva de la Seguridad Social -la llamada hucha de las pensiones-, que cuenta actualmente con más de 67.500 millones de euros.

Tampoco se dejó sentir la reforma laboral en la contratación. En el país se firmaron 959.230, un 7,64% menos que en enero. Es la cifra más baja de contratos desde agosto de 2009 (944.823). Del total firmados 74.494 fueron indefinidos, equivalente al 7,77% del total y un 21% inferior a la del mismo mes de 2011. Hubo 4.883 formativos y los 879.853 restantes fueron de carácter temporal.

  • 1