Local

Sevilla suma temporalidad

Sólo los contratos temporales crecen en un mes que ‘suaviza' la sangría laboral

el 02 dic 2009 / 20:55 h.

TAGS:

Pulse aquí para ampliar.

Noviembre suele ser un mes malo para el empleo y así ha ocurrido en 2009. Eso sí, como estábamos acostumbrándonos a severas subidas, ha sido un consuelo que el aumento respecto a octubre haya sido de sólo 60.593 personas para el conjunto de España (171.243 el año pasado), de 4.207 en la región andaluza (frente a 23.972) y, por último, 1.400 en Sevilla (4.991 en la misma fecha de 2008). Nadie habla de que la evolución sea positiva, pero coinciden todos en señalar que hay un ritmo menor en la sangría laboral, si bien sigue la hemorragia.

El de noviembre es un mes de tránsito hacia el tirón que, sobre el mercado de trabajo, ejercen los servicios, debido a la campaña navideña, y a la recogida de la aceituna, con especial incidencia laboral en Andalucía. Y en las que serán las segundas Navidades con crisis económica reconocida, expertos, empresas, sindicatos y administración aguardan a ver qué depara el consumo y los datos del desempleo, pues serán fieles termómetros de si es ya verdad que existen brotes verdes.

Y números. En noviembre y en comparación con octubre, el número de sevillanos inscritos en el Servicio Público de Empleo se colocó en 194.117, un 0,73% más. No hubo sector económico que se librara, aunque en la evolución interanual (sobre el mismo mes de 2008) se aprecia un recorte en la agricultura, que absorbe una pequeña parte de los excedentes laborales de otras actividades productivas. En el último año, el desempleo en la provincia se ha incrementado un 19,83%, similar al promedio andaluz.

75.333 contratos se rubricaron en Sevilla en noviembre, el 6,08% menos sobre octubre, pero existe alza del 6,29% respecto a doce meses antes. De ellos, 3.233 (sólo 4,3%) fueron indefinidos, que revelaron una bajada del 11,69% en el mes y del 10,6% en un año. Por su parte, los temporales, más vinculados -aunque no tiene por qué ser así- a la precariedad, descendieron el 5,81% mensual, pero se incrementaron un 7,77% en el último ejercicio. Lectura: la crisis se traduce en miedo empresarial a contratar para un amplio periodo de tiempo.

Segundo indicador importante a la hora de evaluar el mercado de trabajo, las afiliaciones a la Seguridad Social. Éstas se apuntan en la provincia de Sevilla un leve crecimiento del 0,25%, hasta las 713.910 en noviembre, aunque en el cómputo anual hay revés, en concreto del 3,81% -equivalente a 28.282 altas menos-.

En Andalucía. Empecemos por la contratación, a ver si presenta el mismo proceder sevillano. Fueron 294.965 los contratos firmados el mes pasado, un 5,84% menos respecto al precedente pero el 5,66% más sobre noviembre de 2008. De éstos, 12.512 (el 4,24%) se suscribieron con carácter indefinido, inferiores en un 14,59% a los de un mes antes y en el 15,47% en la evolución interanual.

Mientras, 4.207 andaluces engrosaron las listas del desempleo en noviembre, hasta los 848.607, un 0,5% por encima de los de octubre, según las cifras del Servicio Andaluz de Empleo (es un registro, y no una encuesta como es la EPA). En diez meses, tal censo ha sumado 140.858 personas sin trabajar, si bien el 19,9% que arroja está diez puntos porcentuales por debajo de la media nacional (29,43%). Residual recorte del paro en el campo, a la espera de la gran campaña del aceite de oliva, que tiene su fuerte en diciembre, y en la industria (0,86%), y esta última es una buena noticia por cuanto es una actividad que da estabilidad al empleo.

Y en España. En el conjunto del Estado, en noviembre el número de personas sin ocupación se colocó en máximos históricos, con 3.868.946 desempleados, a pesar de que el alza mensual de 60.593 fue muy inferior a la de hace un año y también más moderada que en octubre. Eso sí, el dato asusta si la comparación es interanual: 879.677 más apuntados en el antiguo INEM.

El ritmo de la sangría laboral se aminoró pese a que comienzan a concluir algunas de las obras del PlanE. Y la Seguridad Social, por su parte, perdió 61.276 cotizantes en noviembre (hasta 17.847.669), con una caída inferior que la de un año antes, de 197.087 afiliados menos. El Gobierno ya ve que la cosa mejora.

  • 1