domingo, 16 diciembre 2018
13:47
, última actualización
Economía

Sevilla supera la barrera de 100.000 autónomos como alternativa laboral

Uno de cada seis cotizantes en la provincia es trabajador por cuenta propia. El número de beneficiarios de prestaciones baja más que el de los desempleados.

el 04 dic 2014 / 12:00 h.

Sea por real convencimiento o, sobre todo, por necesidad auténtica, ser autónomo es una opción en continuo crecimiento como alternativa a la falta de trabajo por cuenta ajena. La rebaja transitoria de las cuotas para jóvenes, la capitalización de la ayuda por desempleo para forjar un negocio propio o el agotamiento de las prestaciones llevan aparejado un incremento de las altas a este régimen específico de la Seguridad Social. Tanto que en Sevilla se ha superado la barrera provincial de 100.000 autónomos. Diversas instituciones andaluzas realizan labores de asesoramiento a los autónomos. / JAVIER DÍAZ Diversas instituciones andaluzas realizan labores de asesoramiento a los autónomos. / JAVIER DÍAZ Así lo revelan las cifras de afiliaciones de noviembre pasado. ¿Son muchos, pocos? La estadística indica que uno de cada seis cotizantes –por tanto, también trabajadores ocupados– de esta provincia es ya autónomo. En concreto, 100.522 afiliados el régimen de autónomos respecto a 657.452 cotizantes en el conjunto del sistema. Son datos oficiales del Ministerio de Empleo. Hace justo un año, eran 97.291 y 645.214, respectivamente. 444.915 ocupados sumaba el régimen general el mes pasado, a los que habría que agregar 97.978 del régimen agrario, 13.609 de los trabajadores del hogar y 339 de los empleados del mar. Y la comparación interanual presenta subidas en todos salvo en los empleados del hogar y mar. Si acudimos a la estadística para Andalucía, 486.011 afiliados conformaban el colectivo de los autónomos en noviembre del ejercicio en curso, frente a los 469.654 de noviembre de 2013. Sobre el conjunto de los afiliados cotizantes a la Seguridad Social, 2.721.914, los autónomos representan también casi uno de cada seis. 1.720.886 eran los afiliados al régimen general, 458.478 se adscribían al agrario, 47.798, al de empleados de hogar y, por último, 8.741 correspondían al segmento de los trabajadores del mar. Y la evolución respecto a hace un año muestra una trayectoria similar con la sevillana –esto es, todos crecen, a excepción del hogar–. El impulso. Una parte del crecimiento de los autónomos sevillanos hay que atribuirla a la finalización del periodo legal de cobro de prestaciones por desempleo –son 24 meses máximo, y después una ayuda social temporal aunque con restricciones–. En octubre pasado –último dato disponible–, eran 152.843 los beneficiarios en la provincia (30.174 de los eventuales del campo, 37.752 cobraban la prestación contributiva, 69.263, el subsidio de desempleo y, por último, 15.294 de la renta activa de inserción o más conocida como la ayuda de los 426 euros–. En octubre de 2013, 164.263 eran los beneficiarios de prestaciones en la provincia, esto es, 11.420 desempleados más que en estos momentos. Pero en ese periodo anual, el número de parados se ha reducido menos: en 6.890.

  • 1