Local

«¡Sevilla te debe un pregón!»

El primer año de residencia en Sevilla fueron los primeros en llegar a la puerta de la Macarena para no perderse ni un detalle de la salida procesional de la Virgen.

el 15 sep 2009 / 01:59 h.

El primer año de residencia en Sevilla fueron los primeros en llegar a la puerta de la Macarena para no perderse ni un detalle de la salida procesional de la Virgen. El siguiente, repitieron la operación con la Esperanza de Triana, si bien llegaron los segundos porque Carmen, la hija del maestro Antonio Ordóñez, ya estaba sentada en la puerta. En el tercero, insistieron en la abarrotada plaza de San Lorenzo con Jesús del Gran Poder, y al siguiente esperaron en San Román al Cristo de los Gitanos, que este año tendrá que perdonar los insultos a Juan Manuel Serrat de gente tan inculta como la periodista Isabel Durán. Para entonces, ya se habían emocionado con las entradas del Baratillo, el paso de San Gonzalo y la vuelta de La Sed al barrio donde vivían.

En el camino de los veinte años apareció la amistad con Carlos Aparicio, que a las vivencias añadió sentimientos propios e interpretaciones de esta Semana Santa nuestra, la de Sevilla, cobrándose como intereses la afinidad con Montesión. ¡Ya son de Montesión, aunque no conste en los papeles! Parecía resuelto un problema, pero el martes último escucharon en televisión a otro amigo de ley, Pascual González, que con la Calzada les puso los bellos de punta, y aplaudieron un mensaje enviado al canal de Paco Bustamante: "¡Sevilla te debe un pregón!".

Periodista. daditrevi@hotmail.com

  • 1