viernes, 22 marzo 2019
08:45
, última actualización
Cultura

SFDK: «El hip hop es una lucha continua»

El dúo sevillano, máxima voz autorizada de este género urbano-musical, cumple diez años en la cima con ‘Siempre fuertes 2’.

el 30 nov 2009 / 20:41 h.

El escritor pacense Luis Landero

Diez años después de la salida a la luz de su primer larga duración, Siempre fuertes, el dúo sevillano de hip hop SFDK regresa a la actualidad con Siempre fuertes 2, un nuevo trabajo en el que el tándem formado por Zatu y Acción Sánchez, MC y dj respectivamente, se proponen reivindicar los valores y principios del rap.

"Es el disco más divertido y trabajado que hemos hecho", asevera Sánchez, quien asume también que ha habido una responsabilidad que soportar. "Desde que empezó a irnos bien, hacia 2005, sentimos que la presión crece, la gente te conoce y espera cosas de ti", dice. "Había que quitarse todo eso -interviene Zatu-, recordar que hacemos música por nuestra diversión y volver a la esencia de los valores de esta cultura: el hip hop es una lucha continua, somos soldados que trabajamos por algo. Sólo para que nos echaran cuenta, nos hemos partido la cara durante diez años".

Otro de los valores que SFDK reivindica es la solidaridad -"Tenemos la mejor cultura del mundo/ no es guasa/ sólo por ser rapero otro rapero/ te ofrece su casa"- y el respeto. "Siempre hemos tenido en cuenta a los que estaban ahí antes, sin ellos tal vez no haríamos música los que estamos ahora", apunta Sánchez.

"La nuestra era cultura de la calle, ahora los chavales buscan la cultura detrás de una pantalla", lamenta Zatu. "Para nosotros, la única manera de conocer qué estaba pasando era bajar ahí, donde alguien estaba pintando un graffitti o en un concierto".

También les interesa el tema de la verdad, especialmente en este momento de saturación informativa y ambigüedad del mercado. "Hay miles de grupos sacando discos, cualquiera abre una página en internet, cuenta lo que le da la gana y truca el número de visitas, pero luego hacen un concierto y no hay nadie. ¿Dónde está la gente entonces? La verdad está en los conciertos: ahí se ve quién eres y lo bueno que eres".

Esa verdad ha estado siempre presente en su actitud pública. Mientras que otros raperos hacen ostentación de falsa riqueza y adoptan actitudes desafiantes, ellos hacen gala de sencillez y modestia. "No puedes montarte un papel, tiene que verse ahí lo que eres. Somos cantautores, portadores de mensajes, y tenemos mucho tiempo en las canciones para aprovecharlo y decir las cosas que queremos decir", afirma Zatu.

Otra de las obsesiones que ha acompañado a SFDK a lo largo de esta década ha sido la dignificación de la figura del rapero. Y parece que ha costado: "A principios de los 90 era habitual ver anuncios de mierda en los que se reían de nosotros. También es cierto que las multinacionales lanzaron productos supuestamente raperos que daban una imagen muy negativa y ridícula de nuestra música. Ha hecho falta que nos profesionalizáramos, que nos convenciéramos de que éramos artistas haciendo nuestra movida, como Alejandro Sanz hace la suya, para quitarnos esa lacra", comenta Sánchez. "Hemos conseguido que el hip hop sea una música más en nuestro país. No nos importa ir a la televisión o donde haga falta a hablar de lo que hacemos, y tampoco estamos dispuestos a cambiar por lo que diga nadie".

Sevilla es un sello en su estilo, y en su nuevo clip promocional no dudan en mostrarse con el Guadalquivir de fondo. Después de actuar en muchos países, han llegado a la conclusión de que "una calidad de vida como la de aquí no la hay en ningún lado, pero a nosotros siempre nos ha gustado mostrar la cara B de la ciudad, proclamar que hay algo más que Feria y Semana Santa. Por cierto, aprovechamos para pedir a las autoridades que de una vez monten una carpa de conciertos en la Feria de Sevilla".

Sobre la influencia que pueden ejercer sobre miles de chavales, estos sevillanos dicen que "esa responsabilidad la tienes en la cabeza, pero no puedo ser esclavo de la gente que me oye. Mi música es mía, puedo comedirme en algunos casos, pero no a la hora de escribir mis canciones", asegura Zatu. "Mira, yo consumo hachís habitualmente y eso se nota, es algo que aparece en mis canciones, pero ahí soy un tío de 32 años que se expresa. No soy ni un putero ni un coquero, no me considero un mal ejemplo, sólo alguien que ha ido por la vida como me ha parecido".

 

  • 1