Local

Sharon Stone, demandada por su niñera

La actriz decidió despedir a la empleada al conocer que cobraba horas extra

el 24 may 2012 / 16:20 h.

TAGS:

Parece que la actriz se ha ganado una nueva enemiga. La empleada que cuidaba a uno de los hijos de Sharon Stone ha acudido a los tribunales para denunciar que la actriz la despidió por haber cobrado horas extra.

 

El diario Los Angeles Times ha publicado la denuncia que ha llevado este miércoles a Sharon Stone ante los tribunales. Erlinda T. Elmen fue empleada en la residencia de la actriz durante cinco años y se dedicaba al cuidado de uno de los tres hijos de la intérprete.

Esta empleada sostiene en su denuncia que fue despedida sin motivo alguno, alegando que todo se desencadenó porque Sharon Stone se enteró de que su empleada cobraba horas extra. Según la actriz este pago era ilegal y la estaba robando.

Pero como bien informa la defensa de la empleada a Los Angeles Times, la ley estatal requiere que los empleados no asalariados tengan paga extra por cualquier trabajo de más de ocho horas diarias ó 40 horas a la semana.

Erlinda T. Elmen estaba empleada como interna en la residencia de la actriz, por lo que se correspondía con este tipo de trabajador que indica la ley.

Aún así, Sharon Stone no se encargaba de pagar personalmente a sus empleados, sino que lo hacía un equipo de personas dedicadas a esta tarea, pero la actriz se enteró de que se había hecho este pago y despidió inmediatamente a Erlinda T. Elmen acusándola de "robar" y argumentando que esa paga extra era "ilegal" por lo que le pedía que le devolviera su dinero.

Además, la empleada sostiene su versión argumentando que su situación en la residencia de la actriz era insostenible. La defensa afirma que "por su conducta, Sharon Stone se ofendía por la cultura de Elmen y la criticaba porque pensaba que podía afectar negativamente a la educación de sus hijos", argumentaba el abogado de la empleada.

Tanto le molestaba la religión y el acento de su empleada, que Sharon Stone incluso le impidió que leyera la biblia mientras viviera bajo su techo. Y también le prohibió que hablara delante de sus hijos para que ellos no hablaran como ella, profiriendo comentarios sobre que los filipinos eran estúpidos.

Ahora esta denuncia está en manos de la Corte Superior del condado de Los Angeles y Erlinda T. Elmen reclama el pago de una cantidad no especificada por salarios no pagados y daños y perjuicios a la actriz por haber tendido que soportar esta situación durante los cinco años que trabajó para ella.



  • 1