Local

"Si Andalucía de los Niños estuviera en Málaga, la Junta no permitiría esto"

Adepa recrimina a la Consejería de Hacienda su desprecio por el legado de la Expo y pide alAyuntamiento que actúe subsidiariamente y a Espadas que se pronuncie sobre este asunto.

el 01 mar 2014 / 00:01 h.

TAGS:

La Maestranza aún aguanta en pie, aunque le han robado la Torre del Oro que la acompañaba. / Pepo Herrera La Maestranza aún aguanta en pie, aunque le han robado la Torre del Oro que la acompañaba. / Pepo Herrera La sociedad civil sevillana comienza a moverse para tratar de rescatar el parque de maquetas Andalucía de los Niños, o lo que queda de él. La última entidad que ha decidido actuar, después de que la asociación Legado Expo lleve meses denunciando la situación de abandono del recinto, ha sido la Asociación de Defensa del Patrimonio Histórico (Adepa) que va a llevar este asunto a la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, dependiente de la Consejería de Cultura, para demandar que se proteja este activo heredado de la Expo 92 que costó casi cinco millones de euros. Estas instalaciones, ubicadas en la isla de la Cartuja, llevan sin vigilancia ni conservación desde que Isla Mágica se las entregó en perfecto estado a su propietario, la Junta de Andalucía. Desde entonces, han sido saqueadas hasta el punto de que en la actualidad han sido ocupadas por dos indigentes. El portavoz de Adepa, Joaquín Egea, dijo ayer que espera tratar el asunto el próximo lunes en la comisión de patrimonio, aunque reconoce que este órgano «no suele dar respuesta a estos problemas». A su juicio, «lo de menos es que este parque tenga la catalogación de Bien de Interés Cultural (BIC) o no, ya que habría que conservarlo de cualquier forma». «Lo ocurrido aquí evidencia un desprecio absoluto e inexplicable de la Junta, y también del Ayuntamiento, por el legado de la Exposición Universal, como ya vimos con el monorraíl, el telecabina o el Pabellón de Futuro, abandonado en la actualidad», añadió. En su opinión, esta situación no se produciría si estas instalaciones estuvieran en otra provincia. «No me gustan las comparaciones Sevilla-Málaga, pero existe un desprecio por parte de la Junta con respecto a la capital hispalense que está claro que no se daría en otras ciudades como Málaga o Granada. Aquí todo importa tres pepinos», valoró. Joaquín Egea rechazó que la Consejería de Hacienda alegue «falta de medios económicos» para no poner seguridad privada a este recinto y exigió que se valle adecuadamente el espacio para evitar más saqueos. «Con el personal que tiene la Junta no entiendo que diga que es caro. Lo que falta es voluntad política», dijo Egea, que consideró esta inacción «un desprecio que debería tener una respuesta inmediata por parte del propio Ayuntamiento». «Si la Junta no cumple con su deber, Andalucía de los Niños es un bien que está integrado en la ciudad, y el Consistorio está obligado a conservarlo subsidiariamente y vigilar que no siga arruinándose», apuntó. En este sentido, Egea manifestó que echa de menos que el portavoz municipal del PSOE, Juan Espadas, y el de IU, José Manuel García, se pronuncien al respecto. «Alguien, quien sea, debe pedir que se cerque debidamente el parque y se le dé una protección mínima, o cuando se vaya a intentar recuperar va a ser imposible», argumentó. En este punto, admitió que la Junta dispone de un cuerpo policial autonómico, encargado entre otras cuestiones de velar por los edificios de la administración. «Suena ridícula esta posibilidad, pero tanto como que Hacienda diga que no tiene dinero para un vigilante». Con respecto a la presencia de dos indigentes que han ocupado el antiguo taller del parque, y que se ofrecen a cuidarlo por 20 euros al día, sin que de momento la Junta haya tomado ninguna medida, el portavoz de Adepa consideró que «esto sólo pasa en Sevilla». Por su parte, la asociación Legado Expo ha presentado en Hacienda un requerimiento para que ésta deba responder a su petición de información sobre qué piensa hacer en el parque. Su presidente, Alberto Martín, demandó que «se salve lo poco que queda, poniendo a salvo las maquetas que todavía están bien y evitando que continúe el deterioro, ya que «parece que la Junta no va a invertir dinero en recuperarlo».

  • 1