Local

"Si Griñán quiere hacer cambios en el Gobierno, que los haga ya"

Chaves pide a su sucesor que actúe para poder centrarse en la salida de la crisis.

el 08 feb 2010 / 21:07 h.

TAGS:

El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, ayer en rueda de prensa.
El PSOE ya ha cerrado una de las vías de agua que le hacían perder estabilidad: el congreso extraordinario tiene fecha, el 12 de marzo, y sólo queda trabajar en su organización. Pero queda otra brecha: un hipotético cambio del equipo de Gobierno en la Junta. ¿Es posible? ¿Es inminente? ¿En qué línea irá? Es la otra incógnita por desvelar.

Al actual secretario general del PSOE-A, Manuel Chaves, no le hace gracia este otro debate abierto y por eso recomendó ayer al que será su sucesor, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, que si quiere hacer cambios, los haga "cuanto antes". En una entrevista concedida a Europa Press, Chaves sostiene que las remodelaciones tanto del Gobierno como del grupo parlamentario -el relevo de Manuel Gracia, concretamente- han de hacerse "cuanto antes", pues es la mejor manera de que los socialistas "se vuelquen en lo que se tienen que volcar, que es en atender las preocupaciones de los ciudadanos".

El vicepresidente tercero del Gobierno reconoció que desconoce las intenciones de Griñán y matizó que es él y nadie más quien tiene la potestad de tomar esas decisiones, "ahora, después o cuando él quiera". "Es el que tiene la facultad de establecer o de marcar los tiempos", añadió. El ex presidente andaluz apuntó que él mismo entendió como positivo el cambio en la administración andaluza, que aplicó hace 10 meses con su marcha a Madrid, y remarcó que con Griñán se produce un cambio "de estilo, en los modos de hacer política, de gobernar y en las políticas en sí", siempre dentro de las prioridades del programa electoral del PSOE-A. Si la opción de cambio conlleva recortar consejerías, dijo, no lo entenderá como una desautorización del que fuera su consejero de Economía hacia su planteamiento de gestión, sino que será porque lo considera "necesario".

Chaves insistió en su entrevista en las ideas que manifestó la pasada semana, cuando dio por adelantado el congreso: que su apuesta por Griñán fue adecuada, que está haciendo una "gran gestión" en tiempos delicados en el plano económico, que "en ningún momento" se ha arrepentido de su elección de futuro, que su deseo no era adelantar tanto el congreso pero que el debate "estaba en la calle" y no se pudo parar, que la transición en la Junta ha sido "impecable" y así lo será también en la secretaría general del partido en Andalucía... Chaves añadió que es pronto para proclamar a Griñán como candidato en 2012. "Vamos a separar las cosas", pidió el también ministro de Política Territorial, pese a que "no hay ninguna duda", insistió, en que el candidato a la Junta será el nuevo secretario general. Ahora hay que afrontar con "tranquilidad" el congreso y lograr así un apoyo "unánime" para el candidato.

Sin fisuras. De esa unanimidad y cierre de filas en torno a Griñán está convencido también el secretario de Organización del PSOE-A -señalado como hombre de futuro por el propio Griñán-, Rafael Velasco. "Nadie discute" la figura del nuevo líder y por eso lo previsible es que de los congresos provinciales previos al regional salgan listas únicas de delegados. Que nadie vea, dijo, una imposición en lo que es "consenso" y "debate" que están en la "naturaleza" de los socialistas, y que no es el "dedazo" propio, a su juicio, del PP. "Nadie discute el liderazgo de Griñán, que ha contado con la unanimidad del partido para ser presidente", abundó. Los socialistas están "trabajando" para que no haya más de una lista y "no está habiendo muchas diferencias". Y si las hay, señaló, "no son sobre Griñán". Fue al matizar cuando Velasco lanzó un aviso a los críticos que pretendan plantear otros debates utilizando el contexto del congreso. "No es hora de utilizar un proceso congresual para otras diferencias, aunque no creo que nadie tenga la tentación de utilizar el congreso para otras cuestiones", descartó. Tampoco es hora de emprender la discusión sobre las cuotas de poder provincial que han de salir. "Sabemos cómo entramos al congreso, no cómo saldremos", concluyó.

  • 1