domingo, 16 diciembre 2018
06:42
, última actualización
Local

"Si hay ruido hasta en una AMPA, ¿cómo no va a haberlo en el PSOE?"

Pese a apoyar a Chacón, la alcaldesa de Lebrija ha sido acogida por Rubalcaba para que, junto a Javier Fernández, represente al PSOE de Sevilla en el federal.

el 08 feb 2012 / 21:33 h.

TAGS:

María José Fernández, alcaldesa de Lebrija, apostó desde primera hora por Carme Chacón. Hasta se colocó en primera fila, junto a Susana Díaz, en la foto de los Jardines de la Buhaira a favor de la catalana. Pero su filosofía de partido es grande, hasta el punto de que Rubalcaba, sabiendo que no hizo campaña por él, confió en la lebrijana para ser vocal de la Ejecutiva Federal. Ahora le toca devolver esa confianza tratando de amainar la tormenta del PSOE de Sevilla. Por ello, insiste en que el ruido se ha acabado y toca "tirar del carro" para ganar el 25-M.

-Tal y como se ha desarrollado el congreso, ¿esperaba entrar en la Ejecutiva Federal del PSOE?
-En absoluto. Nunca ha estado en mis planes formar parte de un órgano tan importante como la Ejecutiva Federal. Para cualquier socialista es un honor y una alta responsabilidad. Todavía estoy sorprendida. De todos modos, no lo valoro tanto como un éxito personal sino como un reconocimiento de un éxito colectivo de mi ciudad, Lebrija, y de Andalucía, que siempre ha creído en el PSOE, que creo que siempre hemos aportado mucho y que somos un modelo de política socialdemócrata que fue reconocido por Alfredo Pérez Rubalcaba.

-¿No entiende su designación como un guiño a la integración que pidió el entorno de Chacón?
-No creo que Alfredo haya ideado una Ejecutiva pensando quién voto a su candidatura y quién voto a Chacón. Nuestro secretario general ha montado un equipo de trabajo que representa al conjunto del PSOE y, cerrada la votación y elegido, ya no hay más debate. Somos el PSOE con un líder, una cabeza y un referente. Ahí hay un grupo de compañeros que representamos a los socialistas españoles, elegidos por el secretario general para dar una imagen de partido unido y fuerte. Ya no caben las etiquetas de rubalcabistas ni de chaconistas.

-Pero el Congreso Federal ha dado para hacer esas diferencias.
-El proceso del Congreso Federal hay que entenderlo. Los socialistas cuando hablan de participación o democracia no es sólo un mensaje que trasladamos, sino que lo aplicamos en nuestra organización. Yo no entendería formar parte de un partido que no tuviera esas convicciones. La democracia es que cualquier militante que se siente capacitado pueda optar a ostentar esa alta responsabilidad de ser secretario general del partido o respaldarla. Si no hubiera dos, tres o cuatro candidatos no habría democracia y los militantes y delegados no tendríamos esa oportunidad de elegir a ese referente orgánico.

-¿No cree que el ruido que ha habido antes del congreso ha podido traspasar cierto límites?
-Yo creo que no. En el partido somos plurales, somos una familia muy grande. Tenemos en nuestros órganos instrumentos para la participación y eso genera divergencias. Siempre salen más por la parte de los medios de comunicación; y nuestra propia, que ponemos más énfasis en poner en valor a las personas. La relevancia se pone más en si Rubalcaba o Chacón y en donde están unos y otros. Y ahí el ruido es lógico, como pasaría si eligen al presidente del Betis cuando hay dos aspirantes. Ruido hay hasta en las elecciones de las AMPAS. Pero ya pasó el momento de la discusión por la elección del candidato que, por cierto, no ha sido lo más importante del Congreso Federal.

-¿Y qué ha sido?
-Tras la elección ha habido un debate serio, con más de 23.000 enmiendas a una ponencia marco en la que se ha hablado de la situación económica, de propuestas para generar empleo, de reflexiones profundas sobre qué debe hacer la socialdemocracia europea o del modelo futuro de partido para acercar la ciudadanía a la organización. Y aquí también hubo mucha participación y discusión interna, que lo prefiero a la dedocracia.

-¿A quién hace referencia?
-Al PP y se verá en unos días en su congreso nacional. Ahí no hay pelea. Viene un señor, erigido en jefe de la cuadrilla y elige quién debe ser el líder. En ese modelo de partido no quiero estar nunca. Lo que creo es en el debate y la discusión para llegar un acuerdo y a partir de ahí empujar todos a una.

-¿Rubalcaba ha trasladado algún mensaje especial a los socialistas sevillanos [por el debate generado en estas semanas]?
-No solamente a Sevilla, sino a los socialistas españoles y federaciones. Ha dicho que hay una dirección legítima y refrendada por más del 80% de los delegados en el Congreso y a partir de ahora esa es la dirección, donde va a haber un discurso único para todas las federaciones. Son tiempos difíciles para el PSOE, pero también para el conjunto de los ciudadanos que están esperando que nosotros le demos esa alternativa de gobierno, que hagamos una oposición constructiva y colaboremos en poder sacar a este país de la crisis. Como bien definió Rubalcaba en su discurso, hay que encargarse de lo importante, que son las tres E: el empleo, Europa y la equidad.

-Pero también habrá lanzado su mensaje ante la proximidad de las elecciones andaluzas.
-Lo que ha dicho es que todo el PSOE a nivel federal se tiene que poner a disposición del partido para ganar las elecciones andaluzas. No sólo merece la pena porque es clave para el partido, sino porque lo es para el conjunto de los andaluces.

-Javier Fernández es alcalde de La Rinconada y usted de Lebrija y están en la Ejecutiva Federal, ¿ha llegado la hora del municipalismo en el seno del PSOE?
-No somos los únicos alcaldes. La política con mayúsculas es la que hacemos los dirigentes en las ciudades y los pueblos, donde se ve el rostro de los ciudadanos y se conocen mejor sus preocupaciones, inquietudes, anhelos y esperanzas. La vida cotidiana de las personas que es lo importante. No somos responsables políticos salvo para dar respuesta a sus necesidades. El partido es un instrumento para transformar y cambiar las realidades y eso los alcaldes lo vivimos día a día. Es donde se ven las necesidades más inmediatas y máxime cuando las instituciones locales estamos pasando por momentos de dificultad.

-¿Echaba en falta esta presencia del poder municipal?
-Entiendo que sí y que vamos a tener un papel relevante. De hecho se crea un consejo territorial permanente formado por alcaldes donde se va reflexionar, debatir y plantear qué papel tenemos que asumir las administraciones locales en los próximos años, tanto en el nivel competencial como el de financiación, porque sin lo último no se puede dar una respuesta eficaz a los ciudadanos.

-¿Las listas al Parlamento pueden generar más ruido?
-Es lógico, como le pasa a todo alcalde ante unas elecciones municipales. Somos muchos, y cuando hay que hacer una selección, con criterios de paridad y solvencia, surgen las tensiones normales. Desde que milito en el PSOE siempre han existido. Prefiero ese ruido a que no haya ninguno. Porque hemos pasado 40 años donde no había ningún ruido a la hora de ver quién dirigía los designios de este país. Cuando se refrende la lista por Sevilla, estoy convencida de que serán los mejores compañeros y compañeras para defender los intereses de esta tierra. Si hablamos de democracia en mayúscula debe haber también dentro de las casas de los que representamos a sus ciudadanos.

  • 1