lunes, 18 marzo 2019
16:36
, última actualización
Cofradías

"Si no eres creyente es más dificil transmitir ciertas sensibilidades en tus obras"

El Consejo de Cofradías ha dado esta semana una lección de aperturismo y amplitud de miras al elegir a un malagueño para pintar el cartel de mayor peso específico en esta ciudad

el 01 oct 2014 / 12:00 h.

TAGS:

Berzosa posa en su taller de Málaga junto a algunas de sus obras más recientes, relacionadas mayoritariamente con el arte sacro. Berzosa posa en su taller de Málaga junto a algunas de sus obras más recientes, relacionadas mayoritariamente con el arte sacro. El cartel de la Semana Santa de Sevilla se gestará a más de 200 kilómetros de la Giralda. El malagueño Raúl Berzosa, licenciado en Historia del Arte de 35 años, será el encargado de anunciar con sus pinceles la fiesta más universal de la ciudad, un encargo que tendrá que compatibilizar con la ejecución del nuevo techo de palio de la Virgen del Sol. Desembarcó en Sevilla con los lienzos de la Escala Dolorosa que adornan el acceso y la bajada del camarín de la Virgen de los Gitanos. De toda la galería de carteles que cuelgan de las paredes del Consejo, se queda con el pintado por Isabel Sola en el año 2007. ¿Sorprendido por su designación? Totalmente, creo que nunca esperas que te llamen para ser la persona que tiene que representar la Semana Santa de Sevilla en un cartel. ¿Cómo un malagueño acaba pintando el cartel de la Semana Santa de Sevilla? Pues a base de pintar mucho e intentar superarse. A mí, lo que me defiende es mi pintura. Además, he hecho varias cosas en Sevilla y por tanto conocen mis trabajos, si a esto unimos internet, las redes sociales... donde todo el mundo puede conocer lo que hace una persona de otro lugar, realmente las distancias se acortan mucho. No es hermano de ninguna cofradía sevillana, pero ¿cómo vive la Semana Santa? ¿A caballo entre Málaga y Sevilla? No soy de moverme mucho en Semana Santa, me tomo la semana grande muy tranquilo, pero sí, conozco parte de la Semana Santa de Sevilla y seguramente el año que viene conoceré más. ¿Está ya manido el concepto de cartel de la Semana Santa? No creo, cada artista que ha participado ha dado su impronta y eso es enriquecedor. ¿Es un formato clásico? Seguramente, pero acompaña a la Semana Santa que es tradición también. ¿Por qué resulta tan difícil innovar en esta materia? Creo que puede ser por la estética propia de la Semana Santa, clásica y anclada en los siglos, ¿Tendría sentido hacer un cartel ultra vanguardista para anunciar la Semana Santa? Supongo que no, pero es ya una elección personal de cada pintor la forma que quiere expresar. También es verdad que entre los extremos hay muchos matices. Su pintura es realista, sin duda. ¿Se atreverá a nuevos experimentos? Lo que tengo claro es que seré fiel a mi pintura, a lo que hago y me gusta. Si me han pedido el cartel es porque aprecian lo que hago, no tendría sentido aparecer con un lienzo que no tiene nada que ver con mi forma de pintar. Hay quien compara la cartelería oficial de la Semana Santa con estampitas de Comunión… No había escuchado nunca esa comparación, viendo obras de los últimos años no creo que sea un simil creíble, será un ataque despectivo por quien busca o pretende ver otro tipo de cartel. ¿Qué colores no deben faltar en el cartel de la Semana Santa de Sevilla? Hay muchos colores, pero si me quedo con alguno es con el rojo, color que simboliza la Pasión del Señor. En este cartel parece como si los autores tuvieran miedo a superar ciertas barreras. ¿Se impondrá alguna autolimitación? No, nunca me he puesto límites a la hora de hacer mis carteles, si necesito poner algo que se sale de lo común lo pondré, pero porque realmente cuadre en el significado de la obra. ¿Es imprescindible ser cofrade para pintar un cartel así? Creo que sí, una de las cosas que busco en mis pinturas es que digan algo al espectador, y si no eres cofrade, o sobre todo creyente, es mucho más dificil transmitir esas sensibilidades. ¿Puede hacerlo una persona no cofrade? Sí, pero es muy posible que el resultado sea una pintura fría. ¿Le preocupa la crítica que tenga su obra? No mucho, se da por hecho que habrá críticas como es normal. No se puede hacer un cartel que guste al 100 %, pero me conformo con que guste a la mayoría y al Consejo, que son los que me lo han pedido. ¿Cree usted que este tipo de encargo se debería remunerar? Desde que empecé a pintar siempre he escuchado la problemática de si se debe cobrar los carteles de esta índole. La razón te dice que sí, un trabajo artístico encargado y realizado debería de tener una remuneración, ahora bien, aquí nadie lo hace obligado. Para mí es un placer el poder hacer este cartel y poder representar la Semana Santa de Sevilla, no me he planteado en ningún momento el pedir una compensación económica por el trabajo. Últimamente también se ha descubierto como un gran pintor mural. ¿Dónde se siente más cómodo, frente al caballete o subido al andamio? Frente a un caballete en mi estudio, con mis cosas, mi música... mi mundo. Sólo salgo del taller para cosa excepcionales como es el caso de mi último trabajo en el techo del Oratorio de la Hermandad de las Penas, aquí en Málaga.

  • 1