Cultura

Si tiene 50.000 euros, hoy puede pujar por un Ribera

La casa Isbilya debuta con dos días de subastas en los que la estrella es un cuadro del pintor del XVII. Hay también piezas a partir de los 50 euros.

el 14 oct 2014 / 22:09 h.

TAGS:

Vista general de algunos de los lotes que se subastan a partir de hoy. / El Correo Vista general de algunos de los lotes que se subastan a partir de hoy. / El Correo

Un par de años después de la desaparición de Arte y Gestión, Sevilla vuelve a contar con una casa de subastas presencial (las hay vía internet) que, además, se estrena a lo grande, con 958 lotes entre los que sobresale un cuadro de San Jerónimo de José de Ribera (siglo XVII) con un precio de salida de 50.000 euros. La casa en cuestión se llama Isbilya Subastas de Arte y tiene su sede en el número 3 de la calle Jesús de las Tres Caídas, donde entre hoy y mañana (ambos días empieza a las 18 horas) todo el que quiera podrá pujar por piezas entre las que pueden encontrarse algunas de 50 euros.

José Muñoz, director de Isbilya, aguarda el momento de arrancar «con mucha ilusión» y con la certeza de que la subasta va a estar animada, tal y como se desprende de la expectación generada. «Ya se han producido pujas telefónicas y por escrito», y hay alguno que otro que ha preguntado por el ribera, aunque son otras piezas las que están teniendo más demanda, como mantones de Manila de época isabelina bordados con seda natural (el precio de salida es de 500 euros) y mantillas de chantilly e incluso una mantilla goyesca a partir de 120 euros. «Es que son verdaderas gangas», explica.

Muñoz, con más de 40 años de experiencia profesional en este mundillo («llevo toda la vida en esto»), se enfrenta ahora al reto de su primera aventura como propietario de una casa. Y lo hace con los nervios lógicos, pero con la seguridad de que «hay mercado. Con la crisis todo se ha venido un poco abajo, pero hay gente que sigue demandando arte». Eso no significa, insiste, que para ir a una subasta tenga que sobrarle a uno el dinero. «El arte no depende sólo del dinero porque no necesariamente tiene que ser caro, hay objetos antiguos que no valen mucho y que son relativamente baratos». Como ejemplo de lo que entre hoy y mañana sale a la puja, y al margen de los ya referidos mantones y mantillas, pone el de una porcelana de Sèvres del XIX desde 60 euros o los 1.200 de partida de un mueble de marquetería que es «una auténtica maravilla».

Pero claro, si se quiere ir a las piezas estrella sí habrá que tirar de chequera, y no sólo en el caso del ribera, porque las hay que no bajan de los 25.000 y 30.000 euros. Entre ellas una tabla del Maestro del Hijo Pródigo (artista flamenco del XVI), un cuadro de Joaquín Domínguez Bécquer y otro de Luis Tristán Escamilla, pintor del Siglo de Oro por cuya obra ya se ha interesado el Museo de Toledo. Habrá también varios lotes de pintores sevillanos del XIX, esculturas entre las que hay alguna de la escuela de Martínez Montañés o una casulla con la imagen del Cachorro de Alfonso Grosso.

A la espera de ver cómo se desarrollan estos dos días de subasta, Isbilya ya trabaja en la siguiente, que será en diciembre y en la que se va a apostar más por el arte contemporáneo. «Pero aquí estamos abiertos a todo lo que supere los 75 años de antigüedad», apostilla.

  • 1