Cultura

"Si un solo niño canta una canción nuestra, nos sentimos orgullosos"

El guitarrista José Luis Montón y la educadora Teresa del Pozo presentan Flamenco Kids, un disco destinado a acercar el flamenco a los niños. 

el 13 nov 2009 / 13:00 h.

José Luis Montón y Teresa Florido, autores de Flamenco Kids.

José Luis Montón y Teresa del Pozo acaban de publicar el primer disco de flamenco para niños y en apenas un mes de vida, se está convirtiendo en todo un éxito. Flamenco Kids es el nombre de un proyecto que surgió "de casualidad" y que el sábado 14 se podrá escuchar en directo en Sevilla en la FNAC a partir de las 18.00 horas.

La idea surgió de forma natural. Teresa es educadora, por lo que tenía muchos personajes inventados para enseñar en el colegio cosas básicas como los colores, el abecedario o tratar problemas de autoestima. Ella escribió las canciones y José Luis les puso la música. Pero como era inevitable, "yo soy flamenco, y salió un disco flamenco". Sin embargo, que el público sea infantil no significa que la calidad haya bajado en ningún momento. De hecho, aunque las letras sí están adaptadas a los niños, José Luis defiende que "la música está tratada con toda seriedad, no es un trabajo light, aunque sí descargado de artificios para no cansar al oyente". 

El resultado ha sido una auténtica sorpresa. "Niños que se aprenden las canciones, que las tararean, las bailan... no nos lo esperábamos en ningún momento". Y es que el proyecto nació sin pretensión ninguna, "de hecho, aún nos está costando dinero" dicen. "No entramos en el mercado de la competencia, para nosotros la mayor recompesa y orgullo es escuchar a un niño cantar nuestras canciones, se me caen las lágrimas" explica Teresa.  "Los niños son un público muy crítico, el reto es muy alto pero lo estamos alcanzando". La clave, según afirman, es que el flamenco no hay que imponerlo como música, "hay que ir acercando a los pequeños poco a poco, ir familiarizándolos y llega un día que te sorprenden y te piden escuchar el disco".  

La prueba de esta acogida la vivieron hace escasos días en la presentación del disco en Madrid, donde José Luis y Teresa pudieron ver a los "niños embobados, sin perder la atención, bailando las canciones. Fue maravilloso ver como un pequeño se acercaba gateando al escenario, en lugar de darse la vuelta asustado por el ruido de los altavoces".  

Larga elaboración. Han tardado dos años en hacerlo, pero afirman sin duda que es el disco que "siempre quisimos hacer, y eso que nunca tuvimos pretensión de hacer algo así". Los detalles han estado cuidados al máximo: desde las letras de las canciones al diseño del CD, pasando por cada una de las ilustraciones de los personajes que protagonizan las canciones o las colaboraciones. De hecho, según explica José Luis, "cuando terminé de escribir una canción, pensé en un guitarrista brasileño que sería idóneo para tocarla conmigo. Esperé seis meses, cuando pudo venir a España para grabarla con él". Esa "paciencia, espera, cariño y amor que hemos entregado a la hora de realizar el disco", no ha caído en saco roto: "la mayor recompensa es ver cómo los niños, y los no tan niños, reciben todo el amor que hemos puesto en el proyecto".

"El camaleón daltónico", "El camarón opaco" o "La urta mellada" son sólo algunos de los diez cortes de Flamenco Kids. Si tuvieran que elegir entre uno de ellos, se muestran incapaces. "Cada uno tiene una historia, un proceso, una dedicación. Es imposible elegir, todos son parte de nosotros, y cada uno tiene mil anécdotas en su proceso de elaboración. para nosotros todos son especiales". Y es que cada uno de los diez temas tienen un universo diferente, aunque todos tengan un mismo hilo conductor. 

Pero el proyecto Flamenco Kids no queda aquí. "Habrá que ampliar la pandilla - con un nuevo disco-, porque son muchos amigos los que no están en este proyecto". Sin embargo, habrá que esperar,"vamos a dejarlo crecer, no vaya a ser que se ponga celoso".

  • 1