Deportes

Siempre a remolque y sin gol

El Betis lleva jugadas 18 horas de Liga y sólo en 57 minutos ha ido por delante en el marcador. Las 17 horas restantes ha ido perdiendo o empatando: en 8 de los 12 partidos el rival le ha marcado primero y en las primeras partes sólo ha hecho un gol.

el 14 sep 2009 / 20:20 h.

El Betis lleva jugadas 18 horas de Liga y sólo en 57 minutos ha ido por delante en el marcador. Las 17 horas restantes ha ido perdiendo o empatando: en 8 de los 12 partidos el rival le ha marcado primero y en las primeras partes sólo ha hecho un gol. Lógico que esté en posición de descenso.

En los doce partidos de Liga disputados el Betis sólo ha sido capaz de marcar un gol en las primeras partes (el de Nano en Huelva, en la primera jornada, al filo del descanso), de ahí que viva siempre angustiado y a remolque.

Héctor Cúper clamaba en su última rueda de prensa por liberar a sus jugadores de esa angustia con la que afrontan los partidos, que les atenaza para desplegar su juego. Para ello será necesario que se pongan las pilas desde el inicio y mejoren su rendimiento en las primeras partes, donde sólo han sido capaces de marcar un gol, y fue a finales de agosto, en la primera jornada. Y desde entonces no es que haya llovido mucho, que no ha llovido, pero han transcurrido ya once partidos, demasiados.

Ese nulo rendimiento ofensivo en los primeros 45 minutos ha provocado que el Betis haya empezado perdiendo 8 de sus 12 partidos (el 66,6% del total). Y empezar perdiendo suele ser sinónimo de derrota -a lo sumo empate-, en la mayoría de los casos, aunque en el último partido ante el Zaragoza los verdiblancos lograron completar una remontada agónica en el último suspiro que no se producía desde el 2-1 al Valencia a comienzos de año.

Esa remontada ante los maños sitúa al Betis en el grupo de equipos que han sido capaces de remontar al menos una vez para ganar, algo de lo que no pueden presumir ni el mismísimo FC Barcelona (no ganó ninguna de las 3 veces que empezó perdiendo), ni el Atlético (2 veces le pasó), ni Zaragoza (5), Racing (3), Deportivo (7), Getafe (5), Murcia (6), Almería (7), Athletic (4) y Levante (10). Un dato que da buena idea de la importancia que tiene empezar ganando, aspecto en el que Real Madrid y Barcelona (7 ve- ces), Sevilla (4), Murcia (3), Osasuna (2) y hasta el desahuciado Levante (1) se muestran infalibles, pues siempre que marcaron el primer gol acabaron sumando los tres puntos en disputa.

En lo que va de Liga (12 partidos, 1.080 minutos), el Betis sólo ha ido por delante en el marcador 32 minutos ante el Mallorca (el 1-0 llegó en el 58'), 24 ante el Racing (hizo el 1-0 en el 62' y encajó el empate en el 86') y 1 ante el Zaragoza (Pavone marcó en el 91'), lo que no llega a la hora de juego, las 17 restantes, siempre ha ido empatando o perdiendo.

El Betis no está transmitiendo buenas sensaciones ni a nivel ofensivo -eso ya se veía venir- ni en el plano defensivo, donde Cúper ha sido incapaz, hasta la fecha, de conseguir que su equipo dé las prestaciones que había conseguido en los otros que había dirigido con anterioridad, casos de Valencia, Mallorca o Inter.

Un dato que refleja el escaso nivel defensivo del Betis es que se trata del equipo que más remates en contra ha recibido de todo el Campeonato, un total de 188 (15,67 por partido), casi el doble de los que reciben el Sevilla FC (8,45 por partido), el FC Barcelona (8,42) o el mismo Murcia de Lucas Alcaraz (8,00).

El Betis también lidera la estadística de remates recibidos a balón parado (38) y de remates recibidos de falta directa( 21), lo que da buena muestra de los desajustes defensivos del sistema y los apuros en los que se ven en casi todos los partidos los jugadores béticos, obligados a realizar faltas peligrosas en las cercanías del área que los rivales están sabiendo explotar. El Betis, junto al Sevilla, es el equipo que más goles ha encajado (4) a balón parado, 3 de ellos de falta directa (2 de Ronaldinho y 1 de D'Alesssandro).

El buen nivel que está mostrando el meta Ricardo, que pese a sus errores puntuales está sumando bastante más que restando bajo los tres palos, ha permitido que los verdiblancos no se hayan descolgado de forma alarmante en la clasificación gracias a sus brillantes intervenciones en los partidos ante el Athletic, Murcia, Racing o Recre.

Si a los desajustes y endeblez defensiva unimos el escaso porcentaje de acierto a gol en ataque (sólo un 6% de los remates acaban en gol) encontraremos dos poderosas razones para explicar el pobrísimo rendimiento que ha dado el Betis en este primer tercio liguero que está a punto de completarse, un parcial que en estos momentos no empeora el realizado la pasada campaña bajo la dirección de Irureta gracias al angustioso triunfo de la última jornada ante el Zaragoza, un triunfo que llegó gracias al acierto del criticado Mariano Pavone, el único delantero/delantero que hay en el plantel y al que Cúper había retirado la confianza tras los primeros partidos de Liga.

A pesar de sus carencias técnicas, Pavone presenta mejores estadísticas que todos sus compañeros de ataque, con un 22% de porcentaje de acierto a gol (2 goles con 9 remates), muy por encima del que ofrecen Sobis (8%, tres goles con 39 remates), Edu (7%, un gol en 14 remates), Xisco (14%, 2 goles en 14 remates) o Fernando (17%, un gol en 6 remates). Otro delantero como José Mari, que lleva jugados 139 minutos, sólo ha rematado en una ocasión y ni siquiera entre los tres palos.

Otro dato preocupante: el Betis es el equipo de la Liga que menos puntos ha sumado en los partidos disputados contra los diez últimos, los de su Liga: jugó cinco y no ganó ninguno, empató tres (Murcia, Recre y Athletic) y perdió dos (Dépor y Osasuna). El Racing de Marcelino ya ha sumado 17 puntos contra los de abajo (5 victorias, 2 empates, 0 derrotas) y el Valencia ha sumado 21 de sus 24 puntos en los siete partidos (siete victorias) disputados contra los diez últimos. Los verdiblancos visitan ahora al colista Levante en lo que se presume como un partido clave para confirmar la resurrección bética.

  • 1