Cofradías

«Siempre he querido salir de nazareno con mi padre»

Esta sevillana de 37 años verá hoy cumplido su sueño de salir de nazarena en la Hermandad de las Penas.

el 28 mar 2010 / 21:35 h.

Inmaculada Molina ante el Señor de las Penas de San Vicente.

Como "una niña con zapatos nuevos" se siente esta nazarena de estreno, Inmaculada Molina. Ella fue una de las hermanas que se levantó a jurar las reglas en la Función de hace un año: "No entendía que fuéramos simples espectadoras porque así lo decía la tradición", subraya esta joven de 37 años que vestirá la túnica gracias al denominado Informe Teodoro, que daba por derogadas las reglas de la hermandad de Las Penas de San Vicente y apuntaba varias recomendaciones para aprobar las nuevas, entre ellas la plena equiparación de derechos entre hombres y mujeres a la hora de realizar estación de penitencia. El pronunciamiento del entonces delegado de Asuntos Jurídicos abrió las puertas a las nazarenas en esta corporación.

Lejos de imaginar có¬mo será su Lunes Santo, Inmaculada sólo está segura de una cosa, será "un día de nervios". "No sé si me dará por reír o llorar, lo que sí sé es que por fin saldré de casa vestida de nazareno con mi padre. Tenía unas ganas...", señala con una sonrisa.

Para ello ha tenido que esperar varios años y hasta soportar algunas críticas por manifestar públicamente su deseo de enfundarse el capirote:"Me decían, pues hazte hermana de otra. No. Yo quería salir en mi hermandad", en aquella que de pequeña veía salir de la mano de sus padres, la que le ha visto crecer en¬tre noches de Cuaresma, montajes de pasos y carreras por el templo.
Y es que su amor por Las Penas de San Vicente es genético: "Es lo que siempre he visto en mi casa. Mi padre [por Rafael Molina] ha sido miembro de junta. Nos hemos criado aquí, con Las Penas", aclara señalando al céntrico templo.

Inmaculada lleva me¬ses preparando su puesta de largo, cuidándolo todo al más mínimo detalle: camisa blanca, escudo, túnica, esparto... Estos días ha tomado nota de los consejos que le dan familiares y amigos: "Me dicen que me coloque bien el cinturón de esparto, que tenga cuidado con el capirote..."

Por más que lo diga en su papeleta (Cirio Virgen), Inmaculada no termina de creérselo: "Se me va a hacer muy raro estar dentro de la parroquia, vestida de nazarena y escuchando la marcha Jesús de las Penas". Seguro que a ella y a más de uno se le escapará alguna lágrima... Buena estación.


-->--> -->

  • 1