lunes, 10 diciembre 2018
20:32
, última actualización
Deportes

Siempre tuyos, Freddy Kanouté

El franco-malí se despide del Sánchez-Pizjuán dejando la sensación de que es posible otro tipo de futbolista que vaya mucho más allá del tatuaje, la gorrita y los videojuegos.

el 05 may 2012 / 23:27 h.

Querido Kanouté, llegaste hace ya casi siete años y, sinceramente, pocos te conocían. Desde tu primer partido en el Sánchez-Pizjuán, el amistoso de presentación de la 2005/06 ante el Celta de Vigo, te metiste al sevillismo en el bolsillo desde el minuto uno. Fue con uno de tus maravillosos y únicos controles de pecho. Aquel día destapaste sólo un poco del enorme tarro de las esencias que has mostrado al mundo del fútbol vistiendo la camiseta del Sevilla durante siete temporadas. Una eternidad para los tiempos que corren en el fútbol. Siempre fuiste el que mejor centraba del equipo y casi siempre el que más marcaba, al final, bajaste al centro del campo y organizabas como nadie y, desde luego, has sido pieza clave a la hora de defender miles de balones aéreos que siempre encontraban tu cabeza para despejarlos.

Sería acudir al tópico hablar de tus decisivos goles en las finales, tu récord de partidos jugados y tantos marcados como futbolista extranjero o tu cuarta posición como máximo realizador de la historia del club. Pero dejas mucho más que eso. Sobre todo la sensación de que es posible otro tipo de futbolista que vaya mucho más allá del tatuaje, la gorrita y los videojuegos. Kanouté, has sido en el Sevilla un hombre capaz de todo tanto dentro como fuera del terreno de juego, y todo positivo. Conseguiste además lo más difícil: poner de acuerdo a la hinchada nervionense y despertar admiración en todos los campos en los que jugaste, incluso el de los más enconados rivales.

Aquí dejas un grupo de futbolistas casi deshecho, en estado de casi demolición y con la obligación de reconstruirse a partir de unas bases que ahora no existen. Uno de esos pilares tiene nombre. No conociste a Caparrós como técnico del Sevilla, y si se confirman los rumores él regresará cuando ya no estés. Ayer el equipo logró una victoria que sólo sirvió para que tu despedida, con gol incluido, tuviera más lustre. Pero lo importante es que se pudo disfrutar del ‘12' del Sevilla a tu espalda corriendo por el césped de Nervión por última vez. Una imagen difícil de olvidar. Siempre tuyos, Freddy.

  • 1