Local

''Siento un malestar en el profesorado más progresista con este Gobierno''

Oficialmente el curso escolar termina hoy. Para la nueva consejera de Educación, en cambio, acaba de empezar un nuevo ciclo. En los dos primeros meses se ha aprovechado de sus dotes políticas para calmar los nervios del sector de la enseñanza. 102.000 profesores y 1,6 millones de alumnos examinan su pasos.

el 16 sep 2009 / 04:35 h.

TAGS:

Oficialmente el curso escolar termina hoy. Para la nueva consejera de Educación, en cambio, acaba de empezar un nuevo ciclo. En los dos primeros meses se ha aprovechado de sus dotes políticas para calmar los nervios del sector de la enseñanza. 102.000 profesores y 1,6 millones de alumnos examinan su pasos.

-Al estrenarse Teresa Jiménez, le preguntaron 4 veces si se sentía cómoda "con el marrón de Educación". A usted aún no se lo han preguntado. ¿Es por el discurso de investidura de Griñán o porque la consejera es Mar Moreno?

-No creo que la imagen de la consejería dependa de su titular. Es cierto que para el presidente de la Junta la educación se ha convertido en una prioridad política y eso sí tendrá consecuencias. Se ha cuidado la educación en todos los gobiernos, pero nunca como ahora se había situado como prioridad de manera tan explícita, como ha hecho Griñán, que es un gran enamorado de la educación. La novedad no es tanto la consejera, como el presidente.

-¿Por qué Obras Públicas no era compatible con la secretaría de política territorial del PSOE y Educación sí?

-Yo no decido ni ir a la Ejecutiva Federal ni ser consejera ni dejar la consejería. Fue el PSOE, la dirección del partido y el presidente de la Junta quienes tomaron las decisiones. (Pausa) Bueno, eres el primero que me pregunta esto públicamente. La novedad no es que sólo yo pertenezca a la Ejecutiva Federal, es que en este gobierno esa regla se ha roto. En los gobiernos de Manolo Chaves nadie tenía responsabilidades orgánicas, en el gobierno de Griñán sí. No sólo estoy yo en la Federal, está Luis Pizarro en la Regional. Con Chaves había una regla no escrita que prefería mantenerlos separados. Son modelos distintos, ni mejor ni peor.

-¿Por qué ha dicho siempre que aparecer en las quinielas para suceder a Chaves le ha perjudicado políticamente?

-Me siento cualquier cosa menos damnificada de la política. Soy una privilegiada por formar parte del Gobierno de Andalucía y de la dirección federal del partido? no veo ningún perjuicio? En esto hay una parte de literatura, otra de leyenda urbana y una tercera parte que es un piropo. Esos son los componentes del cóctel, pero no ha sido nocivo para mi carrera política.

-¿Se echa de menos a Chaves?

-Chaves ha sido un gran presidente, sigue teniendo un papel muy importante como secretario general del PSOE andaluz, y por tanto, la gente que nos hemos relacionado con él siempre le vamos a echar de menos. Pero en el Gobierno andaluz, Pepe Griñán está ocupando muy bien ese espacio y veo un presidente al 100% de rendimiento.

-¿Le preocupa que su partido no tenga aún candidato en las principales capitales andaluzas para las municipales de 2011?

-Por ahora, no. Estoy convencida de que conectaremos con las ciudades con buenos candidatos donde aún no los tenemos. El PSOE se va a dedicar con gran intensidad a que se produzca esta conexión.

-El ministro Gabilondo y usted han retomado la idea del gran pacto educativo. ¿Puede imaginar una foto de Griñán, Arenas y Valderas firmando un pacto por la educación esta legislatura?

-Hombre, un pacto de educación entre Griñán, Arenas y Valderas sería una gran foto... si se produjera. Si bien es cierto, y me interesa resaltarlo, ya se produjo un gran pacto en torno a la Ley de Educación Andaluza (LEA), por eso invitamos al PP a sumarse al desarrollo de la ley, no a sustituir el pacto que existe. No creo que nadie espere una sintonía 100% entre PP y PSOE en materia educativa, pero sí se nos debe exigir ser capaces de cerrar acuerdos en temas sensibles.

-¿Tan distinta es la escuela que defienden PP, PSOE e IU?

-La de IU y PSOE se parecen más, y la del PP está más distante. La distancia se puede referir a aspectos más ideológicos de la educación. Que se choque en Educación para la Ciudadanía, en enseñanza religiosa o en algún enfoque de la concertada entra dentro de la lógica ideológica de los partidos. Hay muchos aspectos importantes que no están marcados por la ideología de partido: rendimiento, estatus del profesorado, el papel de la familia y de los medios en la educación...

-Gabilondo llevaba un mes en el ministerio y ya había pedido un aumento del gasto en Educación a Zapatero. ¿Usted ve necesario un aumento al margen de la memoria económica de la LEA?

-La memoria económica de la LEA [1.175 millones de euros] se calculó en un momento de bonanza económica, y merece la pena mantenerla. Supondría un avance presupuestario enorme con respecto al pasado. Estaría satisfecha con el mantenimiento de esa memoria.

-"No es tan necesario gastar más, como gastar mejor". ¿Por dónde ahora está perdiendo Educación dinero tontamente?

-Educación no es un área de gobierno de grandes cifras. El gasto siempre está muy ajustado al capítulo uno, el profesorado, y nuestro capítulo de inversiones es menor en proporción a otros. Yo no hablo de grandes sumas económicas, porque no se presta la configuración presupuestaria de la consejería. Educación es un área de detalle. Aquí no hacemos grandes inversiones como en Obras Públicas. A veces arreglar el marco de una ventana puede ser el problema más importante de una escuela. Educación está compuesta de muchas micropolíticas, y cuanto más nos peguemos a la piel de los centros, gastaremos mejor. La política educativa es tan de detalle que resulta difícil diseñar la educación desde Torretriana, sobre todo la prioridad de gasto.

-Pensaba en los más de 100 millones de euros que gastaron el año pasado para cubrir las bajas de profesores. ¿No es excesivo?

-Sobre las sustituciones tenemos que ser capaces de articular un mecanismo más eficaz. No se trata sólo de presupuesto, sino de organización. De ahí que queramos vincular las sustituciones a los nuevos Reglamentos de Organización de Centros (ROC), para que haya más autonomía y la decisión dependa de los centros. Pero como el ROC no va a empezar a funcionar hasta el 2010/2011? queremos avanzar el próximo curso un nuevo sistema que mejore las sustituciones.

-¿Al margen del reglamento?

-Si hace falta haremos un ensayo para cambiar el modelo de sustituciones para cubrir las bajas de profesores, un programa piloto, aunque luego se discuta con más sosiego en los foros del ROC. Las sustituciones del profesorado tienen que ser más ágiles y tienen que serlo ya, no puede esperar otro curso más.

-¿Y tienen alguna idea de cómo lo van a hacer?

-Estamos en ello. Buscaremos otra fórmula a partir de septiembre.

-Ha dicho que con el actual modelo de financiación autonómica algunas comunidades están infrafinanciadas en educación. ¿Es el caso de Andalucía?

-Andalucía está muy ajustada, prácticamente en el punto medio entre las comunidades infrafinanciadas y las sobrefinanciadas.

-¿Qué va a aportar el nuevo sistema de financiación autonómica al gasto educativo y social?

-La nueva financiación nos va a beneficiar muchísimo. Hemos propuesto que uno de los factores de ponderación que influya en el reparto, aparte de la población, sea la población de menores de 18 años, y nosotros tenemos más jóvenes que otras comunidades. Para Andalucía es importante que ese criterio prospere porque va a mejorar la financiación de la educación.

Lea entrevista completa en la edición de hoy de El Correo de Andalucía

  • 1