Economía

Sierpes es la joya de Cajasol

Es el edificio que más vale de Cajasol, y más incluso que su sede social, la de la Plaza de San Francisco. 37,83 millones frente a 28,2 millones, y ambos forman parte de los 244,5 millones de euros de cartera de inmuebles que aportó San Fernando a la fusión. Foto: Javier Cuesta.

el 15 sep 2009 / 04:45 h.

Era una antigua cárcel en Sierpes y ahora, el edificio que más vale de Cajasol, y más incluso que su sede social, en la Plaza de San Francisco. 37,83 millones frente a 28,2 millones, y ambos forman parte de los 244,5 millones de euros de cartera de inmuebles que aportó San Fernando a la fusión.

Tres enclaves neurálgicos posee Cajasol en Sevilla: su sede central, ubicada en la Plaza de San Francisco, el inmueble de la antigua Caja San Fernando en Sierpes y el domicilio social de la extinta El Monte en Villasís. Los dos primeros son los que más valen, según revelan datos internos de la entidad financiera presidida por Antonio Pulido. Son las joyas de su corona inmobiliaria.

Al producirse la fusión por la que se gestó Cajasol, San Fernando aportó una cartera de inmuebles -red de oficinas y sedes tanto de la caja de ahorros como de su obra social- valorada en 244,5 millones de euros. De esta cuantía, el inmueble de la calle Sierpes, que hace esquina con la Plaza de San Francisco -durante siglos, la cárcel real-, absorbía 37,83 millones de euros, un importe superior incluso al también histórico edificio (la antigua Real Audiencia de Sevilla) que ocupa la sede central y social, con 28,2 millones.

En el que es su primer balance auditado como entidad fusionada, Cajasol detalla los inmuebles de San Fernando -no así los de El Monte, pues, a efectos contables, ésta integró las cuentas de aquélla-, siendo los mencionados los que arrojaron un mayor valor de tasación, junto con otros repartidos por Sevilla capital, Jerez de la Frontera y Madrid, aunque ninguno de ellos alcanza los 7 millones de euros.

Aunque no concreta la cuantía de los edificios de El Monte, una aproximación habría si nos atenemos a la partida que, en el balance, aparece como activo material. En él, figuran activos de uso propio por valor de 485,84 millones de euros. Se desprende, pues, que la cartera de inmuebles de la entidad absorbente era similar -y no mayor- a la de San Fernando, pues ascendería a alrededor de 240 millones de euros. Y sus edificios principales, el de Villasís, el antiguo teatro Álvarez Quintero en la calle Laraña y hoy sede de la Fundación y el sito en la calle Zaragoza.

venta y alquiler. La tasación de esos activos no es baladí. De hecho, los céntricos inmuebles de Cajasol en Sevilla se revelan de especial trascendencia a la hora se sufragar parte de la inversión para construir el rascacielos proyectado en Puerto Triana, al que se trasladarán los servicios centrales de la entidad -no la sede social, que mantendrá su ubicación actual, según ha manifestado la propia caja de ahorros-.

No en vano, Antonio Pulido, reconocía en octubre pasado que algunos de los inmuebles se venderían y otros se alquilarían, sin revelar más detalles al respecto porque los planes aún no estaban perfilados.

El rascacielos, diseñado por el arquitecto César Pelli y cuyas obras aún ni siquiera han empezado, posee un presupuesto global de 270 millones de euros, y la entidad sevillana ha admitido que tendrá que buscar financiación externa para acometerlo, así como destinar parte del mismo a oficinas y establecimientos comerciales de terceros -que le reportarían, por tanto, ingresos por arrendamientos-.

Al cierre de 2007, Cajasol tenía una plantilla formada por 4.422 trabajadores fijos, 332 eventuales y 141 interinos, después de que en el conjunto de ese ejercicio se prejubilaran 123 personas. Esa fuerza laboral se distribuía entre 810 sucursales, de ellas 752 en la comunidad andaluza y 376, en la provincia de Sevilla.

  • 1