Local

Siete de cada 10 alumnos de ESO acude a la huelga contra los recortes educativos

El Gobierno andaluz respalda las movilizaciones estudiantiles y acusa al ministro José Ignacio Wert de "destrozar la enseñanza pública".

el 16 oct 2012 / 20:05 h.

TAGS:

-->-->-->

La primera huelga de estudiantes de enseñanzas medias convocada a escala nacional tuvo ayer un seguimiento del 70% en los institutos andaluces. La respuesta de los alumnos contra la reforma educativa del Gobierno y contra los recortes aprobados por el Ministerio de Educación fue más contundente que cualquiera de las movilizaciones que han organizado los sindicatos de profesores por el mismo motivo. Las movilizaciones estudiantiles superaron incluso ese 70% en Sevilla, y en las provincias de Granada y Málaga. Fue la Consejería de Educación, a partir de datos aportados por el servicio de inspección educativa, la que ofreció ayer el dato de seguimiento más alto que una administración ha ofrecido nunca sobre una huelga en la escuela: siete de cada diez alumnos andaluces de 3o y 4o de ESO, FP y Bachillerato no asistieron a clase. Los institutos sólo fueron ocupados en el primer ciclo. La Asociación Andaluza de Directores de Secundaria (Adián) preveía que el seguimiento sería masivo, porque para sumarse a las movilizaciones los alumnos de la ESO menores de edad han tenido que presentar un justificante de inasistencia. El Sindicato de Estudiantes, convocante de la protesta, estimó el seguimiento de la huelga por lo alto (80% o 90%), y el Ministerio de Educación lo hizo por lo bajo (20%), usando los datos aportados por las comunidades autónomas.

El dato del respaldo a las protestas estudiantiles en Andalucía contrasta con el registrado en otras comunidades gobernadas por el PP, como Madrid, Valencia y Castilla-La Mancha, donde el seguimiento de la huelga se tachó de "ligero", "moderado", "pobre" y "normal". El Ejecutivo andaluz, que se ha mostrado abiertamente en contra de la reforma educativa y que ha elevado un recurso ante el Tribunal Constitucional contra las medidas de ahorro en el ámbito escolar, se alineó con las movilizaciones estudiantiles. "Hay motivos más que sobrados para la protesta. El Gobierno está destrozando la educación pública y un valor fundamental como el de la igualdad de oportunidades", dijo el portavoz de la Junta, Miguel Ángel Vázquez.

La huelga continúa hoy y mañana. El jueves se sumará la Confederación de Padres de Alumnos de la Escuela Pública (Codapa), que representa a 2.700 asociaciones de padres en Andalucía. Codapa ha hecho un llamamiento a las familias para que vacíen los colegios de Infantil y Primaria, dejando a sus hijos en casa para defender el derecho a una educación en igualdad. Los sindicatos CCOO, UGT, CGT y Ustea se han sumado a las protestas.

¿Cómo se ha gestado la huelga? Ayer en Sevilla hubo una concentración de 300 jóvenes -entre universitarios y alumnos de instituto- en la plaza de la Encarnación. Portaban pancartas de protesta, dibujos del presidente Mariano Rajoy con tijeras en lugar de manos, y caricaturas del ministro José Ignacio Wert chupándole la sangre a unos niños. El grito más repetido cargó contra Wert, exigiéndole su "dimisión" por "promover el desmantelamiento de la escuela pública" y por "insultar a estudiantes y padres de alumnos por hacer uso del derecho a manifestarse". El lunes, el ministro calificó la huelga de "extremista y antisistema", y acusó a las asociaciones de padres de "irresponsables" por apoyar la protesta.

Pero la verdadera incidencia ayer estaba en las aulas vacías de los institutos sevillanos. Para conseguir eso, el Sindicato de Estudiantes organizó hace un mes una campaña informativa. Los portavoces del sindicato, en su mayoría universitarios, se pusieron en contacto con los delegados de clase en los centros de Secundaria, FP y Bachillerato. Estos convocaron asambleas para informar a los alumnos, y ahí se votó acudir a la huelga. Ayer los jóvenes organizaron comités de huelga por los barrios de Sevilla. Cada grupo formó "piquetes" en la puerta de los institutos para repartir información a padres y vecinos sobre los recortes del Ministerio, que afectarán al presupuesto para becas, al número de profesores, al precio de los servicios educativos, a las tasas universitarias... "También pedimos a la Junta que no se resigne. Votamos a dos partidos de izquierda y queremos que se comporten como tal", dijo Laura Calderón, portavoz del sindicato en Sevilla.

  • 1