Local

Siete de cada diez andaluces desea un cambio de Gobierno

El 61% siente que el PP ganará las autonómicas, y sólo el 16,7% cree que será el PSOE, según el barómetro del IESA.

el 30 nov 2011 / 11:01 h.

TAGS:

El último barómetro de opinión pública de Andalucía realizado por el Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA), presentado esta mañana, viene a confirmar que en el último año y medio la distancia que ha sacado el PP al PSOE en intención de voto no ha hecho más que crecer.

El sondeo refleja una diferencia de 10,4 puntos en intención de voto estimada (eliminando abstención y votos nulos) y de 9 puntos en intención directa de voto, lo que arrojaría una mayoría absoluta de los populares si las autonómicas se hubiera celebrado en octubre (cuando se realizó la encuesta). En intención de voto directa el PSOE obtendría un 36% de escrutinio y el PP un 46,4%. Respecto a las autonómicas de 2008, los socialistas habrían perdido 12,9 puntos, y los populares habrían sumado 7,5. IU obtendría un 8,1% y UPyD estaría en disposición de entrar en el Parlamento con un 3,2% del escrutinio. También el PA, con un 2,8%, estaría al borde del 3%, que es la cota mínima para obtener representación parlamentaria.

El problema de este sondeo, como ha apuntado el director del IESA , Eduardo Moyano, es que las encuestas se realizaron entre la última semana de septiembre y la primera de octubre, antes de que empezase la campaña electoral de las generales y de conocer los resultados que han dado la victoria absoluta a Mariano Rajoy. Esos dos factores, más los cuatro meses que faltan hasta las autonómicas, son determinantes en la intención de voto, sin embargo no están reflejados en la encuesta porque los patrocinadores se negaron a que el sondeo anual se prorrogase hasta después de las generales.

Por tanto, más que las estimaciones de voto, cabe resaltar del barómetro presentado hoy los aspectos más cualitativos de la encuesta, que toman el pulso de la sociedad respecto a la gestión política, la situación económica y las expectativas de cambio de gobierno. En este sentido, hay tres datos lapidarios en la encuesta, que el propio director del IESA considera más importantes que la conclusión sobre la intención de voto. En primer lugar, el deseo de que produzca un cambio de Gobierno en Andalucía, que comparte el 72,8% de la sociedad andaluza. El 35% quiere que la responsabilidad del cambio recaiga en el PP, mientras que el 26,8% espera que lo siga haciendo el PSOE. Por último, el 61,7% de los encuestados (3.682 andaluces) está seguro de que el PP ganará las autonómicas, y sólo el 16,9% prevé que ganen los socialistas.

En cuanto a la valoración de los líderes, también es significativo que Javier Arenas (PP) adelante a José Antonio Griñán (PSOE) en tres de los parámetros más importantes para comparar ambos perfiles. Arenas saca 6,2 puntos de diferencia a Griñán como el político más capacitado para resolver los problemas económicos de Andalucía, ocho puntos de distancia respecto a la capacidad para pilotar el cambio político y otros ocho puntos sobre la autoridad que tienen dentro de su partido.

En otras variables, como la honestidad o la capacidad de diálogo, donde el socialista solía aventajar mucho al popular, ahora están más o menos equilibrados. La nota que le ponen los ciudadanos es, sin embargo, similar: ambos obtienen un suspenso (4,5). Diego Valderas, de IU, tendría un 4,1, y la única aprobada sería Rosa Díez, de UPyD, con un 5,4, aunque no se presenta a las autonómicas como cabeza de su partido.

  • 1