Local

Siete millones tras el anonimato

No se sabe quién es el agraciado del Cuponazo de la ONCE, que repartió más de 6 millones de euros el pasado viernes. La única información que se baraja es que compró el cupón en el barrio de Nervión.

el 15 sep 2009 / 16:21 h.

TAGS:

No se sabe quién es el agraciado del Cuponazo de la ONCE, que repartió más de 6 millones de euros el pasado viernes. La única información que se baraja es que compró el cupón en el barrio de Nervión. Es el primer premio que da el vendedor en cuatro años.

¿Qué haría usted si le tocara el Cuponazo? ¿Afrontaría mejor la crisis siendo previsor y guardando el dinero en la despensa, por lo que pueda pasar? ¿O se lo gastaría todo y le diría a su jefe "hasta luego" durante un buen tiempo? Pues sepa que en estos momentos hay una persona, probablemente en Sevilla, que tiene el privilegio de hacerse estas preguntas, pero contando con millones en su cuenta.

Y tendrá la suerte de no sufrir muchos quebraderos de cabeza por la crisis, después de saber que puede inyectar a su economía más de 6 millones de euros desde el pasado viernes por la tarde, si es que no lo ha hecho ya, previo cobro bancario.

El afortunado o afortunada se ha llevado exactamente 6.770.000 de euros de los 7.120.000 de euros que la ONCE ha repartido en la provincia de Sevilla durante el fin de semana, todo un pellizquito. Lo único que se sabe de esta persona es que adquirió el cupón en el barrio de Nervión. Del número 28402, al comprador, le han tocado los 35.000 euros en que consiste el primer premio del cupón, además de la serie, que también está premiada. O sea, el Cuponazo.

El cupón en cuestión pudo haberse vendido en el número 35 - centro médico la Fraternidad - de la avenida Ramón y Cajal, Sevilla 2, Viapol, la zona de La Buhaira o en el entorno de la calle Juan Antonio Cavestrany. Es la ruta que su vendedor, Miguel Ángel Camacho Garzón, hace a diario. "No sé a quien le ha tocado el premio, ¡ojalá apareciera para que yo me entere! Pudo haberlo comprado en Viapol, por aquí en Ramón y Cajal, por la discoteca Caramelo, por el pub Luisiana... Yo vendí diez cupones con el número 28402 y he dado el primer premio del cupón entero y la serie".

Sin embargo, teme que le haya tocado a alguien que no juegue a diario. "Eso es lo peor porque tiene un mes para ir al banco a cobrar el premio, y tal vez ni lo sepa. Asegura que se siente como si le hubiera tocado a él. "Me alegré mucho en cuanto me lo dijo mi madre, que sigue el sorteo por televisión. Por la noche me fui a tomar una copa poco a gusto".

Se trata del único premio que ha dado este cuponero sevillano en cuatro años trabajando para la ONCE, y que nunca olvidará. "Aunque yo no he ganado nada me quedo con la satisfacción de saber que cuando deje de vender cupones haya dado al menos un premio".

Los vecinos de Nervión le daban la enhorabuena a Miguel Ángel en el día de ayer. Otros eran más escépticos ante la noticia. "¿Que tú has dado 6 millones? Tenía que haber comprado, con lo mal que está la cosa..." Incluso muchos aprovechaban para comprarle algunos cupones.

Este cuponero, que dejó su quiosco para ser vendedor de la ONCE, presume ahora de haber dado algo más que la hora, como él dice. "En todos estos años, muchos dudaban que yo fuera a repartir algún premio. Me decían que por no dar no daba ni la hora. Ahora, esa hora se ha convertido en 6 millones".

Su peculiar forma de vender, por los bares y en calle, ha hecho que sea conocido entre los nervionenses. Y más ahora. "Yo uso mi propia cuña: ¿quieres 6 millones, 3 para otoño y 3 para invierno. O sólo para quitarte la hipoteca. Juega, son sólo dos euros cincuenta de interés, sin el Euribor".

Eso ha hecho el nuevo millonario: ha comprado, ha jugado y ha ganado. "Ya puede estar tranquilo porque ya podrá pagar su hipoteca". Pero, a día de hoy, guarda el anonimato.

  • 1