Local

Siete municipios sufren riesgo de cáncer por la contaminación de su industria

Siete de los 53 núcleos industriales más perniciosos para la salud de toda España están en Andalucía. Sus emisiones al aire suponen un riesgo "elevado" para la salud que "potencialmente" puede acabar en cáncer de pulmón y de pleura, bronquitis, asma o enfisema. Las fábricas químicas, energéticas y de metales elevan la mortandad entre su población cerca de un 15%.

el 16 sep 2009 / 07:22 h.

TAGS:

Siete de los 53 núcleos industriales más perniciosos para la salud de toda España están en Andalucía. Sus emisiones al aire suponen un riesgo "elevado" para la salud que "potencialmente" puede acabar en cáncer de pulmón y de pleura, bronquitis, asma o enfisema. Las fábricas químicas, energéticas y de metales elevan la mortandad entre su población cerca de un 15%.

Los datos proceden del estudio Calidad del aire en las ciudades. Clave de sostenibilidad urbana, elaborado por el Observatorio de la Sostenibilidad de España (OSE), un ente creado por el Ministerio de Medio Ambiente, la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid) y la Fundación Biodiversidad. Sus estadísticas indican que en España existen 53 localidades en las que la actividad industrial supone un riesgo evidente para la salud; entre ellas hay siete enclaves andaluces: San Roque, Los Barrios y Ubrique (Cádiz), Linares y Bailén (Jaén), Carboneras (Almería) y Lucena (Córdoba). Andalucía acapara, así, el 13,2% de los municipios de todo el país. Sólo el País Vasco netamente industrial, parte de Navarra, Asturias y Levante registran concentraciones de contaminantes cancerígenos similares a las de la comunidad andaluza.

En el caso de los dos primeros municipios, el informe señala que los excesos de óxido de carbono, partículas en suspensión, óxidos de nitrógeno y amoniaco -entre otras sustancias- procedentes de las industrias energéticas y químicas suponen un "riesgo" extra para que sus habitantes padezcan "cáncer de pulmón y de pleura". En Ubrique, son las industrias de la piel y los curtidos las que emiten a la atmósfera óxidos de carbono y nitrógeno y partículas de polvo, lo que genera "afecciones respiratorias tales como bronquitis y asma".

Las mismas dolencias se potencian en Linares, por culpa de su industria de transformación de metales y de la alimentaria. En Bailén, son las factorías de productos minerales no metálicos las potencialmente insanas, un factor de riesgo para el cáncer de pulmón, la bronquitis, el enfisema y el asma. En Carboneras, el mal se encuentra en la industria energética -óxidos varios, hidrocarburos aromáticos policíclicos, azufre- y su correlación en la extensión de los casos de cáncer de pulmón, y en Lucena, al fin, la fuente de insalubridad está en las manufactureras de muebles y de frío industrial, que emiten óxidos de carbono y nitrógeno más partículas, lo que causa problemas respiratorios graves.

El Ministerio de Sanidad confirmó ayer que sus estudios demuestran una "correlación más o menos directa" entre la industria con emisiones excesivas y la mala calidad de la salud de los que residen junto a las factorías. De hecho, como media, "se estima que los casos de cáncer se elevan en estas poblaciones entre un 12 y 15% a causa de la exposición constante a contaminantes".

El hecho de que en estas poblaciones el nivel de vida sea elevado, debido precisamente a la inyección económica de la industria, genera una de las mayores contrariedades ambientales que existen: "Somos más ricos, pero seguimos contaminados (...). Nuestra capacidad de generación de riqueza supera cualquier media anterior, pero se alejan de un patrón de excelencia urbana, existiendo una disociación absoluta entre el crecimiento económico y el impacto ambiental", sostiene el estudio del OSE.

Pese a que Andalucía no es precisamente el núcleo industrial de España, es la segunda región con más complejos industriales catalogados como contaminantes por el informe. Así, acapara el 15% de todas las emisiones del país, sólo superada por el 22% de media de Cataluña, precisamente la comunidad donde la industria hacía de imán hasta hace bien poco para los emigrantes del sur. En vertidos al aire, Andalucía es la segunda región que más vierte, con un 17% del total, por detrás de Aragón (34%); en el caso de los vertidos al agua de manera directa, ocupa la tercera posición, con un 17% (Cataluña 20%, País Vasco 18%) y en el de los vertidos indirectos al agua también es tercera, con un 11% (31% Cataluña y 19% País Vasco). Las sustancias más dañinas de cuantas emite son el benceno, el arsénico, el cadmio, el cromo, el plomo y el níquel.

  • 1