viernes, 14 diciembre 2018
22:09
, última actualización
Local

Siete países mantienen la pena de muerte contra los homosexuales

Activistas de Honduras, Chile, Uruguay y España analizan en el Parlamento andaluz los problemas a los que se enfrenta el colectivo y los avances logrados.

el 10 dic 2014 / 12:00 h.

TAGS:

homosexuales La celebración del día de los derechos humanos dedicado al colectivo de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT) congregó ayer en el Parlamento de Andalucía a activistas de Honduras, Chile, Uruguay y España que expusieron los problemas con los que se topa a diario este colectivo y los avances legales que han conseguido en los últimos años. Quedó más que evidente que la situación en cada país es muy diferente y la persecución que sufren estas personas es más que preocupante en algunos puntos del planeta. Un ejemplo es el caso del vecino Marruecos. Entre los ponentes de esta jornada estaba programada la participación de un refugiado político marroquí por su orientación sexual. Finalmente declinó participar en el acto para dar a conocer su situación por temor a represalias. El presidente de la Fundación Triángulo de Andalucía, Raúl del Río, expuso que todavía hay siete países en el mundo —Sudán, Arabia Saudí, Mauritania, Yemen, Irán, Somalia y Nigeria— donde existe la pena de muerte, a los que se suman otros 61 en los que ser homosexual está penado con la cárcel. Del Río indicó que la situación es mucho peor en África y Asia, en las zonas de mayoría musulmana. Admitió que en Europa se está logrando poner freno a la homofobia y se ha avanzado mucho en la aprobación de leyes por la igualdad, aunque se lamentó de que hay grandes diferencias entre unos países y otros: «España está en el top ten, pero en Bulgaria y Rusia el colectivo LGBT tiene muchos problemas». Respecto a Sudamérica, indicó que hay países que están muy adelantados como Argentina y Uruguay y otros como Honduras, donde la situación es muy complicada. De todo el colectivo los transexuales son los que están más discriminados, recalcó el presidente de la Fundación Triángulo. El director general de Políticas Sociales del Gobierno de Uruguay, Andrés Scagliola, hizo un repaso a los avances jurídicos y políticos en los derechos de la diversidad sexual. Afirmó que en 2010 este colectivo era invisible y que en poco tiempo se han hecho grandes avances como la Ley de Identidad de Género, aprobar la adopción por parte de parejas del mismo sexo y la aprobación del matrimonio igualitario. Además, explicó que a los/las transexuales, por ser los que se encuentran en peor situación, el Gobierno les da una pequeña ayuda económica –unos 30 euros al mes– para la adquisición de comida y productos de limpieza. En Chile se está avanzando, pero todavía le queda mucho para alcanzar a Uruguay. Ramón Gómez del Movimiento de Liberación Homosexual de Chile (Movilh) señaló que España es para ellos un modelo en el que fijarse para lograr sus objetivos. Manifestó que trabajaron durante muchos años hasta lograr que en 1999 se derogase la sanción de homosexualidad y luego lucharon para que se aprobase la Ley Antidiscriminatoria. También hizo un recorrido por las campaña realizadas de concienciación y admitió que han calado en la sociedad, marcando un antes y un después el asesinato de Daniel Zamudio por su orientación social, que movilizó al país. Admitió que la implicación de su familia, que denunció los hechos, fue determinante. Finalmente, la activista hondureña de derechos humanos Alejandra Zambrano se lamentó que en su país se ha sufrido un retroceso.

  • 1