Local

Siete promotoras piden ayuda a Urbanismo para casi 5.000 VPO

La Gerencia invertirá 100 millones para adelantar la urbanización o comprarles suelo.

el 17 oct 2009 / 19:01 h.

TAGS:

El desarrollo urbanístico de siete grandes bolsas de suelo de la ciudad de Sevilla: Palmas Altas Sur, Hacienda el Rosario, Valdezorras, Valdezorras-Norte, Torreblanca-Este, Buen Aire y Santa Bárbara depende de que las promotoras y el Ayuntamiento pacten fórmulas para inyectar liquidez en las empresas.

Para ello, la Gerencia de Urbanismo dispone de 100 millones de euros en lo que bautizó como Plan Impulsa. Las promotoras ya han presentado sus ofertas al Consistorio. De esta forma, se impulsaría la construcción de 4.877 viviendas con algún tipo de protección oficial.

Las firmas en cuestión son Metrovacesa, dueña de 680.000 metros cuadrados en Palmas Altas Sur (donde se podrán construir hasta 3.014 viviendas, por lo menos 1.376 de VPO); Gabriel Rojas SL, que desarrollará Hacienda del Rosario, con 2.077 pisos, de los que 901, como mínimo, serán de protección oficial; Carogar SL que prevé levantar 304 viviendas en Valdezorras, y Alarcón de la Lastra Domínguez Jerónimo, empresa que construirá en Valdezorras-Norte hasta 243 pisos, 97 de VPO.

Vallehermoso hará lo mismo en Torreblanca-Este, donde se prevén 1.260 pisos (578 de VPO), mientras que Sando y Duse (Desarrollo Urbanístico de Sevilla Este SL) tienen en sus manos el proyecto de Santa Bárbara, con 3.188 pisos (1.214 de VPO) en la primera fase.

Además, Urbanizadora del Aljarafe SL, Iniciativas Concertadas SA, Iniciativas de Bienes Inmuebles SA, Huerta Nuestra Señora de los Reyes SL y Urbanismo Concertado SA tienen previsto construir 2.180 pisos, al menos 711 de VPO, en Buen Aire. Todas estas empresas quieren participar en el Plan Impulsa municipal para obtener liquidez y cumplir las previsiones del PGOU.

Pero, ¿qué fórmulas incluye este plan? En primer lugar, los empresarios y el Consistorio podrían pactar que Urbanismo asuma la gestión de los suelos y costee toda la urbanización y su gestión. A cambio, los promotores pagarían el coste total o parcial con parcelas resultantes de ese mismo proyecto.

Otra alternativa es que la Gerencia compre todos los terrenos y asuma los gastos de gestión y urbanización. Pagaría a los promotores con parcelas o solares ya urbanizados en ese mismo proyecto o en otro solar de la Administración. Urbanismo incluso baraja pagar a los empresarios en metálico. Lo que está por ver es el precio de los suelos y si los promotores están de acuerdo con vender.

La última opción es que Emvisesa asuma los costes de gestión y urbanización de los suelos y que reciba a cambio solares en dicha promoción. En este caso, habría que pactar cuántos y cuáles solares se quedaría la empresa municipal.

Según el delegado de Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, el Plan Impulsa tiene un beneficio triple porque adelanta el crédito a los promotores en plena crisis financiera, posibilita la construcción de vivienda protegida (el Plan Municipal 2012 prevé 19.028) y aumenta el patrimonio de suelo del Ayuntamiento.

Según el delegado de Urbanismo, el Plan Impulsa es pionero en el país, de ahí su gran respaldo financiero. La empresa pública Epsa de la Junta destina 160 millones de euros para toda Andalucía para comprar suelo privado ya apto para urbanizar en 39 municipios y así construir 11.000 viviendas protegidas en tres años.

  • 1