Local

Silencio y tristeza en el homenaje en recuerdo a las víctimas en la Puerta del Sol

Han colocado una corona de laurel en la placa que recuerda a los fallecidos el 11 de marzo y las personas que ayudaron a las víctimas.

el 11 mar 2011 / 09:47 h.

TAGS:

Esperanza Aguirre en un momento del homenaje en recuerdo a las víctimas del 11-M.

El silencio y la tristeza han estado presentes este viernes en la Puerta del Sol durante el homenaje organizado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid en recuerdo de las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004, de los que se cumplen siete años.

Como en ocasiones anteriores, el cielo nublado y las bajas temperaturas han acompañado a las autoridades políticas presentes en el kilómetro cero de la capital, donde, bajo la melodía del 'Réquiem de Mozart', han rendido tributo a las 192 personas que perdieron la vida en las explosiones de los trenes de Cercanías, a los heridos y a las personas que participaron en los rescates.

Puntuales, a las 9 horas, la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, acompañados por el presidente del PP, Mariano Rajoy, y los portavoces parlamentarios de PP (David Pérez), PSOE (Maru Menéndez) e IU (Gregorio Gordo), han salido de la Real Casa de Correos para colocar una corona de laurel en la placa que recuerda a los fallecidos el 11 de marzo y las personas que ayudaron a las víctimas.

La corona ha sido portada por dos alumnos de la Academia de Policía, que, junto a las autoridades, tras situarse ante la placa, han guardado cerca de un minuto de silencio. En el homenaje permanente que se puede ver en la fachada de la Real Casa de Correos se destaca el "recuerdo a las víctimas" y el "ejemplar comportamiento del pueblo de Madrid", que, según reza, "permanecerá para siempre".

Junto a ellos han estado también, como en años anteriores, la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, María Angeles Pedraza, y la presidenta de la asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, María Angeles Domínguez, ambas con temblante serio y triste.

Al acto institucional, que ha concluido con el himno nacional, han acudido la delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcárcel; el equipo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, la presidenta de la Asamblea de Madrid, Elvira Rodríguez; el secretario general del Partido Socialista de Madrid, Tomás Gómez; diputados regionales y alcaldes de distintos municipios de la región así como los portavoces en el Ayuntamiento de Madrid, Manuel Cobo (PP), David Lucas (PSOE) y Ángel Pérez (IU).

En el 'cuadrilátero' que se forma ante la Puerta del Sol, también han acudido representantes de todos los cuerpos que atendieron y socorrieron a los afectados: Bomberos de la Comunidad de Madrid, personal de Emergencias 112 Comunidad de Madrid; Emergencias Madrid y Policía Local.

HOMENAJE EN ALCALÁ DE HENARES

Por su parte, familiares y amigos de las víctimas de los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004 se han concentrado a las 7.00 horas de la mañana en la estación de Alcalá de Henares donde han depositado un ramo de flores en el marco de la ofrenda floral que vienen realizando año tras año para recordar a las víctimas de los ataques que le costaron la vida a 191 personas y dejaron más de 1.500 heridos.

Siguiendo con la tradición de años anteriores, una veintena de personas pertenecientes a la plataforma 'Voces contra el Terrorismo' se ha congregado a las 7.00 horas en la plaza de la estación para coger un cercanías con destino Atocha, aunque en su camino han parado en las estaciones de Santa Eugenia y de El Pozo.

Entre la comitiva se encontraban Gonzalo Villamarín y Javier Gismero, ambos víctimas del 11-M, que, visiblemente emocionados, han hecho un llamamiento a que "se haga Justicia" y se sepa "lo que realmente ocurrió ese día", al tiempo que han lamentado que "todavía no existan conclusiones concretas" sobre los responsables del ataque.

"Para una víctima lo fundamental es la Justicia y vemos que ha fallado porque no sabemos el arma del crimen, no sabemos lo que es fundamental. Estos días tenemos algo de esperanza porque vemos que se empieza desde el principio a conocer qué explosivo" se utilizó en los ataques, ha aseverado Gismero tras la última ofrenda floral realizada en la calle Téllez.

Por su parte Villamarín ha recordado cómo vivió el 11 de marzo de 2004, día en que, como solía hacer habitualmente, se encontraba en Atocha para coger un trasbordo dirección Cibeles. Así ha matizado que, con el paso de los años, la iniciativa ha perdido parte de respaldo, al tiempo que ha señalado que el sentimiento de las víctimas es de "frustración".

"Al principio después de haber resultado herido siempre tenías ilusión porque se descubriese la verdad de lo que había pasado pero han transcurrido los años y nos cuentan más mentiras e intentan que no se descubra la verdad", ha señalado Villamarín en declaraciones a Europa Press Televisión.

A las víctimas les acompañaba el matrimonio formado por Felipe y Elisa, que perdieron un hijo de 24 años en la estación de El Pozo. La pareja ha explicado que tras la ofrenda, llevarán el ramo de flores al Bosque de los Ausentes.

"Nuestro hijo iba para Atocha (...). A mi me parece que ha sido el mes pasado, cada día lo llevo peor porque te das cuenta de que no va a volver nunca más"; ha señalado Elisa, mientras que Felipe ha recalcado que "el tiempo no lo cura" y que tiene recuerdos de su hijo fallecido "por todos los sitios".

Por su parte, los ciudadanos que transitaban por la madrileña estación de Atocha han afirmado recordar este día y han querido mostrar su sentimiento de condolencia a las víctimas que han colocado ramos en el monumento de homenaje antes de caminar hasta el muro de la calle Téllez donde han terminado con la ofrenda.

GRITO CONTRA EL OLVIDO

El nuevo monumento que, desde este viernes, homenajea a las 68 personas que hace siete años murieron en la estación de Cercanías de El Pozo, donde estalló una de las bombas del atentado del 11-M, es "un grito colectivo de la sociedad contra el silencio y el olvido", según ha explicado el autor del diseño, el humorista gráfico José Manuel Pérez 'Peridis'.

Acompañado por unas 300 personas entre políticos, víctimas, familiares y vecinos (y la notable ausencia de la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo), Peridis ha explicado el significado de este "monumento imperecedero" con el que, desde ahora, se recordará a los heridos y fallecidos en este barrio madrileño.

Así, el conjunto está pensado como "un espacio urbano abierto, una plaza pública que sirva como antesala de la estación y pensada para el uso y disfrute de los vecinos".

En el muro que separa este espacio del andén, como si fuera un tren, se han colocado haciendo las veces de ventanas 33 cerámicas cedidas por sendos artistas y que ya fueron utilizadas en una exposición colectiva de homenaje a las víctimas.

En medio del conjunto, como "flotando sobre una lámina de agua", se levanta un megalito longitudinal de piedra granítica compuesto por menires y trilitos que se apoya en una bandeja de acero inoxidable sobre la que se derraman, como lágrimas, las gotas que brotan de 192 canales, una por cada fallecido en la tragedia.

"Sobre la fragilidad de la vida que representa el agua se alza la piedra milenaria, que garantiza el recuerdo durante muchas generaciones", ha precisado Peridis.

Rodeando el conjunto hay un banco perimetral con un respaldo de rosas rojas que se renovarán cada año como "una ofrenda floral", mientras que la pequeña escalinata que conduce a este espacio está jalonada de laureles que "representan las coronas que adornaban la frente de los héroes de la Antigüedad".

Además, el pavimento está hecho de losas y adoquines reciclados procedentes del centro de Madrid, que han sido "transitados muchos años por miles de madrileños que se han acercado hasta El Pozo para hacer una piña con víctimas y vecinos", según Peridis.

Un jardín de hiedras y cipreses cierra la plaza incluyendo un rótulo de '11-M' que será visible desde el cielo gracias a Google Maps.

En el fondo, una placa blanca que reza: La estrella de vuestro recuerdo nos iluminará para siempre. Todos fuimos ellos, ahora están con nosotros. Con vosotros, con ellos', firmadas por asociaciones de vecinos, la Asociación 11-M Afectados por el terrorismo y la Asociación de Artistas Plásticos. Todo el conjunto estará "tenuemente iluminado" gracias a la electricidad que aportarán los paneles fotovoltaicos instalados en la cubierta de la estación.

ACOMPAÑAR EN EL RECUERDO

Peridis ha insistido además en que es "un grave error no hablar de las personas desaparecidas por temor a encender de nuevo la llama del sufrimiento" ya que "la muerte definitiva es el olvido".

"Deberíamos decir 'te acompaño en el recuerdo'. Si no recordamos y nombramos al ser querido, nuestro pudoroso silencio será más doloroso que el recuerdo aparentemente inoportuno", ha opinado.

Además, ha reconocido que "hoy será un día agridulce, amasado de alivio y sufrimiento" pero ha dicho que "empezarán a descansar al reconocer la sociedad el derecho de las víctimas a tener un monumento que los recuerde para siempre", y ha agradecido la "ejemplar colaboración institucional" que ha permitido la construcción del monumento, pagado con cargo al FEESL.

Tras las palabras de Peridis, el único que ha intervenido, las autoridades políticas han colocado una corona de laurel frente a la placa, escoltada por agentes municipales de gala, y han guardado un minuto de silencio.

Al acto han asistido el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón; los portavoces municipales, Manuel Cobo (PP), David Lucas (PSOE) y Ángel Pérez (IU); la delegada del Gobierno, Amparo Valcarce; el presidente del PP, Mariano Rajoy; y el secretario de Estado para el Deporte y candidato socialista a la Alcaldía, Jaime Lissavetzky.

Junto a la práctica totalidad de los concejales de Madrid también han asistido el coordinador general de IU-CM, Gregorio Gordo; el ex alcalde Juan Barranco, la presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza; el diputado nacional Rafael Simancas, el diputado regional José Cepeda, otros diputados autonómicos y nacionales, y senadores.

  • 1