miércoles, 12 diciembre 2018
04:42
, última actualización
Cultura

Simof cierra su edición 2012 con la vuelta al ruedo de Juana Martín

Fibes y Doble Erre, lo organizadores, cifran en 55.000 personas los asistentes, el mismo nivel que la edición del año pasado.

el 05 feb 2012 / 19:36 h.

El Salón Internacional de la Moda Flamenca (Simof) de Sevilla despidió ayer su XVIII edición con el desfile de Juana Martín, toda una carga sensual que encajó el mundo taurino en la feminidad. Hubo colas, expectativas, aplausos y faltó poco para que también orejas y rabo como premio a esta diseñadora gitana, la única andaluza que ha llegado a la Pasarela Cibeles (en 2005) y que comenzó a ser conocida cuando ganó el certamen de diseñadores de Simof 2003. 

Juana Martín. La colección Gitanas en el albero entró como un torpedo con trajes brillantes, satinados, modelos de fiesta con cascadas de volantes y adornos de los trajes de luces, o trajes de flamenca con chaquetillas de torero e incluso sus marciales hombreras.

Casi todos los pendientes eran pequeños capotes. Los colores dominantes fueron los de la tauromaquia: rojo, rosa, dorado, morado... incluso un par de modelos desfilaron con esas medias rosas de los matadores.Algún traje espectacular dejó toda la espalda al descubierto, y la modelo Eva González lució uno de ensueño con corpiño negro, de encaje transparente, sobre un traje blanco, brillante, con los hombros al aire y los característicos volantes en múltiple cascada de esta colección. Como broche final la abuela y madrina de Juana Martín, una anciana que no cabía en sí de gozo, le entregó el ramo de flores.

D’repente Lola. Su colección Romántica fue la nota urbana y cómoda de los desfiles de la jornada, pero sin renunciar a los volantes y con evocaciones de un jardín de antaño.

Creaciones MariCruz. Propuso con A caballo una vuelta a la tradición, con un enfoque que favorece el paseo ecuestre al subir los talles de los trajes.


Diseños Hermanas Serrano. Con todo el encanto de la falta de sofisticación, la colección Aires nazarenos devolvió protagonismo a los lunares.


Faly, de la Feria al Rocío. Otra revisión del clásico, pero incorporando en la colección Acuarela volantes en los puños de las mangas largas. Grandes bordados como adorno de los trajes.

Carmen Vega. La colección Presumidas y coquetas mostró todo el desparpajo que cabe en el traje de flamenca, no más largos que hasta los tobillos y casi siempre por encima de las rodillas.

Simof moda infantil. Seis diseñadores participaron en el entrañable desfile de trajes de flamenca para niñas.

Después de los desfiles, llegó la hora de hacer balance de Simof 2012. Sus organizadores, el palacio de Congresos Fibes y la agencia de moda Doble Erre, destacaron la asistencia de 55.000 personas, al igual que en 2011, lo que cubría sus expectativas.

En cifras, esto ha supuesto 1.200 trajes de flamenca sobre la pasarela en 24 desfiles profesionales y uno de noveles. En letras, una colección de diseñadores, famosos, modelos y figuras vinculadas al traje de flamenca se concentraron en plena ola polar para preparar la primavera andaluza.

¿Y más allá de la organización? Una de las periodistas gráficas que ha cubierto las 18 ediciones de Simof, Marina Bernal, expone como balance que el encuentro ha “mantenido el nivel” con “mucho esfuerzo,” no sólo por la crisis y sus dificultades, sino al haber sabido evitar aburrir después de tanto tiempo como el gran evento de moda en Andalucía.

La diseñadora Sonia Barco, de Sonia & Isabelle (Sonibel) estaba ayer desbordante de alegría con Simof 2012: “Justo después del desfile del sábado vendimos cinco trajes”, explicó, “de estos que llevan adornos de encaje de bolillos por el cuerpo y volantes en las mangas”. Añade que ésa es la tendencia que despunta. También ha supuesto Simof 2012 más de lo que se esperaba a Ana Eugenia Moreno, modelo de 19 años: “Mi ilusión era desfilar en Simof y ya se ha cumplido”.

  • 1